Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marta Fernández-Tapias Delegada de la Xunta en Vigo y vicesecretaria del PP provincial

“Los militantes del PP dicen que hace falta renovación; hay que recuperar terreno”

La delegada de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias. R. Grobas

“En el partido no sobra nadie y tampoco nadie es imprescindible. Hay que ensanchar la base, sumar gente nueva que nos aporte todo lo que hace falta para ser alternativa”

decoration

En cuestión de días Marta Fernández-Tapias (Vigo, 1974) ha podido descorchar el champán en dos ocasiones. La primera, hace apenas una semana, cuando Alfonso Rueda le asignó una de las vicesecretarías del PP provincial, lo que la coloca en el núcleo duro de los populares en Pontevedra. La segunda, ayer mismo, para celebrar su primer año al frente de la delegación de la Xunta en Vigo, cargo en el que ha adquirido visibilidad en el ruedo local a golpe de actos institucionales del Ejecutivo gallego y agenda pública. Aunque insiste en que no toca hablar de candidaturas –ni a nivel orgánico, en el PP; ni tampoco en clave municipal–, en el horizonte asoman dos citas de calado: el congreso local de los populares en Vigo, del que debería salir la nueva presidencia; y, más allá, las elecciones de 2023, que de momento solo tienen un aspirante confirmado: el socialista Abel Caballero, quien ha asegurado ya su intención de extender su etapa de gobierno. Por lo pronto, Fernández-Tapias no revela cuáles son sus planes para el cónclave popular. No confirma. Ni descarta.

–A modo de balance: ¿Tras un año al frente de la delegación de la Xunta en Vigo, qué debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades señalaría?

–Desde luego fue un año complicado por la pandemia. Yo creo que todos los esfuerzos en el inicio del mandato se centraron en ella y, a la vez, en ir conociendo a los colectivos. Fue muy difícil el poder establecer esa relación porque las medidas que venían impuestas eran complicadas, pero yo creo que lo conseguimos. Lo peor de este año es que no hemos conseguido acabar con la confrontación. Yo creo que eso es lo peor. Lo hemos intentado, yo lo he intentado desde el primer momento porque considero que no beneficia a nadie esa batalla que tiene el Concello, el alcalde, contra la Xunta. Es de las cosas que nos queda por hacer todavía. Nosotros no queremos vivir en la confrontación. Nosotros queremos colaborar porque es la manera de beneficiar a todos los vigueses y viguesas. Como potencial: haber acercado la Xunta a los vigueses. Yo creo que eso ha sido definitivo. En este año lo hemos conseguido. Hemos realizado muchas actividades para ello y seguimos haciéndolo. Esas grandes infraestructuras que estamos realizando en Vigo las están visitando los ciudadanos y yo creo que eso acerca la Xunta a los vigueses, que es uno de nuestros objetivos y nuestro gran potencial.

–¿Qué objetivos quedan por delante?

–Seguir el camino que hemos iniciado, seguir acercando la Xunta a los vigueses y desde luego seguir con estas grandes infraestructuras que estamos creando. El año que viene será el año en el que muchas de ellas estarán ya en pleno rendimiento, como es la Ciudad de la Justicia, el centro de salud de Bouzas, la intermodal… Yo creo que el seguir transmitiendo esas grandes infraestructuras, que son las que crean ciudad, que están todas hechas de la mano de la Xunta de Galicia.

–Hablaba de visibilizar el papel de la Xunta en la ciudad. ¿Cree que esa labor autonómica está más presente hoy en Vigo que hace un año, que se percibe mejor?

