Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las madres de Érguete se “suben” al escenario... en Madrid

Representación de la obra “Los hijos de cualquiera”, esta semana, en Madrid

Las muestras de sacrificio, coraje y valentía de las madres de la Asociación Érguete han servido de motor para dar vida a una obra de teatro a casi 500 kilómetros de Vigo: Los hijos de cualquiera, de 90 minutos de duración. La firma la pone la compañía madrileña Producciones Bernardas, que se inspiró en la batalla de estas mujeres contra el narcotráfico en Galicia a finales de los años 80 para salvar a sus hijos de las oscuras redes de la drogodependencia.

Esta creación artística, dirigida por Aldara Molero –también es la autora, junto con Natalia Mariño–, es un homenaje al esfuerzo y la dedicación de un grupo de luchadoras que han servido de impulso a diferentes colectivos y personas a la hora de emprender movimientos sociales. En la nómina de actrices, aparecen Maite Colodrón, Marina Herranz, Irene Maquieira, Marta Megías y la propia Aldara Molero.

“Antes de la pandemia, me llegó información, no sé de dónde, de estas mujeres, y me impactó. Tiempo después, le comenté la idea de representar esta historia a una amiga, Natalia Mariño, porque creía que había que contarla. Cuanta más información buscábamos, más claro teníamos que había que contarla”, explica Molero antes de destacar que, para ellas, “lo más importante era contar con la aprobación de las mujeres de Érguete”. “Nos pusimos en contacto con ellas para preguntarles y documentarnos. Érguete estuvo muy presente. También hay mucha información en Internet, pero, cuando encontrábamos huecos, se los íbamos contando para que nos diesen las respuestas. Nos acompañaron durante todo el proceso”, asegura.

Un momento de la representación Camino Ventura

Aldara Molero resume la vida de las integrantes de la entidad viguesa como la “lucha de David contra Goliat” o “la de la hormiga contra el elefante”. “Esta historia merece ser contada; la gente debe conocerla. Es nuestro homenaje a esa lucha, valor y coraje”, asevera, a la vez que anota que la voluntad del equipo es que el espectador “se vaya con sentimiento de admiración hacia ellas”: “No queríamos despersonalizarlas”. En base a las dos primeras funciones –celebradas el 19 y 20 de octubre pasados en la Sala de Teatro Cuarta Pared–, cree que así fue: “El público reconoció la honestidad y la sensibilidad, aparte del gran trabajo. Al terminar, se puso en pie automáticamente. La acogida fue increíble, nos sorprendió mucho”.

La presidenta de la Asociación Érguete, Carmen Avendaño, agradece a esta compañía “integrada por mujeres comprometidas sus ganas por contar esta historia” y está segura de que “será un éxito”. A su vez, aprovecha el estreno de la obra en Madrid para recordar a los responsables culturales que Producciones Bernardas está configurando su gira. “Esto acaba de nacer”, finaliza Molero.

Compartir el artículo

stats