Stellantis Vigo amplía su huella global con el envío de coches despiezados a siete países

Expide colecciones para su montaje en Argentina, Brasil, Marruecos, Pakistán, Malasia, Vietnam y Argelia

Ejerce también de centro logístico para componentes de modelos de otras factorías

Ensamblaje de una Peugeot 2008 de Stellantis Vigo en Vietnam

Ensamblaje de una Peugeot 2008 de Stellantis Vigo en Vietnam / Thaco

Adrián Amoedo

Adrián Amoedo

Stellantis Vigo, cuando todavía se denominaba PSA, llegó a su récord de producción en 2007, con 547.000 vehículos. En aquellos años, la dirección de la factoría trasladaba los datos de forma anual, poco antes de Navidad, incorporando tanto los vehículos surgidos de sus dos líneas como las colecciones CKD, los coches despiezados que son enviados a otras plantas del grupo en el extranjero (participadas o en propiedad) para su ensamblaje final. De un tiempo a esta parte, los números los publica el grupo a nivel español, con las tres fábricas, en un resumen en el que dejó de incorporar los vehículos despiezados, que en aquel 2007 alcanzaron la nada desdeñable cifra de 56.000 unidades. Las colecciones CKD, ahora más conocidas como SKD (siglas para semi-knocked down) y PaP (Pieza a Pieza), son una parte importante de Balaídos, que cuenta con un taller propio y que precisamente ahora ha visto incrementada su actividad con la próxima producción en serie de la furgoneta Fiat Doblò para la planta que se construye en Argelia. Con este país, son siete los puntos del globo a los que Stellantis Vigo amplía su huella global, ya que el país africano se suma a las expediciones realizadas ya a plantas en Argentina, Brasil, Marruecos, Pakistán, Malasia y Vietnam.

Tal y como publicó FARO en noviembre, a partir del próximo año Stellantis Vigo enviará 1.000 contenedores al mes de la Doblò hacia el puerto argelino de Orán. De allí, las furgonetas despiezadas serán enviadas a la planta de Tafraoui, donde se ensamblarán para su venta principalmente en el mercado local, ayudando de esta forma al lanzamiento de la nueva factoría en la que el grupo invirtió más de 200 millones de euros.

Sin embargo, el de la Doblò no es el primer caso. Este tipo de envíos son ya un clásico dentro de Balaídos, donde existe un taller en el que se preparan las carrocerías y diferentes componentes agrupados como un puzle para su introducción en los contenedores.

En samblaje del Peugeot 208 en Argentina.

En samblaje del Peugeot 208 en Argentina. / Stellantis

Este tipo de configuraciones son las llamadas SKD, colecciones que antes se conocían a nivel interno principalmente como CKD (Completly Knocked Down), si bien en el primer caso se trata de vehículos semidesmontados (incluyendo carrocería) y en el segundo de unidades totalmente desmontadas. A estas siglas se suma también los llamados PaP, que son todos los componentes que no se suministran de otra forma a la planta receptora y que se reciben de los proveedores para su embalaje y expedición.

Destinos

Hasta el proyecto para la planta del país norteafricano, Stellantis Vigo enviaba colecciones a seis países, tanto de modelos propios, principalmente el exitoso todocamino Peugeot 2008, como de otras plantas del grupo en Europa. Este es el caso, por ejemplo, de Marruecos. La factoría de Kénitra, en la que el grupo invirtió hace un año 300 millones de euros para dobla su capacidad, fabrica el Peugeot 208, además de la nueva serie de minicoches eléctricos Citroën Ami, Fiat Topolino y Opel Rocks-e. Aunque el país está creciendo fuertemente en la industria de la automoción, desde Balaídos se envían colecciones de componentes que no se suministran a nivel local, funcionando como una especie de centro logístico.

El mismo caso se da en Argentina, donde el país cuenta con dos fábricas de Stellantis, la de El Palomar y la de Córdoba. Para la primera, el taller olívico envía también componentes del 208 y, además, colecciones de la Citroën Berlingo, aunque no la correspondiente al proyecto K9, sino la anterior versión, la M69.

Además de en Argentina, el centro de Vigo tiene su huella en Brasil. Allí el grupo tiene dos plantas, una que era propiedad de FCA, la de Betim, y otra que pertenecía al universo PSA, la de Porto Real. A esta última, situada al oeste de Río de Janeiro, Balaídos envía colecciones del 2008, pero también PaP de los modelos Citröen C3 y Citröen C4 Cactus.

Asia

Más exóticos son los destinos de algunas colecciones que salen desde Vigo con destino al continente asiático, si bien su origen se remonta a los acuerdos realizados en su momento por PSA. En este caso, se trata de dos únicos modelos para tres plantas, uno de producción local, el Peugeot 2008, y otro que en la actualidad se fabrica en Sochaux, el 3008, del que se envían los componentes necesarios para su ensamblaje. Uno de estos países es Vietnam, donde está la factoría de Chulai, de la local Thaco (Truong Haï Auto Corporation), con la que se firmó un acuerdo en 2017.

También fruto de los proyectos llevados a cabo antes de la fusión con FCA, el centro vigués exporta colecciones de estos coches a países como Malasia y Pakistán. En el primer caso, para su ensamblaje final con la local Naza, en el segundo, con la empresa Lucky Motors.

Con esta nueva huella global, el taller de colecciones de Balaídos aumentó. De hecho, en un principio se iba a disponer de una planta en Porriño, pero aprovechando la salida de la parte de ensamblaje de baterías de la nave actual para el nuevo taller, más cerca de las líneas de montaje, se amplió la superficie para SKD y PaP. Está por ver cómo afectó eso a la plantilla, ya que según fuentes sindicales hizo falta aumentar el personal.

La nueva Fiat Titano, con destino a Argelia

La nueva Fiat Titano, con destino a Argelia / Stellantis

[object Object]

Stellantis anunció en solo un año inversiones fabriles por valor de 650 millones de euros en el continente africano. Una de estas partidas fue para Argelia, donde el grupo retomó el viejo plan de PSA de establecer una planta. Para ello destinó 200 millones de euros en una unidad industrial que empezará ensamblando coches llegados despiezados desde Europa. Uno de ellos será la Fiat Doblò, la furgoneta K9 que fabrica Stellantis Vigo. Sin embargo, la planta de Tafraoui comenzará con el Fiat 500. Y lo hará ya a partir del próximo lunes.

Diversos medios argelinos avanzaron que el 11 de diciembre es la fecha elegida para la inauguración de la factoría. De hecho, en algunos de ellos dejaron caer esta semana que a este simbólico acto para el país podría acudir el CEO de la compañía, Carlos Tavares, al que se le espera también en Vigo para el anuncio de la nueva plataforma, la STLA Small, y del modelo aparejado, la nueva generación del Peugeot 2008. Lo que sí es oficial es que la marca Fiat sigue apostando fuerte por el mercado argelino.

Ayer mismo Stellantis comunicó que la pick-up Fiat Titano se lanza “en exclusiva en Argelia”, si bien también estará disponible en Brasil. El coche, un clon de la Peugeot Landtrek que ya se puede encargar en los concesionarios locales, “destaca por su robustez, sus capacidades todoterreno, su inigualable carga útil y su gran capacidad de remolque para satisfacer diversas necesidades profesionales”.