–Sí, por supuesto. Con el esfuerzo que hemos hecho para acercar a todos los ciudadanos la labor que hace la Xunta lo estamos consiguiendo. La gente ya conoce la Ciudad de la Justicia, por ejemplo; sabe que la hace la Xunta. Llevamos más de 700 personas que han pasado ya por allí. Está también el albergue de peregrinos. Hicimos una jornada de puertas abiertas para que la gente lo pudiera conocer. Y luego lo que supone también el Camino de Santiago y el Xacobeo para nuestra ciudad. Todos sabemos la xacobeofobia que tiene el alcalde de Vigo. Ayer precisamente, durante la visita que realizamos con el presidente, el comisario y el ministro a las Cíes, el ministro socialista se puso la cazadora del Xacobeo y dijo que iba a ser bandera del Xacobeo por toda España. Es sorprendente que nuestro alcalde no haga lo mismo. Todas esas cosas ayudan a visibilizar la labor que hace la Xunta.

–Hablaba antes del clima de confrontación con el Concello. ¿Cómo calificaría la relación con el alcalde?

–Yo a nivel personal no tengo ningún problema con el alcalde, faltaría más; pero yo creo que esa guerra que tiene contra la Xunta, continua, no beneficia a nadie. Ese modelo de gobierno que desarrolla es el momento de cambiarlo. Está ya caduco. A la gente no le gusta tanta estridencia. Debemos ir por un camino más serio. Vigo es una ciudad que era líder industrial y cultural. Ahora mismo todo eso no existe. Hay que intentar superar ese modelo, que yo creo agotado. Y la gente lo está demandando. Lo que debemos ofrecer es una alternativa que ofrezca un gobierno serio, que haga por la ciudad las cosas que necesita, que nos dejemos ya de tanta estridencia. Es lo que lleva además a esa confrontación de la que hablábamos al principio, una confrontación continua. La gente está harta. No beneficia nunca esa confrontación. Cuando nos sumamos las administraciones los beneficios se multiplican para los ciudadanos, que es lo que queremos todos al final y para eso estamos aquí.

–La pregunta sería entonces, ¿cómo solucionarlo? Solo hay dos partes.

–Yo me he ofrecido desde el día que tomé posesión. Tuve una reunión con él y se lo dije también. Le dije: alcalde, yo creo que aquí hay muchos proyectos conjuntos que se harían mucho mejor. Un ejemplo es la estación intermodal. Aunque a él le encanta también considerar que es una obra suya, la estación intermodal es un ejemplo de colaboración entre tres administraciones: el Gobierno central, la Xunta y el Concello. Así es como deberían ser las cosas. ¿Qué se debería hacer? Que rectifique, que se dé cuenta de que ese modelo que sigue ya no le beneficia. Durante los últimos años lo que ha hecho es utilizar un enemigo exterior para salir victorioso y ese modelo ya no funciona porque la gente sabe lo que hace la Xunta. Vigo es la más importante de Galicia y el compromiso del Gobierno gallego es claro.

–Sin embargo, el gobierno local tiene un apoyo aplastante en las urnas. Muchas veces el alcalde ha incidido en que la Xunta debería tomar nota de esos resultados en las elecciones.

–De lo que no se da cuenta el alcalde es que cuando salen las elecciones autonómicas el que las gana en Vigo es el PP. Alberto Núñez Feijóo es el candidato más votado en nuestra ciudad cuando hay elecciones a la Xunta. Es verdad que en el partido tenemos que recuperar mucho terreno perdido para las municipales, pero ninguna lección le tiene que dar a la Xunta cuando Alberto Núñez Feijóo, militante por cierto del PP de Vigo, es el más votado cuando se presenta a las elecciones de la Xunta.

La delegada de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias. R. Grobas

–Se cumple un año de su nombramiento como delegada de la Xunta y también, más o menos, de la sentencia que anuló la constitución del Área Metropolitana. Usted es delegada de la Xunta en Vigo, pero también en la comarca. ¿Cómo calificaría la Xunta la situación actual del Área Metropolitana?

