Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernández-Tapias optará a presidir el PP de Vigo

Solo podrán votar los afiliados al corriente de pago en las cuotas a fecha del 20 de julio

Marta Fernández-Tapias, en una foto de archivo

La candidatura encabezada por Javier Guerra a la presidencia del Partido Popular de Vigo ha espoleado, con escasas 24 horas de diferencia, la reacción de Marta Fernández-Tapias. La delegada de la Xunta en la ciudad (Vigo, 1974) concurrirá en un proceso electoral que pondrá fin a más de dos años de interinidad en la formación, que en los últimos comicios municipales apenas cosechó cuatro actas y el 13,7% de los votos. Será este domingo cuando, en un acto con militantes en Vigo, presentará oficialmente su candidatura. Una decisión que ya en las últimas semanas había evidenciado en encuentros con simpatizantes. “Lo que sí noto es que la militancia, los militantes lo dicen continuamente, que hace falta una renovación, que hace falta regenerar [...] En el PP no sobra nadie y tampoco nadie es imprescindible”, expuso, en una entrevista con FARO publicada el 22 de septiembre, sobre la situación que encara la formación. 

Entonces optó por no dar un paso al frente hasta que no se hubiese convocado el proceso electoral. Fue el miércoles cuando se abrió la espita, con la decisión de la ejecutiva provincial de convocar a la militancia para el 18 de diciembre. Una vez más, no habrá candidatura de unidad; los populares escogerán entre el proyecto de Guerra, bautizado ya como Vigo nos une, y el de Fernández-Tapias.

El primero se ha armado con buena parte de los primeros espadas del partido en la ciudad, respaldado por Elena Muñoz (senadora), Diego Gago (diputado) y los concejales Teresa Egerique, Alfonso Marnotes, Jesús Marco y Patricia López. “Lo que hacemos es asumir la responsabilidad de lo que nos piden los militantes y la dirección del partido. La división es peor para el PP y para Vigo”, valoró Gago, cuando FARO publicó en primicia esta alianza. Fernández-Tapias cuenta, por su parte, con el respaldo de la dirección del partido provincial, que preside Alfonso Rueda. Fue el también número dos de Alberto Núñez Feijóo en la Xunta quien la aupó, en septiembre, a una de las vicesecretarías del PP provincial.

Cisma

La carrera a la presidencia de los populares de Vigo no ha arrancado con las espadas guardadas. Todo lo contrario.

Solo los militantes al corriente de pago en las cuotas podrán acudir a depositar su voto, tal y como se fijó el miércoles en Pontevedra. No es baladí, habida cuenta de que solo uno de cada cuatro militantes (son en torno a 5.000) están al día. Aquí el gran problema. La comisión organizadora del XIII Congreso del PP de Vigo ha establecido que únicamente podrán votar los que hubiesen pagado sus cuotas a fecha del 20 de julio de este año, cuando se celebró el congreso provincial (el de ámbito superior, como establece el artículo 3.6 del Reglamento Marco de Congreso del Partido Popular). En respuesta a esto, el propio Guerra llamó este sábado, a través de las páginas de FARO, a que los militantes pagasen las cuotas, porque así podrían ser electores. Pero no.

Este sábado, a última hora, la comisión que organiza este congreso aclaró su decisión a través de un duro comunicado. “No existe un proceso de regularización de pago de cuotas de afiliado. En caso de existir algún error, se analizará de forma individualizada y la comisión organizadora tomará una decisión”. En román paladino: “Dicho censo está compuesto por los afiliados de pleno derecho que no estén suspendidos de militancia y que estén al corriente del pago de las cuotas a fecha 20 de julio de 2021”. Más aún, hizo un llamamiento a que dejen de difundirse “falsas informaciones sobre el proceso de participación y suplantando las funciones de la comisión organizadora”, bajo apercibimiento de iniciar “las acciones pertinentes ante los órganos competentes”.

Compartir el artículo

stats