Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlos Inacio Director general de Primark España

“Vigo lo tiene todo para ser la primera tienda de Galicia”

Carlos Inacio, en el interior de la tienda que la compañía abrirá en Vigo. Pablo Hernández Gamarra

“Tenemos por delante tres años de grandes retos. 2022 será de recuperación”

decoration

Primark desembarca en Vigo de la mano de Vialia. La cadena de moda low cost abrirá las puertas del que será su primer punto de venta en la ciudad olívica el próximo 30 de septiembre en el macrocomplejo gestionado por Nhood España. La enseña irlandesa prepara los últimos detalles de un local –en régimen de alquiler a largo plazo– de 4.200 metros cuadrados distribuidos en dos plantas que aspira a convertirse en la primera tienda por volumen de ventas en Galicia, tomando el relevo a sus antecesoras en A Coruña y Santiago gracias también al efecto tractor sobre el norte de Portugal.

– Con la apertura del establecimiento en Vialia, Primark aterriza en Vigo. ¿Qué factores han propiciado la llegada a la ciudad?

– Vigo estaba en la hoja de ruta de Primark España desde hace mucho tiempo. Tenemos tiendas grandes, de 2.000 metros cuadrados en adelante. Vigo estaba ahí, estábamos buscando la oportunidad pero también sabíamos que una tienda pequeña en Vigo implicaba postergar la decisión futura de conseguir un local más grande. Cuando surgió Vialia decidimos venir, porque Vigo es una ciudad en la que queremos estar. Tras analizar el proyecto, el tamaño y el modelo de tienda nos presentamos con un establecimiento de 4.200 metros cuadrados, dos plantas, 26 cajas, y 27 probadores.

“Vigo estaba en la hoja de ruta de Primark desde hace mucho tiempo”

decoration

– ¿Cuántos puestos de trabajo generará este punto de venta?

– Más de 120 empleos directos dentro de la tienda. A eso se suman las empresas externas como limpieza o seguridad, que sumarían 150 puestos de trabajo entre directos e indirectos.

– Primark ha apostado por abrir tiendas grandes en el centro de las ciudades en las principales vías comerciales. ¿Por qué en Vigo apuesta por el formato centro comercial?

– En Vigo, hasta ahora, no habíamos tenido nada encima de la mesa que encajase con nuestras expectativas. Nuestra tienda aquí tiene un área de influencia amplio. No puedes abrir una tienda pequeña porque si no crearás frustración en tus clientes. Todos esos factores hasta hoy no se habían juntado, se conjugaron con Vialia. La diferencia de Vialia es que está en el centro de la ciudad. No es tan frecuente que eso pase en España. Y se combina con otros elementos novedosos como una estación de tren y de autobuses. Es como estar en el centro de la ciudad pero dentro de un centro comercial. Han hecho un trabajo interesante.

– Primark tiene un establecimiento en A Coruña y otro en Santiago. ¿Qué expectativas tienen para este nuevo local?

– La nueva tienda es más grande que la de Santiago y se acerca a la de A Coruña. Cuando abrimos una tienda siempre buscamos la excelencia, que sea la mejor. La de Vigo, con el área de influencia que tiene, creo que puede ser la primera tienda de Galicia. No sé si lo será pero puede serlo. Es un concepto nuevo. La tienda de Marineda tiene 10 años y tenemos que empezar a mirar a una posible reforma y actualización de conceptos. La de Santiago es una tienda más pequeña pero el impacto del turismo en la ciudad es grandísimo. Yo creo que la tienda de Vigo lo tiene todo para que sea la primera o, al menos, que en algunos momentos del año sea la primera. Ahora, con la apertura, tendrá todas las oportunidades para ser la primera tienda de Galicia.

– ¿Qué diferenciará a la tienda de Vigo?

–En Vigo habrá una división de hogar importante. Vigo será de las tiendas con la oferta de hogar más alta.

– Con este nuevo establecimiento en Vigo. ¿Qué área de influencia pretenden abarcar?

– Galicia es muy grande, tenemos tres tiendas. Posiblemente cabrán más en un futuro. Vigo ¿qué tiene? Que está cerca de la frontera. Sabemos que ya muchos clientes de Portugal vienen a Vigo por ser la ciudad de referencia que es. Queremos captar también a esos clientes. En esta tienda creo que vamos a tener un porcentaje alto de personas que vendrán de distancias de más de 30 minutos. Creo que vamos a tener, no solo visitas de nuestros compañeros de Portugal, también de lo que circunda a Vigo y de otros clientes de la comunidad. La tienda más cercana que tenemos es la de Braga. No está tan lejos. Pero posiblemente hay tiendas en Madrid a las que tardamos más tiempo en ir que en cruzar la frontera.

