El frío llega a Galicia. Los termómetros comienzan a caer por debajo de los 0 grados (sobre todo en el interior) y muchos gallegos han tenido que enfrentarse ya hoy a un problema para poder arrancar su coche a primera hora: el hielo.

Llegar al vehículo y no poder salir de inmediato al estar cubierto por una intensa placa de hielo comienza a estar al orden del día en multitud de municipios de Galicia. Y, aunque puede parecer un problema menor, la verdad es que no lo es. Las prisas y los remedios caseros para quitarlo del parabrisas pueden empeorar la situación y acabar con el cristal roto.

¿Cómo sacar el hielo del parabrisas sin cargárselo?

Foto de archivo de un ciudadano sacando el hielo del parabrisas del coche en Ourense. INAKI OSORIO

Para evitar destrozos es necesario seguir una serie de pautas y consejos como los que expone la propia Dirección General de Tráfico (DGT). Si el parabrisas de tu coche está congelado, esto es lo que debes hacer:

  • Arrancar el motor, conectar la calefacción con el ventilador al máximo y dirigir el flujo del aire hacia el parabrisas.

¡Ojo!: Nunca se debe esperar a que el motor adquiera temperatura antes de encender la calefacción, el cambio brusco de temperatura puede rajar el cristal.

  • Usar un producto descongelante: en el mercado hay multitud de ellos, aunque es la solución más cara.
  • Rociar el parabrisas con alcohol: El alcohol tiene un punto de congelación inferior al agua. Si la capa de hielo no es muy gruesa es una buena solución; en caso contrario, habrá que utilizar una rasqueta para eliminar el hielo.

¡Ojo! No se debe llenar el depósito de líquido del parabrisas con alcohol porque puede estropearlo.

Los mejor para sacar el hielo es una rasqueta de plástico, pero también se puede optar por una tarjeta

  • Rascar el hielo que se ha adherido al cristal: Lo ideal es hacerlo con una rasqueta de plástico, pero en caso de no disponer de una, se puede utilizar la caja de un CD o cualquier tarjeta o carné de plástico (mejor si carece de valor). No es aconsejable utilizar instrumentos metálicos ni de materiales que puedan arañar el cristal.
  • Accione el limpiaparabrisas: Podrá utilizar el limpiaparabrisas y los dosificadores de líquido para dejar la luna perfectamente limpia después de haber eliminado el hielo, haber despegado las escobillas del cristal y siempre que el depósito del líquido contenga un producto anticongelante.
  • No olvide retirar también el hielo de los faros: En coches con faros halógenos, debería bastar con encender las luces durante un tiempo. Pero las modernas tecnologías de iluminación o los halógenos con un diseño que separan mucho la parábola del cristal protector, requieren que retiremos el hielo a mano.

¿Qué no se debe hacer para sacar el hielo del parabrisas?

Varios coches con hielo en el parabrisas. BERNABE / JAVIER LALIN

La Dirección General de Tráfico apunta también varios consejos imprescindibles si se quiere evitar la rotura de la luna del parabrisas en estos casos. Y es que algunas acciones que pueden parecer una buena idea podrían convertirse en todo lo contrario, como optar por echarle agua caliente. ¿Qué no se debe hacer?

  1. Accionar los limpiaparabrisas y echar agua. El agua empeorará la situación y las escobillas del limpiaparabrisas es muy probable que estén pegadas por el hielo, así que podemos estropearlas y también el motor del limpiaparabrisas.
  2. Echar agua caliente. El cambio brusco de temperatura podría romper el cristal.
  3. Echar sal. La sal evita la congelación, pero no descongela; además, puede arañar el cristal y corroe la chapa.

¿Cómo evitar que se forme el hielo en el coche?

Foto de archivo de hielo sobre un coche estacionado en Vigo. Alberto Blanco

Según la revista Tráfico y Seguridad Vial de la DGT, existen muchos remedios caseros, pero no todos funcionan o lo hacen a medias. Es el caso de frotar el cristal con una patata pelada o rociarlo con una mezcla de agua y vinagre.

Lo más práctico, sencillo y limpio -aseguran desde la DGT- es cubrir la luna con un cartón o una manta (que será necesario sujetar con los brazos del limpiaparabrisas y las puertas delanteras). De este modo evitaremos la formación de hielo y también que las escobillas del limpiaparabrisas se queden pegadas al cristal.