–Es una tristeza que no se haya llevada a cabo. Lo que es lamentable es que en Vigo, el área de Vigo, el Área Metropolitana no exista por un capricho del alcalde de no querer integrarse en el transporte metropolitano y privar a todos los vecinos de unos descuentos de los que se están beneficiando el resto de concellos de Galicia. Al final es la única razón por la que no existe el Área Metropolitana, porque no se puede constituir cuando no se cumple un requisito que es clave y dice la ley. No lo ha hecho. La sentencia le ha condenado a hacerlo, le ha dicho que no se puede constituir el Área Metropolitana mientras no se integre el transporte de Vigo en el transporte metropolitano y no lo quiere hacer. Y ya no solo no constituye el Área Metropolitana, sino que además priva de esos descuentos a todos los vigueses. No lo entiende nadie. Son cosas que no se pueden entender y es simplemente por seguir con esa confrontación con la Xunta y echarle a la Xunta la culpa de todo. No. Aquí no hay confrontación, aquí hay una sentencia clara que le obliga, para constituir el Área Metropolitana, a integrarse en el transporte. Y si no lo hace no puede haber Área Metropolitana. Blanco y en botella. Sabemos quien es el culpable de que no haya área metropolitana. Pero así es con todo.

–¿Y cómo desatascar la situación del Área? Porque esa misma sentencia a la que se refiere concluye también que el Plan de Transporte Metropolitano de Galicia, como tal, no existe.

–Pero eso es una cosa única y exclusivamente formal. De hecho, están todos los concellos adheridos a ese plan de transporte y se está llevando a cabo y se están beneficiando todos los gallegos y gallegas de esos descuentos. El primer paso, sin ninguna duda, es integrar el transporte urbano de Vigo en el transporte metropolitano. Y a partir de ahí es cuando se puede hablar de constituir el Área Metropolitana. Ya sabemos en la mano de quién está que se constituya el Área Metropolitana. Sigue en sus trece. No lo va a hacer. Es como la negativa a señalizar el Camino de Santiago: no lo entiende nadie. No hay ni una sola persona que entienda que el Camino por Vigo siga sin estar señalizado y seamos la única ciudad de Europa en la que esto sucede. ¿Por qué? Por un capricho del alcalde.

–Hablaba de confrontación con Vigo. ¿Cómo es la relación con los alcaldes del resto de la comarca?

–Pues la verdad es que tengo una buena relación. Ya la tenía de antes. Al estar en la dirección general de administración local tenía contacto con todos los alcaldes de Galicia y ahora tengo contacto con todos los alcaldes del área, de todos los colores. Tengo una relación de lo más correcta en la que colaboramos, en la que cuando necesitan mi ayuda para algo de la Xunta la tienen… Cómo debe ser. Lo normal.

“Queremos que Vigo sea la urbe referente en el Camino Portugués por la Costa”

decoration

–Hablaba antes de la “Xacobeofobia” del alcalde. Desde el Concello se llegó a apuntar que la huella económica del Xacobeo en Vigo es limitada. ¿El Xacobeo genera o no riqueza en Vigo?

–Por supuesto. No es que lo diga yo. Llega con preguntárselo a los hosteleros. Desde que está abierto, solo por el albergue han pasado ya más de mil peregrinos. Esa gente consume en Vigo y además nos estamos dando cuenta de que el tipo de peregrino que viene también es el que se queda, disfruta un par de días de la ciudad. Eso es fundamental para la economía, la cultura, para poner a Vigo en el mapa del Camino Portugués de la costa, que está creciendo exponencialmente. ¿Por qué tiene que ser Oporto la ciudad referente de ese camino portugués? Nosotros queremos que sea Vigo y nos hemos empeñado en ello. Hemos descentralizado muchos actos del Xacobeo para promocionarlo en nuestra ciudad y yo creo que lo estamos consiguiendo, que este verano lo hemos conseguido.

–Las Islas Cíes han protagonizado también otro escenario de confrontación en los últimos años. ¿En qué punto se encuentra la candidatura promocionada por la Xunta?

–La única candidatura que hay es la de la Xunta de Galicia. Sigue su curso. Esto es muy lento, lo sabemos. Estamos convencidos de que vamos a conseguir que el parque de las Illas Atlánticas sea patrimonio de la humanidad y sobre todo lo que está claro es que es la única candidatura. Se puede hacer mucho ruido, se pueden meter muchas maquetas, hacer muchas infografías, pero yo soy más de hechos. Y el hecho es que, como muchas otras cosas, la candidatura que está presentada es la de la Xunta y sigue adelante.

