Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Plisan coge fuerza... en la veintena

Vista aérea del estado actual de la Plisan, con las obras de la factoría de Alboen primer término.

Las inversiones se daban aún en pesetas y lo de “Plisan” sonaba tan macarrónico que incluso en los titulares había que meter con calzador la fórmula, mucho más clara (y extensa), de Plataforma Logística de Salvaterra-As Neves; pero en 2001, hace 20 años, ya se adivinaba que el polo industrial que se planeaba construir en tierras del Condado –a tiro de piedra de A Raia– era un proyecto de enjundia.

Veinte años después de la firma del convenio entre Xunta, Puerto y Zona Franca el polígono cobra impulso con su primera nave, el proyecto ferroviario y la recuperación de terrenos

Así se recalcó el 17 de enero de 2001, cuando Xunta, Zona Franca, Puerto y Xestur se sentaron para estampar sus firmas en el convenio con el que daban el pistoletazo de salida al polígono. La idea entonces pasaba por tener lista la primera fase, de 1,5 millones de metros cuadrados (m2), ya a principios de 2003. En el horizonte estaba el objetivo de alcanzar una extensión total de 4,3 millones de m2, movilizar 18.000 millones de pesetas –unos 108 millones de euros– y acoger a más de 300 empresas.

Vista aérea del estado actual de la Plisan, con las obras de la factoría de Albo en primer término

Ambición no faltaba para una infraestructura que aspiraba a aligerar la carga de contenedores del puerto de Vigo y a la que, se aseguraba entonces, le “llovían” ofertas para la instalación de industrias y servicios. Por tener, el proyecto tenía hasta la previsión de áreas deportivas y culturales.

Veinte años después poco quedan de aquellos planes. Un desarrollo mucho más complejo y minado de obstáculos de lo que cualquiera de las administraciones fundadoras podía imaginarse en 2001 ha ralentizado su despegue. Hoy, a las puertas de 2022, aún no hay empresas operando en la parcela; lo que no quita que la Plisan celebre sus 20 años –al menos sobre el papel– con avances sustanciales.

  • Un millón de metros cuadrados más para la Plisan

Quizás el más importante haya sido la recuperación de su “talla” original, la misma que se vio achicada en 2010 por una resolución judicial que le cortó de un bocado cerca de un millón de metros cuadrados. En junio de aquel año el Supremo emitió una sentencia que obligó a excluir de la Plisan los terrenos clasificados como suelo no urbanizable de especial protección forestal. Para continuar con el desarrollo de la plataforma, Xunta, Zona Franca y Puerto no tuvieron más remedio que dejar fuera la superficie afectada: un millón de m2, que hizo pasar la Plisan de 4.196.167 a 3.091.429 m2. A principios de verano, tras un informe favorable de Abogacía del Estado, las tres administraciones aprobaron recuperar el ámbito e incluirlo en el plan sectorial de ordenación que ya está tramitando la Xunta de Galicia.

Otro de los grandes avances es el desembarco en la plataforma de Salvaterra-As Neves de su primer inquilino: la conservera Hijos de Carlos Albo. Hace poco más de medio año, el 12 de febrero, autoridades y directivos de la firma se desplazaban al polígono para poner la primera piedra de su nueva factoría, una moderna instalación de 24.679 m2 de superficie que toma forma con una inversión de 30,4 millones de euros y nace con el objetivo de lograr una producción de 100 toneladas de materia prima.

Los planes de la conservera pasan por tener operativa la nave hacia mediados de 2022. Su estreno marcará uno de los grandes hitos en el desarrollo de la Plisan, que a lo largo de su larga historia ha visto cómo le salían diferentes “novias”. Entre las que sonaron con más fuerza destaca Mitsubishi, que se planteó levantar allí la mayor fábrica de baterías de litio de Europa.

La multinacional arrojó la toalla sin embargo en 2009, una etapa convulsa en la historia del polígono por sus frentes abiertos en los juzgados. Especialmente intenso y largo fue el planteado por los vecinos que demandaban los derechos mineros de las parcelas expropiadas, para lo que no dudaron incluso en encerrarse en el Concello de Salvaterra. Meses después, la sentencia del Tribunal Supremo asestaba un mazazo al plan sectorial.

Aunque Albo es la avanzadilla del polo, otras dos firmas, BETA Implants y una gasolinera, tienen planes también para los terrenos de Salvaterra-As Neves. En el horizonte el polígono tiene además una infraestructura clave para reforzar su atractivo: un apartadero ferroviario en la zona sur –hay reservados 316.218 m2 de parcela– que enlazará con la línea que conecta Monforte, Ourense y Vigo. A día de hoy Adif y Puerto colaboran en la elaboración del proyecto constructivo, que prevé una inversión de 20 millones (sin IVA). Su tramitación ambiental arrancará “en días” y en Praza da Estrela avanzan ya la “intención” de solicitar fondos europeos. Para el transporte por carretera, el polígono tiene desde hace años la AG-51, un enlace con la autovía A-52.

Desde el Consorcio estatal subrayan el acelerón que se ha dado a la plataforma en el último año y medio, ajeno al COVID: se concluyó la urbanización de la zona LE (logístico-empresarial), con una inversión de 8,4 millones en su primera fase y 2,5 en la segunda y se finalizaron también los viales y la planta depuradora –la potabilizadora lo estará en “semanas”–, lo que suman casi 17 millones (sin IVA). “Estos tres años al frente de Zona Franca han servido para desbloquear la Plisan hablando con la Confederación hidrográfica”, destaca el delegado estatal, David Regades, que recuerda las obras, “en marcha”, de Albo y la firma Beta Implants. El Consorcio recalca el trabajo del último año y medio para conseguir que el polígono vea sus primeras naves.

Mensaje similar lanzan desde la Autoridad Poruaria. “Se han vuelto a comercializar las parcelas urbanizadas en la zona norte manteniendo un precio bonificado dadas las muestras de interés de varias empresas logísticas relevantes”, anota.

Un convenio a varias bandas con la vista puesta en 2003

Aunque los contactos para la puesta en marcha de la Plisan habían arrancado años atrás, Xunta, Zona Franca y Puerto firmaron el convenio para la muestra en marcha de la Plisan el 17 de enero de 2001. El objetivo para la puesta en marcha de la primera fase: inicios de 2003.

CRONOLOGÍA

2001-Firma del convenio

Zona Franca, Puerto de Vigo y Xunta y Xestur firmaron el 17 de enero de 2001 un convenio de colaboración para el desarrollo de la Plisan. El objetivo que entonces se marcaron pasaba por tener la primera fase en funcionamiento en 2003.

6

La Plisan, un "photocall" a cielo abierto

2005-Inicio de los trabajos

En 2005 arrancan los movimientos de tierra en el solar. Los planes pasaban por desarrollan un polígono de más de 4 millones de m2 para cubrir la demanda industrial. Uno de sus primeros retos: las reclamaciones de los expropiadas, que exigieron sus derechos mineros.

2010-Varapalo judicial

La Plisan cumplió su primera década de trámites con un duro varapalo judicial. En junio de 2010 un fallo del Supremo obligó a sus promotores a desgajar un millón de m2 para proseguir con el desarrollo del polígono. La superficie se reincorporará ahora.

2021- La primera piedra

Wang, directivo de Albo Alba Villar

Tras dotarse de viales, infraestructura para los servicios e incluso un ramal de enlace con la A-52, en febrero de 2021 se colocó la primera piedra de la primera planta de la Plisan: la nueva nave de Albo. La firma BETA Implants también tiene planes para el polígono.

Compartir el artículo

stats