Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las universidades contarán con 400 millones para investigar hasta 2026

Manuel Reigosa, Julio Abalde, Román Rodríguez, Miguel Ángel Escotet y Antonio López, en la Xunta. | //X.A.

El nuevo plan de financiación universitaria incrementa un 41 por ciento los fondos destinados a investigación hasta alcanzar los 400 millones de euros. El Consello Galego de Universidades dio ayer luz verde al marco económico por el que se regirán los campus gallegos en el periodo 2022-2026. El plan prevé movilizar cerca de 3.200 millones de euros en cinco años (761 millones más que el periodo anterior). De ellos, unos 2.457 millones serán transferencias directas de la Xunta, a los que se sumarán unos 720 previstos por la captación de fondos externos.

Los rectores de las universidades de Vigo, Santiago y A Coruña dieron ayer su aval al nuevo plan de financiación en una reunión del Consello Galego de Universidades a la que se sumó por primera vez el rector de la nueva universidad privada de Abanca, Miguel Ángel Escotet.

“Es un plan muy ambicioso que implica un salto cuantitativo y cualitativo de gran importancia para Galicia dado que sitúa a la universidad como un pilar fundamental de la recuperación y del futuro”, declaró al término del encuentro el conselleiro de Educación, Román Rodríguez.

Es un plan muy ambicioso que implica un salto cuantitativo y cualitativo de gran importancia

decoration

El documento se estructura en dos grandes fondos. Uno será la financiación no condicionada e incluye las partidas para garantizar el normal funcionamiento de las universidades. Por otro lado, estará la bolsa de la investigación, que comprende las partidas vinculadas a I+D+i y a su transferencia.

Dentro de la financiación no condicionada se incluye un nuevo subfondo denominado “Plan de estabilidad financiera, eficacia y mejora estratégica”, dotado con 14 millones de euros en su primer año de vinculación y que estará vinculado a la consecución de objetivos que serán evaluados anualmente. Se medirá así la calidad de la oferta docente, el refuerzo institucional de los centros de investigación con reconocimiento o la publicación de una contabilidad analítica.

Otro subfondo, dentro de las partidas no condicionadas, se destina al gasto corriente y al mantenimiento de infraestructuras. Contará con 28,3 millones de euros anuales y se repartirá en base a criterios como las plantillas, el alumnado matriculado y la superficie construida. Dentro de esta bolsa hay un apartado específico para invertir en infraestructuras de edificios singulares y que contará ya en 2021 con un adelanto de 4,5 millones de euros vinculados a mejoras de eficiencia energética.

Otra de las novedades del plan de financiación para el próximo periodo es que se establecerá un cuadro de mando que servirá para analizar el cumplimiento de objetivos.

Rectores

Los tres rectores se mostraron satisfechos. Antonio López, de la Universidade de Santiago, valoró que se permita “compaginar la autonomía” de estas instituciones con una previsión de recursos a medio plazo.

Desde la Universidade de Vigo, Manuel Reigosa tildó el nuevo plan de financiación de “magnifico” porque va a permitir encarar los próximos cinco años “con mucha tranquilidad, menos incertidumbres y con capacidad económica”.

Su homólogo coruñés, Julio Abalde, resaltó que los nuevos fondos “que funcionan de forma autónoma e independiente son una garantía de mejor funcionamiento del plan y da la posibilidad de tomar las medidas necesarias”.

Compartir el artículo

stats