–Hablaba antes de algunas infraestructuras de la Xunta en Vigo. Con respecto a la ampliación del Ifevi, ¿En qué punto se encuentra? Estamos a tiro de piedra de la nueva edición de Conxemar.

–Se está trabajando a un ritmo frenético. La obra va bien. No hay problemas con Conxemar porque estamos hablando con ellos y realmente no se va a ocupar todo el espacio. La ampliación era necesaria, ya no solo Conxemar, sino también para que el Ifevi se convierta en el recinto ferial más importante de Galicia. Nuestro compromiso era hacer esos 5.000 metros más y están a punto de terminarse.

–¿Cuándo estarán finalizadas?

–Están prácticamente terminadas. Están con los últimos retoques. Hablamos con Conxemar todas las semanas y eso está totalmente hablado con ellos. No va a interferir para nada en el final de la obra la celebración de la feria. Lo importantes es que la ampliación se ha hecho.

¿Quedará listo antes de que termine el año?

Sí, claro, por supuesto. Yo creo que en los próximos días termina ya la obra de la envolvente.

–¿Cómo marcha la puesta en funcionamiento de la Ciudad de la Justicia?

–La Ciudad de la Justicia está ya al 97% terminada la obra. A la vez hemos empezado con las dotaciones de mobiliario. A final de año la obra estará totalmente terminada. Vamos al ritmo que podemos. También hay que tener en cuenta los problemas de la pandemia. Pero va bien. Es un traslado costoso, de muchos juzgados, que no se realiza de un día para otro. Pero la obra está terminada a un 97% y a buen ritmo. Desde luego va a ser un icono de nuestra ciudad. Aquel edificio ha quedado espectacular.

–¿Qué cronograma manejan para la finalización de las obras y la activación al 100%?

–Eso depende también de que, una vez que se termine, nos den la licencia de ocupación. Por lo tanto, no puedo decir exactamente un plazo. Pero por el porcentaje de la obra no se va a demorar mucho.

–Desde el Concello se ha criticado el papel de la Xunta en la gestión de la pandemia en Vigo. El alcalde ha asegurado incluso que la Xunta no transfiere los recursos del Estado, que “hace caja”.

–Eso es una barbaridad. Como tenemos la memoria a veces muy corta, hay que tener en cuenta que la única administración que durante la pandemia no solo destinó todos los recursos a educación, a sanidad, sino que ayudó a los hosteleros y al ocio nocturno para mantener sus locales, para abrirlos después, fue la Xunta. El alcalde de Vigo dio cero euros a los hosteleros. Es lo que hablábamos antes: al final es buscar esa confrontación continua. Decir que la Xunta está haciendo caja con los fondos no tiene ningún sentido. La crítica a la gestión de la pandemia cae por sí sola. Todo el mundo ha alabado la gestión que se ha hecho por parte de la Xunta a lo largo de toda la pandemia, tanto el año pasado como este, cómo se hizo la vacunación… Es criticar por criticar. Que se dedique a preocuparse de sus competencias y deje que la Xunta desarrolle las suyas, que además lo hace muy bien.

La delegada de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias. R. Grobas

–Recientemente ha entrado en el núcleo duro del PP a nivel provincial. Desde ese papel, ¿Cómo ve, cómo calificaría la situación del PP de Vigo? Hace un rato hablaba de recuperar terreno perdido.

