Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una cuenta atrás... que marcará el futuro

Alumnos de 2º de Bachillerato del IES Álvaro Cunqueiro acuden al centro para el último repaso antes de la ABAU. Alba Villar

Lorena Sampedro, Imanol Justelo, Yoel Rodríguez, Raúl Covelo, Iván, Carou, Giampaolo Sparacino, Ana, Acuña, Pedro Belloso... Y así hasta 2.913 alumnos inician este martes día 8 el primero de los exámenes de la ABAU (Avaliación de Bacharelato de Acceso Universitario) en Vigo. En toda la comunidad, son un total de 13.204 los inscritos para esta evaluación.

La pandemia ha supuesto una mayor flexibilidad en las notas en Galicia y esto se ha notado en el número de matriculados, que antes del COVID rondaba los 11.000. Las notas provisionales se darán a conocer el 17 de junio a partir de las 20:00.

Cerca de 3.000 alumnos de 2º de Bachillerato afrontan este martes la ABAU en Vigo: “Los nervios no vienen por aprobar, sino por la nota de corte”

Nuevo formato

Los estudiantes son conscientes de ello –“hay mayor competencia”– pero también del cambio en el modelo del examen. “El nuevo formato sí que nos favorece, es mucho más sencillo e incluso no tienes porqué aprender todo el temario para poder aprobar; lo puedes elegir tu”, sostienen estos jóvenes.

Esto ocho alumnos del IES Álvaro Cunqueiro acudían este pasado jueves a su última clase de refuerzo en el centro antes del temido examen. Y es que a pesar de reconocer su flexibilidad, los nervios no los marca el aprobado, sino la nota de corte. “No tenemos dudas acerca de aprobar o no, sino que consigas la nota que te permita estudiar lo que quieres”, responden casi al unísono.

Miedos

Lorena Sampedro es una de estas jóvenes con mayor preocupación. Su aspiración tras la anteriormente denominada Selectividad, es lograr entrar en el doble grado de Magisterio. “Sería más fácil ir sin esta presión, este es realmente el único problema”, refrenda la joven.

  • 20 'tips' para preparar selectividad: ¿cómo aprovechar los días?

    ¿El móvil?, en otra habitación. Importante sacar algo de tiempo para deporte, aunque sea salir a caminar

“Quedarse en blanco” es otra de las temidas situaciones que esperan esquivar durante la prueba. “Olvidarme de un tema, quedarme en blanco... sé que es algo que puede pasarme, confío en que no y por eso estamos repasando seguido; pero al final entran en juego los nervios y la presión”, razona otro de los jóvenes del instituto vigués.

Los jóvenes, durante una clase de refuerzo en el IES Álvaro Cunqueiro A. Villar

Exámenes

INEF, Ingeniería Informática, Telecomunicaciones o Ingeniería Industrial son las aspiraciones de futuro de estos estudiantes. Para lograrlo, deberán superar los 5 exámenes de la parte obligatoria: Lingua e Literatura galega, Lengua y Literatura española, primera lengua extranjera e Historia de España,que por Humanidades suman Latín; Matemáticas Aplicadas en Ciencias Sociales; Matemáticas en Ciencias y Fundamentos del arte, en Artes.

Las notas provisionales se publicarán el 17 de junio

A mayores, la nota final podrá subirse examinándose voluntariamente de un máximo de cuatro optativas que se podrán elegir entre las opciones del bloque de troncales de segundo y las generales troncales específicas de su propia modalidad.

Más opciones

El año pasado, con la irrupción del coronavirus, se apostó por unas pruebas menos rígidas en las que el alumnado pudiese demostrar los temas que más controlaba y esquivar los que menos.

  • Otra selectividad flexible: elige las preguntas que mejor sepas

La decisión se materializó en la ABAU de 2020 y este año se repetirá. De nuevo los exámenes serán flexibles, con mayor capacidad para elegir preguntas, es decir, con más opciones. Hasta entonces, los modelos de examen se dividían en dos tipos, opción A y opción B, y decantarse solo por uno. Ahora pueden escogerse las preguntas que mejor preparada lleve el alumnos, combinadas como se prefiera.

Compartir el artículo

stats