Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 155.000 edificaciones en Galicia tienen una deficiente calidad constructiva

Más de 155.000 edificaciones en Galicia tienen una deficiente calidad constructiva

Más de 155.000 edificaciones en Galicia tienen una deficiente calidad constructiva

Galpones, establos, naves en estado de abandono, casas inacabadas, edificios en estado ruinoso... La geografía gallega está salpicada de este tipo de construcciones. Según los datos del Catastro, en Galicia hay más de 155.000 inmuebles catalogados con la peor nota en el baremo sobre calidad constructiva. Pero además la comunidad está a la cabeza de España con mayor número de edificaciones de baja categoría, solo por detrás de Castilla y León.

Es la segunda comunidad con más inmuebles de baja categoría, según el Catastro E Las construcciones del rural y la antigüedad del parque inmobiliario explican que esté a la cabeza

Para calcular las valoraciones catastrales, los técnicos del Ministerio de Hacienda tienen en cuenta la calidad constructiva de la edificación, que suele estar muy vinculada a los usos. Es decir, la peor calidad constructiva se adjudica normalmente a naves, cobertizos, explotaciones agrarias, almacenes así como a edificios inacabados o en estado ruinoso. El rural, el peso del sector agroganadero y la enorme dispersión del territorio explican la existencia de estos inmuebles de baja categoría. Pero la antigüedad del parque inmobiliario de Galicia es también un factor determinante.

Según explica el Catastro, la categoría 4 es la correspondiente a un tipo de construcción media y se distribuye el resto de categorías en función de su menor (hasta 9) o su mayor (hasta 1) calidad constructiva. Por encima de 1 existen las clasificaciones A, B y C, que se corresponden ya a inmuebles de lujo o exclusivos.

En todo caso, el Catastro no tiene catalogada la totalidad de las construcciones. De los 2,9 millones de inmuebles que hay en la comunidad, todavía no se ha definido la calidad constructiva de 639.000. De las edificaciones ya evaluadas (más de 2,3 millones), aproximadamente la mitad tienen una calidad constructiva por debajo de la media. Y casi el 7 por ciento obtienen un 8 o un 9, la peor calificación.

El grueso de los inmuebles de la comunidad se sitúan, sin embargo, en el nivel medio (la categoría 4): son un total de 877.000 edificaciones. En el número uno, es decir, en el rango más alto de calidad constructiva, hay 1.638 edificios. Y ya en la categoría de lujo o de bienes exclusivos hay solo 27 inmuebles.

Edificio inacabado en A Estrada. Foto de Bernabé. Victor Espino

La evolución está siendo positiva y se está mejorando la calidad constructiva de las edificaciones. De hecho, si se compara con la situación de hace dos años unos 45.000 inmuebles, clasificados como 8 y 9, han mejorado su nota y ya no están en las categorías más bajas. Pero en relación al conjunto del Estado, los avances en Galicia están siendo más lentos. De hecho pasa de ser la tercera comunidad con más edificaciones de baja categoría a convertirse en la segunda.

Por provincias, el mayor número de inmuebles de deficiente calidad está en A Coruña (64.434), seguido de Ourense (41.722), después Lugo (27.662) y, por último, Pontevedra (22.027).

El ayuntamiento gallego con el récord de edificaciones de baja categoría está en A Coruña y es Carballo, con 3.187 construcciones clasificadas con la peor nota. Le sigue Vigo, con 2.763 inmuebles.

Otra ciudad ocupa la tercera posición: Ourense, con 2.571. Le siguen Sarria, en Lugo, con 2.344 edificaciones. Y a continuación está A Coruña (2.134) y Santiago (2.275). Santa Comba, Lalín, Ferrol, Ortigueira y Ordes también están en los primeros puestos.

“Es necesario rehabilitar el patrimonio inmobiliario, que está muy deteriorado”

Manuel Martínez Carazo - Presidente de la Delegación de Vigo del Colegio de Arquitectos

decoration
Manuel Martínez Carazo -  Presidente de la Delegación de Vigo del Colegio de Arquitectos

Manuel Martínez Carazo - Presidente de la Delegación de Vigo del Colegio de Arquitectos Marta G. Brea

–¿Por qué Galicia está a la cabeza en construcciones catalogadas de baja calidad?

–En una comunidad predominantemente rural es normal que haya construcciones asociadas a las labores y usos del campo. Yo prefiero hablar en positivo, hablando de presente y de futuro. En Galicia tenemos un buen sector de la construcción. Y hay cantidad de empresas y profesionales gallegos trabajando en el resto de España.

–¿Influye la antigüedad del parque inmobiliario?

–Sin duda. Los actuales parámetros de calidad constructiva, nuevos materiales, mejora de aislamiento y eficiencia de las edificaciones hacen que las nuevas edificaciones sean cada vez mejores.

–Cuando el precio del suelo urbano es tan caro, ¿se tiende a ahorrar costes en la construcción para hacer que la vivienda sea más accesible económicamente para los gallegos?

–El coste de la construcción es alto porque cada vez construimos mejor. Ahí es difícil ajustarse más. El margen de mejora puede estar en manos de la gestión de ese suelo y un correcto equilibrio entre la promoción del alquiler y la rehabilitación del patrimonio construido que está muy deteriorado. En ese sentido, la administración puede ayudar mucho simplificando los trámites.

“Se debe subvencionar a los particulares el coste de los proyectos arquitectónicos, es el germen de todo”

decoration

–Las administraciones están orientando muchas de sus ayudas a la rehabilitación. ¿Es suficiente este impulso?

–La gran capacidad de mejora está en apostar por los arquitectos y el proyecto arquitectónico. Creo que sería fundamental que las administraciones subvencionaran los proyectos a los particulares. El proyecto es el germen de todo el proceso constructivo. Facilitar y animar a los consumidores a encargar un proyecto es un motor para la economía y el empleo.

Compartir el artículo

stats