Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cardama aprieta por el pedido para el Canal de Suez: dos remolcadores por 70 millones

El astillero, único español en la licitación, ve “buenas perspectivas” | Los buques son de 70 metros y uno se construiría en Vigo y otro en Egipto con “know-how” y material vigués

Dos remolcadores operando en el Canal de Suez para liberar el “Ever Given”. | SCA

El centenario astillero vigués Cardama Shipyard continúa peleando por la llegada de nuevos pedidos. A la espera de poder activar el contrato firmado para la construcción de una draga de 73 metros de eslora, la empresa se encuentra centrada en las reparaciones navales. Sobre la mesa tiene varios proyectos, si bien uno de ellos está centrando la atención, tanto por volumen como por prestigio. Tal y como adelantó FARO el pasado septiembre, la atarazana está en la puja para hacerse con el pedido de fabricación de los nuevos megarremolcadores del Canal de Suez, cuya licitación lleva varios meses abierta y cuyo límite se amplió hasta finales de mes. Finalmente, el encargo al que aspira Cardama es de dos embarcaciones de 70 metros de eslora, de las que una se construiría en Vigo y otra en Egipto a través del know-how y suministros vigueses. Según pudo saber este medio, el astillero, el único español en la pelea, ve “buenas perspectivas” para hacerse con un contrato que supera los 70 millones de euros.

La Suez Canal Autorithy (SCA), que retrasó el límite para recibir ofertas del pasado 19 de julio al 31 de agosto, quiere hacerse con nuevas embarcaciones para evitar situaciones como la del portacontenedores Ever Given de marzo del año pasado, cuando encalló y atascó el comercio mundial. Para ello, cuenta con una lista corta de astilleros capaces de hacerse con el pedido, en la que está Cardama.

El astillero vigués avanza con la obra del barco para Senegal

Además de las reparaciones y refits navales, Cardama Shipyard tiene una obra de nueva construcción que avanza, pero muy lentamente. Se trata de un buque multipropósito encargado para Senegal cuya botadura tuvo lugar en abril de 2018.

Su finalización se ha venido atascando por problemas en la financiación a cargo del armador, pero las obras de este buque de 50 metros de eslora se pudieron reactivar tras llegar a un acuerdo con el país.

El barco, valorado en 15 millones de euros y que cuenta con 950 toneladas de arqueo bruto (GT), no será entregada este año.

La licitación incluye la construcción de dos remolcadores de 70 metros de eslora, de los que uno se haría en Vigo y otro allí. De hecho, la cuantía final del contrato está por definir debido al alcance de la obra en Egipto, aunque se calcula que supera los 70 millones.

El concurso y la participación del astillero vigués es vox pópuli en el sector naval. De hecho, aunque “la competencia es importante”, principalmente con empresas de Noruega y de Holanda, fuentes de Cardama Shipyard valoran que “hay muy buenas perspectivas” de cara a la resolución de la licitación, que podría darse ya este mismo año.

Draga

En lo que respecta al contrato de la draga de 73 metros de eslora, cuyo anuncio rompió con más de cinco años de sequía particular, se está retrasando una entrada en vigor del contrato debido, entre otras cosas, al alza de los precios de materiales como el acero. La última unidad entregada por Cardama fue el buque multipropósito Thulfiqar, para la compañía iraquí South Oil Company (SOC).

Recreación del buque para Chile. Cedida

Un encargo se escapa en Chile

Al igual que hizo Argentina, Chile quiere renovar su flota oceanográfica con la construcción de dos unidades: una costera, más pequeña, y otra oceánica, de mayores dimensiones. La segunda está ahora abierta; la primera se la llevó una firma local, Asenav, mientras que Cardama se quedó a las puertas.

Según figura en la página de contratación del estado, el astillero vigués se quedó fuera por no cumplir uno de los “aspectos técnicos”, al igual que otros participantes. Asenav se hizo con el encargo por 14,3 millones de dólares (14 millones de euros al cambio actual).

Compartir el artículo

stats