Tres autobuses robados en una semana. Dos en las últimas 36 horas. Este es el bagaje delictivo de un joven de 19 años de Neda durante la semana del puente de diciembre. Después de que ayer se conociese la noticia de su detención tras localizarle circulando con un microbús robado. Le dieron el alto a primera hora de la mañana y, al entrevistarse con el conductor, este manifestó de manera espontánea que sobre las 3.00 horas de la madrugada había cogido el autobús cuando se encontraba aparcado en la estación de Ferrol "con la única intención de estacionarlo correctamente". Comprobaron que el joven ya había incurrido en un delito similar días atrás y en ese mismo momento se procedió a su detención.

Pero para sorpresa de los agentes de la Jefatura de la Policía Local de Ferrol, este jueves a las 19.00 horas recibieron la alerta de una agente del municipio vecino de Narón que tenía retenido al mismo joven de 19 años subido a otro microbús. Cuando llegaron allí, comprobaron que efectivamente se trataba de la misma persona. Había vuelto a robar un microbús y había estado conduciendo varias horas con él. El punto en el que fue localizado está a más de tres kilómetros de la estación. Volvió a ser arrestado y mañana pasará a disposición judicial

La Policía Local no encuentra explicación a los motivos que empujan a este joven a robar autobuses. Nunca presentó señales de haber consumido alcohol o drogas y en las pruebas que se le realizaron el miércoles dio negativo en todo. Por otro lado, el detenido no tiene permiso de conducir, por lo que también se le imputan delitos contra la seguridad vial.