Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El acelerón laboral impulsa 430 empleos más al día en Galicia en lo que va de junio

Las afiliaciones superan las 1,050 millones por primera vez desde 2008 tras cinco meses de alza | Educación, sanidad e informática crearon 15.300 puestos desde la pandemia

Alumnos y profesor en un aula de primaria de un colegio. // Javier Cebollada Javier Cebollada

El servicio público de empleo de Galicia recogía ayer 459 vacantes tras incorporar medio centenar en las últimas horas. Se buscan enfermeros de cuidados médicos-quirúrgicos en Vigo y sin especialización en otros muchos concellos, un auxiliar de ayuda a domicilio para Vilar de Barrio, mecánicos de maquinaria agrícola en Sarria, montadores de rótulos en fachadas en Santiago de Compostela, fisioterapeutas para Marín, A Pontenova y Monforte, profesores de formación vial en Lalín, un maestro de educación primaria en Burela, un lingüista en Ferrol, socorristas para piscina en Mesía y A Capela y un largo etcétera donde destacan oficios vinculados a la construcción –carpinteros, electricistas, pintores...– y, por supuesto, camareros y cocineros para la hostelería.

Conseguir un trabajo a través de la administración no es lo habitual –solo sirvió al 1,8% de los asalariados de la comunidad–, pero la retahíla de ofertas ahora mismo en vigor reflejan a la perfección lo que está sucediendo en el mercado laboral gallego. Hay empleo disponible y de perfiles muy distintos, más allá del tirón que a estas alturas del año muestra ya el turismo para preparar la campaña estival. Durante la primera quincena de este mes, el número medio de afiliaciones a la Seguridad Social creció en 6.500, unas 433 al día. A 15 de junio había 1,050 millones de personas cotizando en Galicia, algo que no sucedía desde 2008.

Al margen de la guerra

Las muchas consecuencias de la invasión de Rusia a Ucrania, especialmente la disparada inflación a causa de los precios de la energía, pasan de puntillas por la ocupación. Con este van cinco meses consecutivos de incremento en la comunidad, según los datos avanzados por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que prevé en el conjunto del país el mayor incremento mensual del empleo al margen de los años afectados por la pandemia. El acelerón dejará “previsiblemente” un incremento de 85.000 cotizantes en España a finales de junio y 271.000 en total en el acumulado desde que arrancó el año, “una cifra que muestra el gran dinamismo del empleo, a pesar del contexto de incertidumbre a escala internacional”. “El dinamismo del mes de junio está siendo excepcional, mucho más intenso de lo habitual –subrayó Escrivá–, incluso si se compara con otros meses muy buenos para el empleo”. La subida duplica el crecimiento promedio del periodo 2016-2019.

afiliaciones Hugo Barreiro

El ascenso del empleo durante la primera quincena de ese mes en Galicia solo tiene precedentes recientes en julio de 2020 (614 puestos diarios), cuando la hostelería y, en general, todas las actividades turísticas pudieron desperezarse tras las duras restricciones de horarios y aforos para aprovechar el primera temporada veraniega con pandemia; y otra vez en julio de 2021 (469), caracterizado por un bum de visitantes en Galicia. La mitad de toda la ocupación ganada entre el 1 y el 15 de junio de este año se concentra en la provincia de Pontevedra (3.278 afiliaciones nuevas), donde el ascenso en comparación con la media de mayo roza el 1%. La subida en Ourense (565) y Lugo (676) fue del 0,5%; y del 0,4% en A Coruña (1.979). La comunidad crece ligeramente por encima de la media estatal (0,5%), con Baleares en cabeza (3,7%), seguida de Castilla-La Mancha (1,5%), Aragón (1,1%), Extremadura (1%) y Cataluña (15). Únicamente Andalucía tiene ahora mismo menos afiliaciones que el mes pasado después de un retroceso del 0,3%.

Cambio de ocupaciones

La recuperación de la hostelería tiene mucho que ver en el comportamiento del mercado laboral en Galicia el último año. El empleo en servicios de comida y bebida aumentó un 13% (7.567 cotizantes) respecto a mayo de 2021 y un 37% (3.060) en alojamientos. Aún así, el sector sigue por debajo de los niveles prepandemia. Bares y restaurantes ocupan a 2.600 personas menos que en mayo de 2019. No es, sin embargo, la actividad peor parada por la crisis sanitaria y la situación actual de alta inflación. Agricultura y ganadería arrastran una caída de 2.700 trabajadores, el 7,4%, en los tres últimos años. El agujero en los servicios financieros por la reconversión de la banca supera el 12% (1.177 efectivos menos) y el 16% en pesca y acuicultura (1.024).

Los tres principales motores del empleo en Galicia desde la aparición del COVID-19 son la educación, donde la ocupación creció un 12% (6.400 afiliados más); la sanidad, con un subida del 9,7% (5.883); y la programación, consultoría y otras actividades relacionadas con la informática, que dispararon un 26% la contratación (2.924 trabajadores) por el empuje de la digitalización. Destacan también los servicios técnicos de arquitectura y energía (2.003 cotizantes nuevos); la administración (1.792); los servicios sociales sin alojamiento (1.600) y en establecimientos residenciales (1.560); y las actividades administrativas de oficina (1.540).

Compartir el artículo

stats