Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto ataja los plásticos de la ría: colabora con la ESA y activará campañas de recogida y limpieza

Vista general  de parte del puerto de Vigo, con los astilleros y el relleno de Bouzas  al fondo

Vista general de parte del puerto de Vigo, con los astilleros y el relleno de Bouzas al fondo Pablo Hernández Gamarra

En 2018, a las puertas de las campanadas de Nochevieja, la Fundación del Español Urgente anunció como palabra del año “microplástico”, término que se impuso incluso a “VAR” o “micromachismo” en una prueba clara del impacto –y sobre todo la preocupación– que empieza a despertar en el país la contaminación de los océanos. En sintonía con esa inquietud la Autoridad Portuaria de Vigo colabora por segunda vez con la empresa GMV en un programa de la Agencia Espacial Europea –ESA, por sus siglas en inglés– que busca detectar plásticos en el mar. Los muelles y la ría de Vigo, seleccionados por la ESA, actuarán así a modo de piloto para la puesta a punto de una herramienta de monitorización de la costa y que echa mano de datos de observación terrestre logrados a través de satélites de la propia Agencia.

Plastic-Less, liderado por la firma GMV, evalúa una herramienta para detectar contaminantes | Vigo actuará como puerto piloto y podrá utilizar el recurso gratis | Instalará contenedores para buques y sondeará el fondo marino

La colaboración entre el Puerto y la empresa GMV se enmarca en dos proyectos financiados por la ESA: Atin-Blueco, centrado en derrames de hidrocarburos; y Plastic-Less, que busca la detección de plásticos en los mares. Desde Praza da Estrela explican que la elección de Vigo llega tras un concurso abierto y la iniciativa se encuadra en la estrategia Blue Growth.

A grandes trazos, el papel del Puerto consistirá en proporcionar a GMV información para el desarrollo de un programa capaz de monitorizar la basura arrojada al mar, en especial plásticos. “El Puerto de Vigo será piloto para el diseño y evaluación de esta herramienta, que podrá ser utilizada gratuitamente por la Autoridad Portuaria”, precisa el organismo presidido por Jesús Vázquez Almuiña, que recuerda el efecto devastador de los plásticos sobre la fauna y flora marina y que las propias Naciones Unidas estiman el coste económico de este tipo de basura en 13 mil millones de dólares al año.

“Pese a estos impactos negativos, hay muy pocos datos disponibles para la monitorización”

decoration

Tras varias reuniones con el equipo de Vázquez Almuiña y con el objetivo de evaluar su herramienta, GMV ha contratado a la Autoridad Portuaria de Vigo para acometer tres tipos de campañas. Parte del trabajo de campo consistirá en preparar “muestras de plástico sobre la lámina de agua”.

Con ese objetivo se seleccionarán tres puntos de la ría de Vigo en los que –coincidiendo con el paso del satélite– se depositarán plásticos que más tarde se recogerán. “Con esos datos se calibrará la herramienta”, detalla la administración portuaria. La prueba –avanza– se hará en principio en septiembre y “siempre evitando cualquier riesgo para el medio ambiente”.

Otra de las medidas desplegadas bajo el paraguas de Plastic-Less consistirá en la instalación de contenedores en el puerto pesquero para que los buques puedan arrojar en ellos los plásticos que recojan al faenar. La medida, de “recogida pasiva”, se mantendrá hasta marzo de 2022. Una vez terminada la experiencia, la Autoridad Portuaria facilitará datos sobre las cantidades y tipos de plásticos recabados.

La tercera línea de actuación se centra en uno de los puntos más sensibles y que más padecen las consecuencias de la polución: el propio lecho de los océanos. A través de un satélite los técnicos seleccionarán y evaluarán el punto con “mayor presencia de plásticos” del fondo marino. Una vez examinada la información, se limpiará.

'Microplástico', elegida como palabra del año 2018 Agencia EFE

El objetivo –como reconoce en su web la ESA– es vigilar y modelizar la contaminación con plásticos, mejorar la logística de retirada de basura, pulir las técnicas de gestión de residuos y analizar también el impacto de las misiones de reciclaje. Entre sus metas se incluye incluso el “seguimiento y rastreo” de mercancías a lo largo de la cadena de suministro para reducir la probabilidad de que los desechos acaben en el agua, además de la educación de las comunidades locales sobre el daño que la basura marina –plásticos, en especial– provoca en el medio.

El Puerto de Vigo destaca las posibilidades de la tecnología para “la prevención y solución” de la lacra de la contaminación. De su lado en ese empeño los expertos tienen herramientas tecnológicas de primer nivel, como la navegación por satélite (GNSS), clave para manejar información precisa sobre las ubicaciones y rastreos de mercancía; los vehículos aéreos no tripulados (UAV), provistos de ópticas y radar, sistemas de limpieza automatizados y sistemas de identificación automática (SAT-AIS). Tras el visto bueno de la Agencia, hace un mes, el proyecto se firmará ya en días.

Compartir el artículo

stats