Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las empresas de transporte van a la autoescuela a fichar camioneros

Vista de camiones cargando en el puerto del Berbés. | // MARTA G. BREA

El sector del transporte se resiente de la carencia de profesionales, un factor que podría poner a prueba toda la cadena de suministro. Como ejemplo, no hay más que mirar a Reino Unido. “En torno al 20% de las empresas les cuesta cubrir la demanda de empleo. Viene más gente buscando chófer que entregando currículums”, exponen desde la Asociación Empresarial de Transporte de Mercadorías por Estrada de Galicia (Apetamcor). Uno de cada cinco socios de esta organización no es capaz de cubrir las vacantes de empleo. Motivo por el cual las autoescuelas y los centros de formación en los que se imparten los cursos de Certificados de Aptitud Profesional (CAP) para camioneros, son una mina para encontrar profesionales. “Las empresas saben que las autoescuelas son una granja de conductores. Están pendientes de los cursos y de las listas públicas tras los exámenes”, aseguran desde Apetamcor.

Las asociaciones del sector estiman que faltan unos 2.000 transportistas para cubrir las necesidades de empleo en Galicia, una demanda de profesionales que puede alcanzar los 2.250 en los próximos tres años según estima Ramón Alonso, presidente de Asetranspo: “no es de hoy, viene sucediendo desde hace años y se están pagando ahora las consecuencias”. A escala estatal se reproduce un patrón similar: España, la segunda potencia en transporte por carretera de la Unión Europea, necesita entre 5.000 y 15.000 nuevos conductores profesionales.

Una mirada sobre Reino Unido refleja las consecuencias que esta situación acarrea sobre la cadena de suministro de un país. Salvando las distancias, pues la coyuntura británica está directamente condicionada por el Brexit, la escasez de profesionales transportistas podría propiciar problemas de desabastecimiento en el país. De hecho, el sector ya advierte de que los problemas de suministro podrían llegar las próximas Navidades, uno de los picos de consumo del año concentrado en pocas semanas. Todo, cuando hay escasez de personal. “Si tensas la cuerda llega un punto que rompe”, comenta Alonso. A largo plazo “podrían extenderse los problemas de abastecimiento si la situación se alarga en el tiempo. Es un riesgo que hay que atajar”, reflexionan fuentes de Apetamcor. “Cuando la profesión deja de ser atractiva pasa lo que ha pasado en Reino Unido. Hay pocos interesados en este trabajo”, complementa Alonso.

Más allá del interés, uno de los motivos tras la falta de profesionales es la baja remuneración. “Hay una generación que ahora se está jubilando y que no ha sido cubierta en su totalidad”, añade Iago Domínguez, gerente del Clúster da Función Loxística de Galicia. Suma el experto la atomización del sector de transporte por carretera en la comunidad: “hay 6.000 empresas de transporte en Galicia, pero son muy pequeñas. De media tienen cuatro camiones porque la inmensa mayoría son autónomos con su propio camión”, incide Domínguez.

En los tres últimos años, muchas empresas de transporte cerraron sus puertas, apunta Alonso. No obstante, el impulso que ha cogido el comercio electrónico ha supuesto un revulsivo para el sector. Con la entrada en el juego de gigantes como Amazon, los costes dejan de cuadrar: “cuentan que entregan por un euro. Han tirado los precios y los transportistas locales tiene que competir con esto”, denuncia Alonso. Se refiere la precarización económica de un sector tensionado, pues tiene que asumir, además, la subida del precio del combustible –que supone entre el 35% y el 40% del coste de transporte–, de los peajes de las autopistas, de las ruedas y todo en un escenario en el que los cargadores no modifican al alza los precios.

“La logística ha creado mucho empleo y de forma sostenida en los últimos años. En transporte terrestre también se viene creando empleo desde el año 2013 de forma sostenida. Es cierto en 2020 supuso un pequeño retroceso pero 2021 ya registra valores mejores”, analiza Domínguez. Pese a los 50.000 conductores profesionales de Galicia, faltan perfiles para transporte nacional e internacional, regional y de última milla. No en vano, el perfil de conductor de vehículo de reparto fue el cuarto más demandado en la comunidad en septiembre, según Infojobs. Los más complicados de encontrar son los transportistas para largas distancias, ya que implica, mínimo, dos semanas fuera de casa, explican los expertos. Los profesionales del sector tienen de media entre 45 y 50 años, la mayoría son hombres y sin formación específica previa, apunta Domíngez. Por eso, ansía el sector, una relevo con perfiles más jóvenes.

Compartir el artículo

stats