Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hostelería se rebela contra los límites horarios de la Xunta y sopesa recurrirlos

Ambiente en la terraza de un restaurante el pasado mes de agosto Marta G. Brea

“Estamos más cerca de la normalidad, pero unos más que otros”. Esta madrugada entró en vigor la última normativa aprobada por la Xunta que supone poner fin a la limitación de los aforos en la hostelería y en todas las actividades –de competencia autonómica– pero sigue acotando los horarios de bares, restaurantes y discotecas. “No hay argumentación sanitaria para no dejarnos recuperar los horarios de antes de la pandemia”, explica Rubén Pérez, presidente de la Asociación de Comerciantes y Hosteleros Zona Náutico.

La Xunta puso fin a la emergencia sanitaria el jueves y desde las 00.00 horas de hoy las discotecas ya pueden cerrar a las 5 de la mañana, una hora más que ayer pero una menos que antes de las restricciones sanitarias por la pandemia. Y en el mismo caso se encuentran los bares y restaurantes, que aún están limitados hasta las 01.30 h los fines de semana, cuando antes podían estirar las copas hasta las 3 en el caso de los bares y la sobremesa hasta las 2.30 en el caso de los restaurantes. Estos son horarios genéricos, una normativa autónoma que luego las ciudades pueden adaptar por zonas pero en la práctica la nueva normativa de la Xunta supone la permanencia de una limitación de al menos una hora respecto a los horarios habituales.

“Terminó la situación de emergencia y decaen los ERTE, pero seguimos con limitaciones y esto no es banal, porque perdemos una hora de facturación respecto a antes de la pandemia”, indica César Ballesteros, presidente de la Federación de hosteleros de Pontevedra. El representante hostelero explica que existe un fuerte malestar en el sector porque “se sigue dando la imagen de que la hostelería no es segura y eso no podemos consentirlo”. Ante esta situación la federación provincial ya ha mantenido conversaciones con la coruñesa y esperan que se sumen sus homólogas de Lugo y Ourense para recurrir ante la justicia la norma “porque no entendemos la limitación y no estamos en absoluto de acuerdo”, argumenta Ballesteros. Para los hosteleros se está usando el COVID para cambiar los horarios de la hostelería. “Habrá otros intereses, pero no se puede utilizar la excusa del COVID para hacer modificaciones sustanciales de los horarios, esa es otra discusión”, explica César Ballesteros, para quien no se puede explicar cómo se sostiene que sin haber emergencia sanitaria, se eliminen los aforos pero se mantengan ciertos límites horarios.

  • Ampliación de aforos y horarios en Galicia

    AFOROS

    100% en todas las actividades

    HORARIOS

    Cafeterías, bares y restaurantes:

    De domingo a jueves: hasta la 1:00 h Viernes y sábado: hasta la 1:30 h

    Pubs:

    Hasta las 4:30 h

    Discotecas y salas de fiesta:

    Hasta las 5:00 h

Desde la asociación del hostelería y Comercio del Casco Vello, Juanjo Figueroa mostró su alegría porque “nos acercamos un poco más a la normalidad y eso lo vemos con optimismo”. No obstante, se mostró muy crítico con la gestión política de las normas de su sector en los últimos meses, especialmente con las obligaciones que marcaba el último protocolo y que ahora ya no tienen sentido. “Yo quiero agradecerles todo el trabajo y el tiempo que hemos invertido para adaptar el nuevo protocolo, y que ha sido en vano. Hemos perdido un tiempo precioso para nuestros negocios”, lamenta Figueroa.

La decisión final de la Xunta en cuanto a la normativa de los hosteleros se anunció este jueves, el día después de que el sector se reuniera con miembros del ejecutivo –el vicepresidente Rueda y el conselleiro de Sanidade– para “escuchar sus demandas”, según indicaba la nota de prensa difundida, aunque parece que finalmente resolvieron no acceder las peticiones de los empresarios hosteleros.

Caballero, durante la reunión con el sector hostelero. FDV

El Concello estudia cómo dar más tiempo a las terrazas

Una de las principales demandas de la hostelería en Vigo está mas cerca de ser satisfecha tras la reunión mantenida ayer entre representantes del sector y el alcalde, Abel Caballero.

Actualmente la normativa local marca que las terrazas deben cesar su actividad a las doce de la noche en fines de semana y media hora antes entre semana. Pero los hosteleros hace tiempo que solicitan que la nueva ordenanza recoja una ampliación de estos horarios, concretamente hasta las dos de la mañana. Desde el sector explican que cada vez los clientes prefieren más estar en el exterior –sobre todo desde la pandemia– y la actividad en terraza es regulada y puede evitar también el consumo en la calle, ya sea en “botellón” o a las puertas de los locales, algo que está prohibido en cualquier caso.

Según explicaron tras la reunión varios de los hosteleros asistentes, el alcalde se mostró receptivo a la demanda y se comprometió a buscar un encaje jurídico para poder llevar a cabo una ampliación de los horarios en las terrazas, que, en cualquier caso, sería general para toda la ciudad. Sin excepciones por zonas. La decisión de alcaldía podría llegar a principios de semana.

También desde el Concello confirmaron el compromiso a estudiar esta modificación de las terrazas, así como “actuar con el criterio de relajación de normas” y bajada de restricciones “todo lo que la Xunta nos permita”.

Compartir el artículo

stats