El perito Frans Heijnen, que junto a James Robert Catmur estudió el accidente del tren Alvia ocurrido en Angrois en julio de 2013 por encargo de QBE (la aseguradora de Renfe), ha advertido de que él no habría puesto en servicio una línea "donde a simple vista" se veía que podía registrarse "un accidente mortal".

"No quiero esperar que venga la Guardia Civil y me ponga en el trullo", ha señalado, a preguntas del abogado de la asociación de perjudicados Apafas, durante una nueva sesión del juicio para determinar responsabilidades penales por la tragedia de A Grandeira. "Esa es la opinión de un técnico", ha precisado.

En la misma línea, Catmur ha agregado que el análisis de riesgos que realizó Adif para la línea Ourense-Santiago es el que pone a su exdirector de seguridad, Andrés Cortabitarte, "ante un juez intentando demostrar" que ha hecho "nada".

"No se puede exportar un riesgo al actor que es la causa del riesgo", ha incidido a continuación Heijnen, cuestionado sobre el hecho de que Adif trasladase al maquinista, el otro procesado en la causa, el riesgo de exceso de velocidad en la curva.

Por su parte, Catmur ha puesto de manifiesto que ambos especialistas tardaron "dos días" en hacer su informe, que atribuye "graves deficiencias" a la evaluación de riesgos de Adif.

En este sentido, han tratado de evidenciar que la desconexión del sistema 'ERMTS' embarcado, que en su opinión se debería haber evaluado al suponer un "cambio significativo", se podría haber analizado en poco tiempo, a la luz de lo que ellos tardan en examinar estas cuestiones.

"No firmo por firmar"

Durante el turno del interrogatorio del abogado que representa a la plataforma de víctimas, Heijnen ha incidido en que "Adif es el garante de la seguridad de la operación" y "tiene que asegurar la infraestructura y que el operador circula de forma correcta en seguridad".

"La responsabilidad global es del gestor de la infraestructura, aunque se apoye en labores que tengan que realizar los operadores", ha remarcado.

"¿Firmo el papel por firmar? No. Asumo la responsabilidad", ha apostillado su compañero, en referencia al certificado de seguridad que emitió Andrés de Cortabitarte. A continuación, la jueza ha marcado un receso de media hora.

Calendario de declaraciones

El miércoles 25 figura en la planificación Ismael Martín Maldonado, propuesto por Adif en cuestiones previas para ratificar el informe de la Agencia Española de Seguridad Ferroviaria sobre el nivel de seguridad operacional de la red ferroviaria de interés general.

Del cronograma previsto por la jueza Elena Fernández Currás ha sido eliminada la declaración de José Luis Pinel, que tampoco ratificó su informe elaborado por encargo de Adif durante la fase de instrucción.

Ahora, el administrador de la infraestructura, que tiene a su exdirector de seguridad en la circulación procesado en la causa al mismo nivel que el maquinista, ha renunciado a su comparecencia.

El mes lo cerrará Antonio Pujol el martes 31 de enero. Director de la empresa especializada en instalaciones ferroviarias Airtren -que tiene entre sus clientes a Adif, Renfe, el Ministerio de Fomento y la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria-, este especialista recibió ahora otros 60.000 euros por actualizar el informe por el que ya cobró con anterioridad y, precisamente, para preparar su comparecencia.

En directo

Última actualización 14:47

Concluye la sesión.

Ya llegando al final del interrogatorio, el perito desvía la responsabilidad a Adif por la ausencia señalización de la curva y el erróneo cuadro de velocidades, así como por no evaluar que la línea accidentada supusiera un riesgo para la explotación.

Interviene la jueza para preguntar y repreguntar al perito, que forma parte del sindicato de maquinistas, cómo nadie actuó ante la denuncia de Mazaira sobre el peligro de la curva y el evidente riesgo que había.

A preguntas ya de la aseguradora de Adif, el perito afirma que, a su juicio, el cuadro de velocidades máximas que establece Adif sobre la línea no cumplía el reglamento y además era inseguro.

Concluye el interrogatorio de la abogada del Estado. Ha superado ampliamente la hora y media.

"El maquinista no iba desatento a la conducción, pasa por la zona neutra de la línea y cumple con los pasos", dice el perito. Ante esta declaración, interviene la jueza: "Perdón, perdón, ¿no iba desatento?".

"Iba con pérdida de conciencia situacional, pero no desatento a la conducción", precisa Miguel Yunquera.

La abogacía del Estado relata un listado de tramos que funcionan o funcionaron sin ERTMS o sin señalización específica, al que responde el perito matizando las preguntas o precisando las aseveraciones de la letrada.

Varios minutos lleva la defensa de Adif intentando aclarar con el perito cómo se ubica un maquinista en la línea Santiago-Ourense teniendo en cuenta que Yunquera asegura que faltaba la señalización antes de la curva y que los elementos de la vía, como túneles, cartelones, viaductos o puntos kilométricos no son referencias significativas. "Pues con lo que hay ahora, eso es como se ubica un maquinista", acaba respondiendo.

La letrada inquiere en el tipo de formación específica que ampara al perito para sustentar las aseveraciones recogidas en el informe que presentó al juzgado: sobre el factor humano, las reglas de ingeniería de Adif para la señalización, las evaluaciones de riesgo, la experiencia en alta velocidad…

La jueza pide avanzar en el debate y centrarse en el objeto del juicio ante el careo que están manteniendo el perito y la defensa de Adif, que trata de desmontar su declaración.

Insiste en que las curvas tenían que estar señalizadas y que considera "absurdo" que no se hiciera en Angrois, teniendo en cuenta además que se producía un descenso de velocidad de 200 a 80 kilómetros por hora. "No han querido poner la señal porque no se quería gastar dinero", dice. Y admite que su conclusión es "absurda" como, a su juicio, es "absurdo" lo es también que no se señalizara la curva.

La jueza la pide tranquilidad al perito y que responda con respeto a la letrada del Estado.

Andrés Cortabitarte, exdirector de Seguridad en la Circulación de Adid y procesado por el accidente, está en la sala siguiendo la declaración de Miguel Yunquera.

El careo entre la representación de Adif y el perito propuesto por la defensa del maquinista está siendo intenso.

El perito sostiene que tiene que ser Adif el que indique en las vías el punto en el que los trenes deben comenzar a frenar.

La abogada del Estado sostiene que el radio de cambió para mejorar y facilitar una entrada "más suave".

A la abogada del Estado cuestiona la formación del perito y le suelta es que un liberado sindical. Le pregunta en qué se basa para asegurar que se ha modificado el radio de la curva con respecto a la línea original. "Es algo tan sencillo como ver un vídeo y comprobar el radio interior. Es muy significativo ver los pilares de la autopista que pasa por encima, que antes iba por un lado y ahora por otro", responde el perito.

"¿O sea, que se basa en un vídeo?", insiste la letrada. "También he preguntado a los maquinistas", contesta.

Ver más