– ¿Tendrá esta tienda un efecto dinamizador para las empresas de la ciudad?

– Venimos para ayudar. Para traer gente y para complementar la oferta que existe. También creamos sinergias con ONGs locales, con instituciones, con el gobierno local para entender que ayuda podemos dar y cómo podemos estar comprometidos con la comunidad. Por ejemplo, tenemos un proyecto en todas nuestras tiendas que le llamamos el proyecto Step Up: cogemos una institución local que puede estar conectada a distintos temas como el cáncer o niños con necesidades… A esta institución la eligen las personas de la tienda: hacemos una aportación económica y hay una interacción con la institución. Eso es un ejemplo de estar comprometido con la comunidad. Normalmente escogemos esta institución después de la apertura.

Carlos Inacio, en el interior de la tienda que la compañía abrirá en Vigo. Pablo Hernández Gamarra

– Con este punto de venta suman la tienda número 53 en España. ¿Tienen más aperturas previstas?

– Haremos siete aperturas en dos años: Bilbao, Vigo, San Fernando en Cádiz, Girona, San Sebastián, Marbella y otra tienda en Madrid, en Conde Peñalver. El COVID ha retrasado algunas de ellas.

– La pandemia y el cierre de tiendas ha supuesto un varapalo para la facturación de Primark, que no tiene tienda online. ¿Cómo plantean darle la vuelta a las cuentas?

– Tenemos por delante tres años de grandes retos, de volver a la normalidad. Venimos de un 2020 inestable. Para España ha sido un golpe muy duro porque nosotros en verano dependemos mucho del turismo en algunas tiendas. El turismo ha sido nulo. El impacto fue duro. El 2022 será de muchos retos. Nos queda aun la Navidad, que para nosotros es el inicio del año. Será mejore, sin duda, pero no será, como algunos esperan, un crecimiento en pico para alinearse con 2019. Será un año más de recuperación pero sí creo que estos últimos meses del 2021 y el año siguiente serán meses de crecimiento.

– Primark no tiene tienda “online” porque, con su modelo de negocio de grandes volúmenes y bajos precios, no le resulta rentable. ¿Hay algún proyecto para entrar en este canal?

– Analizamos todos los modelos de negocio. Para nosotros competencia es todo, desde la tienda de teléfonos a una tienda concepto en el centro de la ciudad. El online no es rentable para nosotros pero le seguimos dando vueltas y mirando como encajarlo: si sería modelo click&collect o un modelo omnicanal puro u otras cosas que pensamos para el futuro. En 2022 mejoraremos nuestra web para que el cliente pueda ver la disponibilidad del producto en tienda.

– Sus competidores están diversificando su negocio, por ejemplo, con el lanzamiento de plataformas de segunda mano o entrando en nuevas líneas de producto. ¿Tienen en mente alguna propuesta en esta línea?

– En España probamos en la tienda de Sevilla para poner una cafetería y un salón de belleza. Pero justo nos pilló el COVID y no funcionó. Estamos trabajando para abrir esos servicios y seguiremos abriendo más. El life style es una inversión importante para nosotros. En algunas tiendas lanzaremos una campaña muy grande, muy pronto, de hogar y life style. Queremos entrar en decoración de casa. También la colección de belleza sigue aumentando opciones. Y somos una compañía con buena performance en ropa de niños.

Carlos Inacio, en el interior de la tienda que la compañía abrirá en Vigo. Pablo Hernández Gamarra

Un híbrido entre producción de proximidad y lejana 

–La pandemia ha implicado roturas de la cadena de suministro y problemas de abastecimiento para la enseña. ¿Se plantean relocalizar la producción?

–Trabajamos con proveedores de proximidad, por ejemplo en Portugal, donde hay una fortaleza de producción del sector textil. La estrategia es tener ambas situaciones: es encontrar al proveedor ideal que garantice los volúmenes que pretendemos tenemos en los tiempos que pretendemos. Eso no es fácil. Muchas veces dividimos esa línea en dos proveedores para conseguir la rapidez por un lado y, por otro, el volumen. Es algo que venimos trabajando desde hace cinco años, esa hibridación entre proveedores de proximidad y proveedores más lejanos.

–Primark se ha marcado como objetivo que en 2030 todas sus prendas se fabricarán con materiales reciclados. ¿Implicará un cambio de proveedores?

–No. Es un cambio de los procesos. Estamos cómodos con nuestros proveedores. Sabemos que sin ellos no podemos existir. Son compañeros de viaje y están comprometidos. A los que necesiten adaptarse les ayudaremos a adaptarse para poder cumplir con ese compromiso.

Compartir el artículo

stats