–Para mí es un orgullo y una gran responsabilidad ser vicesecretaria, la responsable y la representante de Vigo en esa dirección provincial. Desde ahí con más compañeros trataremos de analizar la situación y mejorar. La apuesta es el municipalismo, está claro. Y la apuesta del partido provincial es una mezcla de experiencia y renovación y de unidad y estabilidad, que es lo que quiere el partido. El partido de Vigo ahora mismo… ¿Qué es lo que yo pienso? Que sí, que hay que recuperar el partido y prepararlo para recuperar esos espacios perdidos en nuestra ciudad, que hay que reconocer que ha pasado. Desde luego creo que lo que tenemos que trabajar es porque el PP de Vigo vuelva a recuperar la posición que tenía y que le corresponde a nuestra ciudad para poder ser una alternativa seria a la situación que está viviendo ahora mismo esta ciudad. Yo creo que eso es trabajo, trabajo y más trabajo.

–¿Tienen fecha para el cónclave local?

–Todavía no hay fecha para ese congreso, que servirá además para esto. Cuando toque hacerlo se hará, como el resto de los concellos de la provincia. En las agrupaciones en las que sea necesario hacer ese congreso se hará. En Vigo también, por supuesto. Todavía no hay fecha, pero aquí lo importante es trabajar por recuperar ese espacio perdido. Hay que hacer un congreso, por supuesto.

–¿No manejan un calendario? ¿Antes de que finalice el año, a comienzos del que viene…?

–No, todavía no. Pero yo creo que lo importante es pensar que ese congreso nos sirva para eso: para recuperar, para mostrar nuestra unidad, para hacer un PP moderno, que pueda ser el objetivo de que la gente nos considere una alternativa. Eso es lo importante. Presentar una alternativa de liderazgo para, como decía antes, que nuestra ciudad recupere lo que era, que deje esa estridencia, que ya es un modelo agotado. Es en eso en lo que debemos trabajar todos los que pertenecemos al PP.

–En ese congreso la cuestión más relevante será la elección de la presidencia a nivel local. Habla de crear una dirección fuerte, una alternativa. ¿Usted optará a la presidencia del partido?

–Que cuando se convoque el congreso, que es cuando toca, cualquier militante tenga la posibilidad de presentarse para optar a esa presidencia. Yo desde luego lo que sí noto es que la militancia, los militantes lo dicen continuamente, que hace falta una renovación, que hace falta regenerar. Y cuando toque y esté convocado decidiré si me voy a presentar o no. Las cosas van a su tiempo. Lo importante es seguir trabajando, que al final es lo que nos dará resultados. Esto no va tampoco de personas. Somos un equipo en el que todos tenemos que remar en el mismo barco porque lo necesita nuestra ciudad.

–Hablaba de recuperar terreno. La pregunta es: ¿cómo? ¿Cómo se puede recuperar terreno desde el PP de Vigo en su situación actual, con solo cuatro concejales en el Concello?

–Es lo que decía antes, construyendo un PP moderno, un PP con ganas, un PP que ilusione, con regeneración también de personas, por supuesto. Yo creo que hay que ensanchar el partido, ensanchar el partido para que sume la gente y entre todos generar esa ilusión y que hagamos una alternativa, como decía antes, seria. Yo creo que lo podemos conseguir, por supuesto que lo podemos conseguir, y en eso estamos. La gente lo está pidiendo. La gente lo necesita. Porque es verdad que durante muchos años esta ciudad… Lleva 15 años gobernada por Caballero y ahora ya llega el momento de un cambio. Y nosotros tenemos que ser esa alternativa, ese cambio, y en eso tenemos que trabajar.

–¿Un cambio cómo de profundo? Habla de regeneración, pero ¿hasta qué punto? ¿Hablamos de un PP nuevo en Vigo, de factura nueva?

–No, en el PP no sobra nadie y tampoco nadie es imprescindible. Al final esto siempre es así. Yo creo que lo que hay es que, lo decía antes, anchear la base: sumar personas, sumar gente nueva que nos aporte todo lo que nos hace falta para conseguir esa alternativa. Al final en la unidad está el éxito y eso es a lo que tenemos que atender. Al final a todos nos une lo mismo y todos estamos en un partido por algo.

