Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Stellantis Vigo prepara la renovación de las K9 en paralelo con la nueva versión del 2008

Balaídos comienza con las furgonetas el “restyling” ya avanzado para el “todocamino” | La factoría entra en fase de confidencialidad por el SUV y su nueva variante semihíbrida

Las primeras K9 que salieron de Vigo, en 2018. Marta G. Brea

Los parones continúan por la falta de microchips, la solución para el Perte del Vehículo Eléctrico y Conectado (VEC) sigue sin concretarse y la llegada de la alta tensión es ya casi una quimera, pero la vida sigue en Stellantis Vigo. La factoría continúa facturando vehículos cuando la escasez de componentes lo permite y mantiene los trabajos para pelear por las nuevas plataformas y los nuevos modelos aparejados. Y, cómo no, también en la actualización de los actuales. A la ya conocida renovación del todocamino Peugeot 2008, que además incluirá una variante híbrida (concretamente, semihíbrida), la factoría trabaja también en el restyling de sus furgonetas, las denominadas K9. De esta forma, Balaídos trabaja en paralelo en la nueva versión de sus vehículos superventas, en estrecho contacto con las proveedoras.

Este tipo de renovaciones son habituales en el sector. Persiguen la evolución de los modelos para extender su presencia en los concesionarios y, en el caso que ocupa tanto al todocamino como a los vehículos comerciales ligeros facturados en Vigo, también alargar su éxito de ventas.

En cuanto al Peugeot 2008, los SUV (siglas en inglés para vehículo utilitario deportivo) están de moda y están ocupando el hueco en el mercado que dejan, principalmente, los monovolumen. De hecho, según los datos de la primera mitad del año elaborados por la consultora JATO Dynamics, el modelo vigués es todavía el tercero más vendido en toda Europa de su categoría pese a que comenzó a fabricarse en serie ya en 2019.

La renovación se extenderá también a la versión eléctrica, las furgonetas eK9

Tal y como avanzó FARO el pasado agosto, Balaídos trabaja ya en el restyling del SUV, además de en la incorporación de una versión híbrida, convirtiéndolo en el primero que se fabricará en la planta viguesa. En concreto, empleará la tecnología MHEV, siglas en inglés para mild hybrid electric vehicle, conocido en castellano como semihíbrido.

En el caso del Peugeot 2008 los trabajos están ya muy avanzados. Tanto, que la planta está en estos momentos en fase de confidencialidad al haber empezado ya a fabricar las primeras preseries. En lo que respecta a las furgonetas, la situación es diferente, puesto que el proyecto todavía está empezando.

Si bien las furgonetas del proyecto K9 llegaron a Balaídos en 2018, antes que el P24 (nombre interno para el todocamino), la vida de este tipo de unidades es mucho más larga. Las ventas de las furgonetas se sostienen más y su demanda es más o menos estable en lo que respecta a las unidades que salen de Vigo, en los puestos altos de las listas de ventas desde que comenzó la generación en 1996.

Tras la última incorporación de la Fiat Doblò a las K9 y a la planta olívica como resultado de la fusión de PSA y FCA, son ya cinco las siluetas que se ensamblan en la factoría: cuatro de Stellantis (la Doblò se sumó a las Citroën Berlingo, Peugeot Partner y Opel Combo) y una de Toyota (Proace City), tras la colaboración pactada con el fabricante nipón.

Ahora, Stellantis Vigo trabaja en la renovación de sus vehículos comerciales ligeros, para lo que ya ha iniciado contactos con algunas de las proveedoras clave. Está por ver hasta qué punto se darán estos retoques principalmente estéticos y que, como en el caso del Peugeot 2008, se espera que se incluya tanto el nuevo logo de “la marca del león”, lanzado el año pasado. Los cambios, por cierto, también afectarán a las versiones eléctricas, las eK9, testadas hace casi un año por el propio rey Felipe VI.

La plantilla acude a las urnas para elegir al nuevo comité

La plantilla de Stellantis Vigo acudirá esta semana a las urnas para elegir a los integrantes del nuevo comité de empresa. SIT, CUT, CIG, CC OO y UGT pugnarán por hacerse un hueco en medio de una situación compleja como son los paros provocados por la falta de microchips o la incertidumbre por el futuro ante los fondos que no acaban de llegar para aspirar a una de las nuevas plataformas industriales del grupo, las denominadas STLA.

La votación, a la que están llamados unos 6.000 trabajadores, tendrá lugar entre el jueves (turno de noche) y el viernes. Ahí elegirán a los encargados de representarlos durante los próximos cuatro años. Tras los últimos comicios, el SIT venció con 20 representantes de los 33 del comité, por los cuatro delegados de UGT y CUT, tres de CC OO y dos de la CIG.

Compartir el artículo

stats