Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan del Puerto para ampliar Bouzas: menos m2 y más atraque

Miles de coches esperan a ser transportados en la terminal de Bouzas

Miles de coches esperan a ser transportados en la terminal de Bouzas Marta G. Brea

El presupuesto es de 25 millones de euros, la mitad del previsto en el proyecto anterior

Cambio de rumbo en la ampliación de la terminal de Bouzas. La Autoridad Portuaria propone reducir la actuación de 75.000 a 18.000 metros cuadrados (m2) –la superficie mínima para garantizar la maniobrabilidad de los camiones– con el único objetivo de ganar espacio para atraque: pasaría de poder acoger la escala de cinco buques Ro-Ro a ocho. “El Puerto de Vigo es un ejemplo a seguir a nivel europeo por su defensa del medio ambiente y la sostenibilidad. No nos podemos quedar de brazos cruzados y ver cómo se van los tráficos a otros puertos por falta de infraestructuras”, justifica el presidente de la entidad de la Praza da Estrela, Jesús Vázquez Almuiña.

Desde 2004, se han planificado y diseñado distintas intervenciones en la terminal para hacerla crecer. En algunas propuestas, las cifras que se reflejaron alcanzaron los 210.000 metros cuadrados de ampliación y 1.400 metros de línea de atraque. En el año 2019, la Autoridad Portuaria contrató el estudio de alternativas y redacción de un proyecto constructivo para la ampliación de la terminal. En un principio, se analizaron diversas propuestas con dos propósitos fundamentales: ganar línea de atraque y calado suficiente y sumar superficie portuaria. En total, se estudiaron 11 alternativas, apoyadas en estudios geotécnicos y batimétricos exhaustivos, y se inició la tramitación medioambiental pertinente en el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Simón Espinosa

El pasado mes de enero, la Autoridad Portuaria dio un volantazo: decidió plantear una modificación de estrategia en el diseño de la modernización y optimización de la terminal de la villa viguesa. Por una parte, se procedió al rescate parcial de la concesión que el Consorcio de la Zona Franca de Vigo tiene en el área portuaria de Bouzas, recuperando 65.000 m2, los cuales fueron incorporados directamente a la terminal, colindante con este espacio. Por otra, se decidió la construcción de un nuevo silo para el almacenamiento de coches en altura, donde se podrán generar, aproximadamente, otros 60.000 m2 de superficie nueva. “Con estas dos actuaciones, se lograrán alrededor de 125.000 m2 de superficie nueva de almacenamiento”, explica el Puerto.

A su vez, la institución pilotada por Vázquez Almuiña ha trazado una propuesta de nuevos atraques con eslora y calado suficientes para los buques Ro-Ro del futuro que recoge exclusivamente la infraestructura portuaria imprescindible para la operativa de carga y descarga, “sin generar nuevas explanadas y con la afección mínima al medio marino”. “Se trata de lograr unas estructuras separadas de la escollera existente, paralelas a esta, a una distancia en la que se consiga un calado natural de 14 metros y conectar dichos atraques a la terminal con un acceso perpendicular a los atraques”, define la entidad.

Al mismo tiempo, “se incluirán otras actuaciones complementarias para optimizar los atraques ya existentes”, como la “construcción de otro duque de alba y la prolongación de la rampa 3 mediante una plataforma”, detalla.

“No nos podemos quedar de brazos cruzados y ver cómo se van los tráficos a otros puertos por falta de infraestructuras”

J. Vázquez Almuiña - Presidente del Puerto de Vigo

decoration

Vázquez Almuiña, en el silo de cochesde Bouzas. Alba Villar

Este cambio de estrategia supone una modificación del plan de inversiones incluido en el Plan de Empresa que se presentó el año pasado y los tres anteriores. Según informa la Autoridad Portuaria, el nuevo documento se diferencia del anterior en las cantidades previstas para la línea de inversión de la ampliación de la terminal, pasando de 50 millones de euros en el ejercicio pasado a 25 millones en este, así como a la creación de una nueva línea de inversión para la construcción de un nuevo silo, de 24 millones de euros. De este modo, los 50 millones que se destinaban antes a generar línea de atraque y explanada “se cambiarán por 25 millones para generar exclusivamente línea de atraque y otros 24 millones para generar superficie en altura mediante un silo”.

“Las inversiones descritas en el Plan de Empresa actual –salvo el segundo silo– aparecen recogidas desde hace tres o más años en los planes anteriores. Esta propuesta cuenta con la aprobación de los servicios técnico-náuticos, principalmente, de la Corporación de Prácticos del Puerto, así como de los operadores de la terminal”, aseveran fuentes del Puerto antes de avanzar que “se tramitará con una exhaustiva evaluación ambiental”. “Ya se ha remitido a Puertos del Estado, que, como organismo coordinador de estos trámites, la ha considerado igualmente como una muy buena solución”, afirman.

Vázquez Almuiña destaca que el puerto “es un eslabón fundamental de la cadena de riqueza del sur de Galicia”, por lo que “se deben seguir potenciando sus infraestructuras”. “Su futuro lo construimos entre todos. El crecimiento sostenible es el eje principal de los proyectos liderados por el Puerto”, finaliza.

Miles de coches esperan a ser transportados en la terminal de Bouzas Marta G. Brea

El objetivo: hacer hueco a grandes barcos

La terminal de Bouzas, especializada en carga rodada, aunque no excluyente a otro tipo de operativas con grúa, es una de las principales áreas de actividad de la Autoridad Portuaria de Vigo. Por esta infraestructura, se exporta aproximadamente el 85% de la producción de la factoría del grupo Stellantis en Vigo; también se manipulan automóviles de la marca Renault, Toyota y otras firmas. Solamente los vehículos supusieron un movimiento de más de 700.000 toneladas en el año 2020 y un valor industrial superior a los 7.500 millones de euros.

Aparte de vehículos, se manipulan otras mercancías –muchas de ellas, vinculadas al sector de la automoción–, principalmente, transportadas en semirremolques a través de la autopista del mar. El volumen total anual que se mueve por la terminal supera el millón de toneladas, y las previsiones, a pesar de la incertidumbre generada por la pandemia, son de incremento, lo que se traducirá en una renovación de las flotas, con nuevos buques capaces de transportar hasta 8.000 unidades y con unas dimensiones de más de 230 metros de eslora, 32 metros de manga y 12 metros de calado –el sector se encamina hacia estos modelos, ya que se abarata el coste del transporte–. Actualmente, los Ro-Ro que escalan en Vigo alcanzan, como máximo, los 199 metros de eslora y los 10 metros de manga.

“El previsible incremento de estos buques portacoches supone todo un reto a la hora de planificar la optimización y modernización de las infraestructuras de atraque y logística del puerto, ya que, en la actualidad, de las seis rampas existentes, solamente dos podrían garantizar el atraque de barcos de grandes dimensiones”, explican fuentes de la Autoridad Portuaria.

Compartir el artículo

stats