–El PP tuvo una crisis en Vigo y una de las causas, precisamente, fue la diversidad de candidaturas que optaban a la presidencia. ¿Teme que se pueda dar ese escenario de nuevo tras la convocatoria del congreso, que pueda haber división de fuerzas? Habla Usted de gente nueva, pero lo cierto es que, hoy por hoy, el único nombre nuevo que hay en la dirección del PP a nivel local es el suyo.

–Hay mucha gente que está sumándose, que está aportando. Todo el mundo tiene legitimidad para presentarse. Yo creo que eso cuando se convoque el congreso lo hablaremos. En lo que tenemos que pensar es en sumar y mirar adelante. Buscar una alternativa al gobierno de esta ciudad, que es en lo que nos tenemos que centrar. Ese es nuestro objetivo. Lo que preocupa a los vigueses es que haya un nuevo centro de salud como el de Bouzas, el Olimpia Valencia, la Ciudad de la Justicia, unas infraestructuras en condiciones… Eso es lo que queremos transmitir; lo otro es importante, pero llegará cuando llegue. Y si hay una segunda alternativa la habrá y todo el mundo tiene su legítimo derecho a presentarse. Somos un equipo, vamos en un barco y el capitán es el presidente Feijóo.

–La última pregunta relacionada con la presidencia del PP a nivel local: por lo que parece no lo tiene al menos descartado. Es una opción que Usted valora.

–No puedo descartar nada. En el momento en el que llegue tomar la decisión, la tomaré. Ahora mismo todavía no la he tomado porque tampoco se ha convocado ningún congreso. Ahora mismo lo que hace falta es eso: recuperar, ilusionar y crear ese PP moderno entre todos, que piense en Vigo, que sea un PP de Vigo y ofrecer esa alternativa para recuperar el terreno.

–El presidente de la Xunta ha pedido a los conselleiros que se centren en sus labores de gobierno y se da la circunstancia de que el de Sanidade, Julio García Comesaña, acaba de ser designado coordinador comarcal del PP. ¿En qué clave deben leer los votantes del PP de Vigo esa designación?

–Pues que estamos sumando. Yo soy la vicesecretaria responsable de Vigo. Y en el equipo, como coordinador de lo que es la comarca, Julio García Comesaña es un valor a sumar. Julio García Comesaña y yo vamos en el mismo barco, que es el del equipo Feijóo. Y por supuesto que lo mejor que nos puede pasar es que se sume a nuestro proyecto, que se involucre políticamente con nosotros como lo está haciendo. Lo veo muy positivo. Trabajaremos juntos, porque es lo que nos toca. Yo estoy en el comité de dirección del partido en Pontevedra y él está designado como coordinador porque además yo sola tampoco puedo con toda la comarca. Es una elección muy inteligente. Repito: vamos en el mismo barco.

–Yendo más allá, porque la pregunta es obligada y mucha gente se la plantea: hay voces que la sitúan como candidatable a la alcaldía por parte del PP. ¿Se ve optando al Concello de Vigo en 2023?

–Ahora mismo ni me lo planteo. No me puedo plantear ser candidata a la alcaldía de Vigo porque ahora mismo estoy centrada en lo que estoy. Hoy precisamente cumplo un año desde que tomé posesión como delegada de la Xunta en Vigo y en eso estoy centrando todos mis esfuerzos. Creo que es en lo que me tengo que seguir centrando. Y lo que pase, pues pasará. Ni me lo planteo.

–¿Se mantiene el calendario de la Xunta para la intermodal estará lista antes de que finalice el año?

–Sí, se mantiene el calendario, las obras van a buen ritmo la verdad y no hemos tenido problemas con los materiales. Va cumpliendo los plazos previstos.

–¿Y la antigua estación de Avenida de Madrid, qué ocurrirá con ella?

–La verdad es que nuestro proyecto era hacer allí un gran centro intergeneracional, que creemos que era desde luego un proyecto necesario para nuestra ciudad. Lamentablemente parece que el Concello lo que ha determinado es que eso sea zona verde. Estamos a tiempo todavía de que rectifique. Ahora mismo esa es la situación. Habrá que ver cómo acaba el Plan General.  

Compartir el artículo

stats