Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empresas de transporte de Vigo ya tienen que buscar camioneros en el extranjero

Camiones aparcados en el estacionamiento de Guixar. Alba Villar

Ser camionero ya no está de moda. Prueba de ello son las enormes dificultades que están teniendo que afrontar en los últimos tiempos las empresas de transporte de mercancías para conseguir trabajadores, especialmente conductores. Y en Vigo, la ciudad más industrial de Galicia, esto está afectando considerablemente a las compañías. Los motivos que han llevado a esta situación son varios. En primer lugar, las condiciones económicas no son atractivas a la hora de captar profesionales. Y esto se debe fundamentalmente a que las empresas están teniendo que hacer frente a unos costes mucho mayores que años atrás, circunstancia generada entre otras cosas por el aumento del precio de los combustibles, obligando a muchas firmas a tener que congelar salarios y no poder ofrecer condiciones lo suficientemente atractivas a nuevos trabajadores.

La falta de conductores está provocando no solo que las empresas estén teniendo que acudir directamente a las autoescuelas para contratar a personas nada más sacarse el carné de camionero y el Certificado de Aptitud Profesional (CAP), sino que también tengan que mirar ya hacia el mercado exterior. Y es que en la propia Asociación Empresarios Transporte Discrecional de Mercancías de Pontevedra (Asetranspo) tienen propuestas de otros países para hacer llegar un buen número de camioneros para incorporarse de forma inmediata, especialmente procedentes de países sudamericanos, y son varias las firmas de mercancías de Vigo que están estudiando la posibilidad de incorporar a trabajadores de fuera ante la preocupante ausencia de mano de obra en España.

Otro de los aspectos que provocan el recelo a la hora de elegir esta profesión es la dificultad para la conciliación. “La gente ya no está dispuesta a estar quince días seguidos fuera de casa sin ver a los suyos. Y en los viajes al extranjero se pasan muchas jornadas seguidas fuera del hogar”, explica Ramón Alonso, presidente de Asetranspo. Además, el hecho de que incluso estén teniendo problemas para encontrar gente en las propias autoescuelas tampoco es casualidad, porque hay que tener en cuenta que sacarse el carné de camionero puede tener un coste superior a los 1.000 euros, a lo que hay que añadir el gasto para conseguir el CAP. Por eso tanto desde la propia Asetranspo como desde las propias empresas reclaman a las administraciones que faciliten algún tipo de subvenciones para cubrir al menos parte de los enormes gastos que supone conseguir todas esas acreditaciones imprescindibles para poder trabajar como camionero en el sector de las mercancías.

“El trabajo abarca mucho más que únicamente estar al frente del volante”

decoration

Y es que hay que tener en cuenta que la media de edad actual de los conductores se sitúa en torno a los 55 años, es decir, cerca ya de la jubilación. Y la gente joven no está recogiendo el testigo, por lo que el relevo generacional queda completamente desierto. Otro de los problemas fundamentales es el escaso número de mujeres trabajando en el sector. En la ciudad se calcula que únicamente el 2% de los trabajadores del sector que conducen camiones son mujeres. Y es algo que en los últimos tiempos se ha intentado cambiar, tratando de modificar la imagen histórica que hay del camionero y recordando que el trabajo consiste en más tareas que únicamente conducir de un sitio a otro trasladando mercancías. “El trabajo abarca mucho más que únicamente estar al frente del volante”, explica Ramón Alonso.

Por otro lado, el sector también reclama a sus clientes un mejor trato a los conductores. “No puede ser que tengan una descarga programada para las ocho y tengan que esperar dos horas para poder hacerlo. Pedimos respeto para nuestros trabajadores”, defienden desde Asetranspo. 

La situación del sector

  • Sudamérica ofrece conductores

    Para paliar la falta de mano de obra, países como Colombia están ofreciendo decenas de camioneros para trabajar en la provincia.

  • Sueldos bajos y falta de conciliación

    Los salarios bajos y congelados, junto a la falta de conciliación familiar, provoca un escaso interés por los puestos de camioneros.

  • Elevado precio para sacarse el carné

    Sacarse el carné de camionero puede superar los mil euros, y a eso hay que añadir el coste del Certificado de Aptitud Profesional (CAP).

Compartir el artículo

stats