Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta lanza un plan para formar en competencias digitales básicas a casi 46.000 gallegos

La iniciativa se dirige a personas de 14 a 74 años, sobre todo de colectivos vulnerables, y habrá una aula móvil para llegar al rural

Un curso de competencias digitales en un centro de la Red CeMIT. | // FDV

Las tres patronales bancarias presentarán antes de agosto sus medidas de choque contra la exclusión financiera. “Estamos trabajando ya con muchos agentes para poder cerrar el plan y, además, en muy buena colaboración con el Ministerio de Economía”, comentaba el pasado jueves Alejandra Kindelán, la nueva presidenta de la Asociación Española de Banca (AEB), que junto con la agrupación de las antiguas cajas (CECA) y las cooperativas de crédito (UNACC), pretenden llevar el servicio de acceso al efectivo al medio millón de ciudadanos que viven en lugares sin sucursal ni cajero, la inmensa mayoría en zonas rurales víctimas del declive demográfico. La máxima responsable de la AEB recordó que la despoblación “no es solo un problema de los bancos, sino un reto de todos”. “Hemos visto que también hay un tema ahí con los servicios públicos –añadió Kindelán–. Pero los bancos tenemos desde luego el compromiso de trabajar en esto como máxima prioridad para que no se quede ningún cliente atrás, independientemente de su lugar de residencia y de sus capacidades digitales”.

La velocidad con la que las nuevas tecnologías avanzan en la economía y, particularmente, en el sector financiero choca con las enormes dificultades de buena parte de la sociedad para operar a través de aplicaciones de móvil o internet. Algo tan aparentemente sencillo como usar el ordenador cae en picado a medida que aumenta la edad, incluso cuando las condiciones son propicias, como ocurrió en los primeros meses de la pandemia en 2020. Casi un 40% de los gallegos no lo utilizó. El porcentaje roza el 94% en la franja de 15 a 25 años y se desploma al 19% en los de 65 años en adelante. La Estratexia Galicia Digital 2030 reconoce que casi la mitad de los habitantes de la comunidad carecen de competencias digitales básicas –desde navegar por webs, a emplear el correo electrónico o programas de videoconferencia, pasando por las rutinas de seguridad– y para reducir esa cifra al 30% a lo largo de la década, la Xunta lanza un programa para formar a 11.271 personas hasta octubre del próximo 2023 y llegar a casi 46.000 en 2025.

Contrato de gestión

La iniciativa se enmarca en el Plan de Reforma y Ampliación de la Red CeMIT –un conglomerado de 91 aulas repartidas por Galicia donde se imparten cursos gratuitos de alfabetización digital, capacitación digital e innovación social– y el nuevo Marco gallego de competencias digitales. La Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega) acaba de licitar un contrato para la prestación del “servicio de gestión integral” del programa de capacitación por un importe de 8,7 millones de euros que se suman a los más de 17,2 millones que la entidad invertirá en medios propios.

A la empresa adjudicataria le corresponderá captar al alumnado, con la obligación de que las mujeres supongan al menos el 50%. “Las personas destinatarias de este servicio de formación serán la ciudadanía en general y especialmente los ciudadanos y ciudadanas de Galicia entre 14 y 74 años preferiblemente de colectivos vulnerables y en riesgo de exclusión social, como personas mayores, inmigrantes, mujeres del rural, etc.”, fija el pliego de condiciones del contrato, que impone también “un reparto geográfico homogéneo” entre las cuatro provincias.

Captación, evaluación y formación

Para cumplir el objetivo de beneficiarios, los encargados de prestar el servicio podrán echar mano de “los canales de atención que estime necesarios”, entre los que la Amtega menciona las llamadas telefónicas, el correo electrónico o Whatsapp. Las actividades formativas deberán incluir “tutorización personalizada” y la posibilidad de formar también a los propios agentes TIC de la Amtega para que “pueda, una vez formado, impartir a su vez la formación en competencias digitales”. Combina la modalidad de teleformación con la presencial, que se habilitará con las aulas de la Red CeMIT y “otros centros y espacios que se pongan a disposición por parte de las entidades locales, la propia empresa adjudicataria y/u otras entidades colaboradoras” y una aula móvil pensada especialmente “para acercar este proyecto a las zonas rurales”.

El programa establece dos itinerarios, ambos de 250 horas y con diagnóstico previo para identificar las carencias de cada alumno. El de competencias digitales básicas se orienta a “operar con confianza y seguridad a la hora de comunicarse, informarse o realizar transacciones, como comprar, relacionarse e interactuar con las Administraciones Públicas o reservar una cita médica, así como resolver los problemas sencillos del entorno digital”. El de competencias intermedias aspira a “una actividad más elaborada, como hacer búsquedas sofisticadas, crear y publicar contenidos digitales, programa y configurar sistemas digitales”, entre otras opciones.

Plan de formación en competencias digitales


1. Apoyado por la Red CeMIT

En ella se integran 91 aulas repartidas por toda Galicia, donde se impartirán las sesiones formativas presenciales.

2. Contrato de servicio integral

Una empresa se encargará de todo el proceso, incluida la captación de alumnos. El contrato tiene un coste total de 26 millones de euros.

3. Dos itinerarios diferentes

Hay uno de competencias básicas y otro, más sofisticado, de carácter intermedio. Ambos suman 250 horas y habrá teleformación.

Compartir el artículo

stats