La ola de frío que azota a España y Galicia está creando auténticas pistas de patinaje a lo largo y ancho de la comunidad. Incluso en el centro de las ciudades, como en Vigo, se registraron importantes problemas en los últimos días. Tener precaución al volante es siempre la primera norma. Pero una vez que los neumáticos han "besado" el hielo, hace falta mucho más que eso. La pericia es clave para salir ilesos (o al menos de forma grave).

Pero antes de arrancar, también hay que tener otra pericia. La de conseguir quitar el hielo del parabrisas sin romperlo. En este enlace puedes ver algunos trucos para descongelarlo sin acabar con la luna rota.

¿Cómo anticiparse?

Según la Dirección General de Tráfico (DGT) los principales consejos y reglas específicas para conducir con hielo son:

  1. Saber reconocer con anticipación los tramos o zonas con hielo para no tener que utilizar los frenos. En el caso de Vigo, la propia Policía Local tiene su mapa de riesgo. Algunos signos que detectan su presencia en la carretera pueden ser:
  2. Hielo sobre el parabrisas.
  3. Humedad alta y sol brillante.
  4. Existencia de zonas blanquecinas de escarcha o hielo en aledaños a la calzada.

¿Cómo reaccionar?

En caso de que haya hielo en la carretera o si el vehículo se aventura sobre una placa resbaladiza, los principales consejos de la DGT son los siguientes:

  1. Disminuir lentamente la velocidad y mantenerla muy reducida.
  2. Evitar frenar o cambiar bruscamente de dirección.
  3.  Evitar aceleraciones y deceleraciones, así como adelantamientos.
  4. Tener presente la dirección y comportamiento del resto de vehículos, que puede ser imprevisible.
  5. En caso necesario pueden instalarse las cadenas en las ruedas motrices del vehículo, circulando a velocidad muy reducida, y quitándolas cuando no sean necesarias.
Gráfico de la revista Tráfico y Seguridad Vial sobre conducción sobre hielo. // Revista tráfico y seguridad vial

Gráfico de la revista Tráfico y Seguridad Vial sobre conducción sobre hielo. // Revista tráfico y seguridad vial

¿Qué hacer ante un sobreviraje?

Algo habitual cuando se pierde el control del vehículo sobre una placa de hielo es el sobreviraje. Se produce cuando la parte trasera se descontrola. Según el RACE, en estos casos lo que hay que intentar es girar el volante en la dirección opuesta para tratar de enderezar la trayectoria.

¿Y ante un subviraje?

Cuando patinan las ruedas delanteras y el coche tiende a irse recto lo más recomendable es esperar a que recuperen el agarre sin girar el volante y sin levantar el pie del acelerador.

  • ¿Cómo sacar el hielo de la luna del coche sin destrozarla?

    Una mala decisión puede acabar con el parabrisas fracturado

¿Cuáles son las mejores marchas?

Para conducir con hielo los más seguro es hacerlo en marchas largas y sin superar las 2.500 rpm. De lo contrario, las ruedas podrían deslizarse sobre el firme resbaladizo.