Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevo silo para coches en Bouzas: las claves de la obra que desatascará la terminal

El nuevo silo de Bouzas será “algo más pequeño” que el actual, que tiene capacidad para cerca de 5.000 automóviles

El nuevo silo de Bouzas será “algo más pequeño” que el actual, que tiene capacidad para cerca de 5.000 automóviles ALBA VILLAR

La terminal Ro-Ro roza los 43.000 vehículos al mes y ya ofrece “riesgo de colapso en picos de producción”

“En los picos de producción (de la planta de Balaídos) se producen riesgos de colapso” en la explanada de Bouzas y no hay espacio suficiente para almacenar todos los coches que se exportan desde el Puerto de Vigo. Quien alerta de esta situación es el presidente de la Autoridad Portuaria, Jesús Vázquez Almuiña, que ya maniobra para resolver, o al menos mitigar, el “atasco” al que se enfrenta la terminal Ro-Ro. El primer paso, a modo de solución de emergencia, ha sido el rápido acuerdo con Zona Franca para que este Consorcio devuelva al Puerto el 45% de los terrenos en concesión en Bouzas, alrededor de 65.000 metros cuadrados. Ese espacio, que solo se utilizaba periódicamente y en “momentos concretos”, pasará de nuevo a manos de Praza da Estrela para su explotación intensiva. De este modo, se dispondrá de “margen” para el almacenamiento de vehículos y aliviar en parte la congestión en una explanada que ocupa en total 342.773 m2 que nunca son bastantes.

Porque se admite que esta solución negociada con Zona Franca no es suficiente. Los problemas de espacio en el Puerto, y en concreto en Bouzas, son recurrentes. En cada ocasión que pude, Almuiña lo recuerda y los planes de ampliación pasan no solo por reordenar los terrenos disponibles (como se hace ahora con Zona Franca) sino por ejecutar más atraques y rellenos. Estas son soluciones complejas en tiempo, dinero y, sobre todo, tramitación. Y el problema es acuciante. La segunda solución a medio plazo es “multiplicar” la superficie de la terminal de Bouzas sin afectar a la ría, es decir, construir nuevos silos para automóviles.

Trabajo de carga en el muelle Marta G. Brea

El segundo silo de la explanada Ro-Ro ya está sobre la mesa. El Puerto ha incluido en su plan de inversiones hasta 2024 la construcción de un nuevo depósito de este tipo, que se sume al que opera en Bouzas desde hace una década. Todavía no se dispone de un proyecto técnico definitivo que certifique su emplazamiento final, pero sí se dispone de otros tres parámetros básicos: horizonte temporal, presupuesto y tamaño. Así, el objetivo es elaborar el proyecto a lo largo de este año, para su licitación inmediata. Después se prevén unos 18 meses de obras, con la meta de disponer del recinto en 2023. El presupuesto ahora planteado es de diez millones de euros, si bien la cifra deberá ajustarse con el diseño final. Será “algo más pequeño” que el actual silo, que ocupa 19.700 metros cuadrados (m2) en tres plantas y media, para sumar algo menos de 70.000 m2 y albergar al menos 4.700 coches. La previsión es que el segundo almacén albergue al menos 3.000 unidades.

Se dispondría así de espacio en silos para unos 8.000 vehículos, más los que se almacenan a cielo abierto en las zona habilitadas para ello en la terminal Ro-Ro. La idea de habilitar más silos ronda por la cúpula portuaria desde hace tiempo, de ahí que figure en su último plan de inversiones, y fue una propuesta que también lazó hace unas semanas el alcalde, Abel Caballero, como alternativa a unos posibles rellenos que rechaza de plano.

La evolución del tráfico de vehículos en el Puerto aconseja adoptar medidas paliativas cuanto antes. Por la terminal de Bouzas pasaron el pasado año 512.788 unidades, a una media de casi 43.000 al día, la cifra más alta de la historia portuaria viguesa pese a la pandemia. La excelente producción de Stellantis mantiene su ritmo de 2020 y la prueba es que en enero de este año Vigo fue el puerto español que encabezó el ránking en número de coches movidos, 41.712, por delante de Valencia y Barcelona. Y en diciembre habían sido 53.805. A este ritmo, Bouzas se quedará pequeña pronto.

  • Bouzas movió más de 512.000 coches en 2020

    En plena pandemia, cuando todo decía a que la planta de Balaídos atemperaría su producción, ocurrió todo lo contrario y Bouzas batió su récord de vehículos: 512.788.

  • Momentos de “saturación” por la escasez de espacio

    La explanada de la terminal Ro-Ro tiene casi 400.000 m2, pero no toda sirve para almacenar vehículos. En “picos de producción” ocurre una “saturación” de la zona de almacén.

  • Recuperar unos 65.000 m2 de uso intermitente

    Zona Franca tiene una concesión sobre 140.000 m2 en Bouzas, de los que 65.000 forman parte de la explanada al aire libre, pero solo se usa en “momentos concretos”.

  • Un silo de varias plantas: multiplicar el suelo

    Un silo similar al actual ofrece varias ventajas. La principal es que al tener varias plantas se multiplica el aprovechamiento del suelo. Además, muchos coches quedan a cubierto.

La terminal de Bouzas, donde se superaron los 500.000 coches MARTA G. BREA

Se trabaja en “recuperar” el enlace de la Autopista del Mar con Tánger

Desde marzo pasado, hace un año, hasta ahora, la conexión entre el Puerto de Vigo y Tánger (Marruecos) a través de la autopista del mar, solo ha estado operativa durante menos de cinco meses, desde mediados de septiembre hasta finales de enero. El impacto del COVID paralizó por completo ese “ramal” hacia el sur se la línea entre Saint Nazaire (Francia) entre marzo y septiembre y la reanudación posterior quedó frenada “por falta de flujo”. Y no han noticias de que se vaya a reanudar a corto plazo. El presidente de la Autoridad Portuaria, Jesús Vázquez Almuiña, admitió ayer que “todo sigue igual” y que se trabaja “para intentar recuperar” esta conexión tan pronto como se normalice la producción en las plantas de automóviles de Kénitra y Tánger.

A consecuencia de este parón, el buque La Surprise, de la flota de Suardiaz, está desde el pasado día 18 de febrero en el cargadero de piedra situado en Punta Castiñeira debido a la caída de carga de trabajo en sus rutas con los puertos del norte de África.

Inicio de las obras del carril-bici de Beiramar. que se quiere prolongar

El montaje de las casetas y otras tareas previas anuncian el “inminente” inicio de las obras del carril-bici de Beiramar, contratado hace semanas por 1.755,119 euros a la unión temporal de empresas Arias-Arines. Se completará así el trío de actuaciones impulsadas por la Autoridad Portuaria en su fachada hacia la ciudad, junto con el nuevo enlosado de As Avenidas y la reparación de la plataforma de madera colindante. El nuevo carril-bici, de 1,2 kilómetros aproximadamente, discurrirá en paralelo al cierre portuario, que se retranqueará en parte para ganar espacio al ciclista y al peatón y permitir la plantación de árboles. El Puerto ya trabaja en otras acciones similares. En concreto, se da por hecho que la Xunta cofinanciará la prolongación del carril-bici hasta Bouzas “con el fin de mejorar la movilidad” en una zona “dura” para el peatón. Pero también se quiere extender este carril en la otra dirección, desde Praza da Estrela hacia el Areal, en especial en el entorno de la glorieta de la “paellera”. El proyecto que diseñe este nuevo tramo “también se encargará de buscar su encaje en el terreno”.

Compartir el artículo

stats