Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En busca de los primeros gallegos

Recientes estudios abren nuevas puertas a la posible presencia de seres humanos en Galicia hace más de 400.000 años. El avance de las investigaciones en la cuenca del Miño puede evidenciar estos indicios

Los gallegos cumplen 400.000 años

Galicia pudo estar poblada por seres humanos hace más de 400.000 años. Un reciente estudio realizado por investigadores catalanes, valencianos y franceses la sitúan como una de las zonas más favorables para el asentamiento de homínidos en Europa durante el Pleistoceno atendiendo a variables climáticas, estadísticas y geográficas. Estos indicios pueden encontrar evidencia científica en un futuro próximo con el avance de las investigaciones en yacimientos arqueológicos en la cuenca del Miño y en la zona de las montañas orientales de la comunidad.

“Que aparezca un nuevo yacimiento tiene un componente de azar, pero creo que no tardaremos mucho en encontrar evidencias de un asentamiento más antiguo en la cuenca del Miño, ya sea en el lado español o en el portugués”

decoration

A día de hoy el yacimiento paleolítico de Porto Maior, en el municipio pontevedrés de As Neves, es el poblado con restos de actividad humana más antiguo de Galicia, con vestigios datados en algo más de 300.000 años. “Estoy convencido de que hay uno de cronología anterior, ya que no se observa ninguna limitación de tipo geográfico, ecológico o de otra índole que justifique que haya una población relativamente tardía en lo que hoy es Galicia”, comenta el arqueólogo Enrique Méndez Quintas, del equipo de investigadores de la Universidad de Vigo que realiza estudios en yacimientos del Baixo Miño. “Que aparezca un nuevo yacimiento tiene un componente de azar, pero creo que no tardaremos mucho en encontrar evidencias de un asentamiento más antiguo en la cuenca del Miño, ya sea en el lado español o en el portugués”, expresa, en alusión a las investigaciones que realizan en colaboración con colegas portugueses.

Una pieza hallada en el yacimiento de Porto Maior (As neves)

Una pieza hallada en el yacimiento de Porto Maior (As neves)

Similar sensación sobre la aparición en un futuro próximo de nuevas evidencias que constaten una presencia humana anterior a la que se conoce ahora en Galicia la tiene Ramón Fábregas, arqueólogo e investigador de la Universidad de Santiago de Compostela y codirector del yacimiento de Chova Eirós, en Triacastela, el único en Galicia donde se encontraron evidencias de la presencia de neandertales y Homo Sapiens, así como las muestras pictóricas más antiguas halladas en la comunidad, con una antigüedad máxima de 100.000 años. “Van a aparecer (yacimientos más antiguos). Igual que hace veinte años no se conocía ningún yacimiento en la cuenca de Monforte y ahora se conocen más de 50, es cuestión de trabajo sistemático, prospección e investigación”, manifiesta.

Sobre el lugar dónde se producirá hallazgo no se aventuran a determinar la ubicación, aunque apuntan hacia los yacimientos más antigos aún en fase de investigación sin descartar que el componente azar entre en juego.

"No tardaremos en encontrar un asentamiento más antiguo que Porto Maior, datado en 300.000 años. Probablemente el de As GÁndaras de Budiño tenga una cronología similar o sea anterior”

Eduardo Méndez - Arqueólogo y paleontólogo

decoration

Eduardo Méndez - Arqueólogo y paleontólogo Pablo Hernández

El campamento de As Gándaras de Budiño, descubierto en los años sesenta en el municipio pontevedrés de Porriño, podría arrebatar el título de más antiguo a Porto Maior. “Estamos trabajando en la línea de resolver su cronología.

Arqueólogos durante los trabajos de excavación cuyos primeros resultados fueron ayer expuestos. // D.P.

Se decía que era muy reciente, de unos 20.000 años, lo que daba a entender que el Paleolítico en Galicia era tardío y anacrónico respecto a lo que pasaba en Europa. Probablemente este año, si la pandemia lo permite, volvamos a excavar allí, algo importante para saber su antigüedad. Nuestra expectativa es que tenga una cronología similar al de Porto Maior, pero no descartamos que sea anterior”, afirma Eduardo Méndez.

Herramientas encontradas en Cova de Eirós

El asentamiento de As Neves continúa también bajo investigación. Desde la última campaña los estudiosos están trabajando con los materiales y datos extraídos y el próximo año prevén volver a hacer otra campaña de observación. “El yacimiento no está resuelto; tenemos una duda fundamental: explicar cuál es el origen de la acumulación tan inusual de artefactos que nos encontramos en uno de los niveles; sabemos que se corresponde a una acción deliberada de origen humano, pero nos falta saber el porqué y para qué”, explica Méndez Quintas.

17

Porto Maior, nexo entre África y Europa

Y es que en Porto Maior se ha producido el hallazgo de más de 3.800 piezas recuperadas desde el inicio de las excavaciones en 2012, algunas de ellas solo aparecidas en África, lo cual podría indicar que los homínidos llegados aquí vinieran directamente desde el continente africano.

"Van a aparecer yacimientos más antiguos. Hace veinte años no se conocía ninguno en la cuenca de monforte y ahora hay más de 50”

Ramón Fábregas - Arqueólogo e historiador

decoration

Ramón Fábregas - Arqueólogo e historiador

El fósil humano más antiguo encontrado hasta el momento en Galicia data de unos 17.000 años se corresponde con un molar de leche de un individuo de unos 10 años procedente de la cueva de Valdavara, en Becerreá (Lugo), donde trabajó el equipo de la Universidad de Santiago al que pertenece Ramón Fábregas.

Imagen a escala del diente encontrado. USC

En Cova Eirós, donde los restos humanos hallados son de la Prehistoria reciente, del Neolítico y la Edad de Bronce, los vestigios arqueológicos no humanos encontrados hasta el momento evidencian presencia humana de neandertales nomás allá de cien mil años atrás.

“No descartamos que si seguimos bajando podamos encontrar dataciones anteriores al Paleolítico Medio. Tiempo al tiempo”, indica Ramón Fábregas, quien adelanta que “no me creo que Cova Eirós sea una rara avis y que se mantenga como el único lugar de arte rupestre de Galicia en los próximos 20 años”. Este investigador apunta a hallazgos recientes antes impensables en Galicia.

Excavaciones en Cova de Eirós, donde se encontraron dientes de herbívoros.

“Hasta hace poco se pensaba que durante el periodo de máximo frío el interior de Galicia no estaba habitado. Ahora conocemos dos sitios, uno de ellos Cabalo, en el propio Monforte, en el sitio de Valverde, que se corresponden con los momentos más gélidos de la última glaciación. No se esperaba, pero sabemos, por la aparición de un útil muy típico de ese periodo hallado también en el valle del Miño, que allí estaban tallando sus propios instrumentos y cazando”.

Dientes de herbívoros encontrados en Cova de Eirós

Fábregas indica que no es extraño encontrar vestigios en la zona interior de Galicia. “Hay que pensar que la costa gallega se ha reducido mucho. En los últimos 15.000 años el mar ha avanzado más de diez kilómetros en algunos sitios, es decir, que lugares que fueran idóneos para asentamientos de animales y humanos en las llanuras costeras tal vez se encuentren hoy en día debajo de 10 a 30 metros de agua. Eso dificulta muchísimo encontrar evidencias”.

G

Compartir el artículo

stats