Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Stellantis invierte más de 14.500 millones en al menos siete países a la espera de España

Gobiernos regionales y estatales apoyan al fabricante con 2.600 millones | Canadá, último país en dar ayudas: 772 millones para dos plantas

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, durante el anuncio del a inversión. / @JUSTINTRUDEAU

El Perte para el Vehículo Eléctrico y Conectado avanza en España y Stellantis, cuya factoría más productiva del mundo –según datos del pasado año– está en Vigo, sigue peleando para que sus proyectos no se queden fuera. En juego está el futuro de las tres plantas en el país (Balaídos, Figueruelas y Villaverde), que precisan dar un salto tecnológico para la fabricación de los coches electrificados con una de las plataformas impulsadas por el grupo que dirige Carlos Tavares, las denominadas STLA. Sin embargo, mientras el proyecto para la fábrica de baterías del Volkswagen avanza en dirección a Sagunto (Valencia), con nuevos modelos ya anunciados para sus instalaciones en el país, las relaciones de Stellantis con el Gobierno siguen estancadas. A la espera de un paso adelante –o hacia atrás– desde Moncloa, el grupo entretanto avanza con sus planes de inversión global anunciados. Eso sí, lejos del territorio español. Desde el verano del año pasado, la multinacional ha anunciado más de 14.500 millones de euros en gigafactorías de baterías y remodelaciones de plantas en al menos siete países, de la mano siempre de apoyos de los gobiernos estatales y regionales, que alcanzan un valor de más de 2.600 millones. El último en sumarse a ello, Canadá: el primer ministro, Justin Trudeau, puso sobre la mesa una alfombra roja de 772 millones en apoyos para adaptar a los nuevos tiempos las factorías de las ciudades de Windsor y Brampton.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, durante el anuncio del a inversión. @JUSTINTRUDEAU

La decisión –o “imposición”, según Tavares– de los países de acabar con los motores a combustión impulsó una revolución de la automoción hacia el vehículo eléctrico. Además del avance tecnológico necesario, esta transición necesita, sobre todo, baterías. Para ello, los fabricantes comenzaron a impulsar las gigafactorías y Stellantis se unió a TotalEnergies para crear Automotive Cells Company (ACC).

La joint-venture (a la que más tarde se sumó Mercedes-Benz) inició una escalada de inversiones para cubrir la demanda que tendrán las plantas de Stellantis. Las primeras fueron anunciadas para Francia (una instalación piloto en Nersac y la factoría en Billy-Berclau/Douvrin) y Alemania (Kaiserslautern), con una tercera que recayó finalmente en Italia (Termoli) tras descartar España. Con una proyección para invertir 2.000 millones en cada una, para las dos primeras ACC logró 1.300 millones en apoyos de los gobiernos y de la UE, mientras que para la tercera el Ejecutivo italiano concretó 369 millones.

España, con tres fábricas, se quedó en la lista de espera de cara al futuro, lo que dio lugar a un tira y afloja en los medios entre el Gobierno y el propio Tavares a costa del Perte, ya que el luso alegaba que no hubo contactos. Sí los hubo, en cambio, con Canadá. Además de la inversión para las plantas presentada a bombo y platillo esta semana, el país norteamericano apoyó a ACC para una gigafactoría de 3.900 millones en Windsor. El montante de la ayuda es confidencial, pero la ciudad sí aportó 107 millones.

Plataformas

Estos apoyos gubernamentales llegaron también para la remodelación de las plantas de producción, que necesitan acceder a las plataformas industriales para vehículos 100% eléctricos impulsadas por Stellantis, las STLA, para que así sigan llegando nuevos modelos.

A la espera de España, cuya rigidez de las bases del Perte amenaza con dejar fuera de este proceso a la planta de Vigo, otros países sí movieron ficha y Stellantis hizo lo propio. En Francia, las factorías de Sochaux y Rennes ya se han hecho con una de las plataformas, con la STLA Medium, cuyos vehículos tendrán una autonomía de 700 kilómetros. Para ello, en el primer caso se invirtieron 200 millones de euros, según explicó en una entrevista con Franceinfo el propio responsable de la planta, Christophe Montavon; en el segundo, en el último trimestre de 2021 se comprometieron 152 millones. En ambos casos, los apoyos gubernamentales no fueron revelados.

Sí se conocen las aportaciones en las inversiones conocidas más recientemente, tanto en la planta de Kragujevac (Serbia) como las de Trnava (República Checa) y Ellesmere Port (Reino Unido). El Gobierno serbio aportó 48 de los 190 millones que se invertirán en la planta, que usará una STLA Small (autonomía de 500 kilómetros); el checo, más de 15 millones en los 180 que recibió Trnava el pasado curso para una nueva plataforma, no concretada. Mientras, los británicos entregaron 35 millones de euros de los 120 para la transformación de una factoría que, además, acogerá parte de las furgonetas eléctricas que se hacen en Vigo.

Todas las inversiones oscilan entre los 120 y los 190 millones, que es precisamente la cantidad que persigue la planta viguesa para acceder a estas nuevas plataformas que sustituyan las modulares EMP2 (para los vehículos comerciales ligeros) y CMP-eCMP (para el Peugeot 2008). Competirá también con las del propio grupo, como la de Figueruelas, en Zaragoza, que precisamente aspira a hacerse con 200 millones para lograr una de las STLA y confirmar la adjudicación del Peugeot e-208 y el nuevo Lancia Ypsilon.

Sánchez apoya hoy en Sagunto la “gigafactoría” de Volkswagen

El grupo Volkswagen y todos los socios del plan Future: Fast Forward registraron ayer el proyecto para optar a las ayudas del Perte para el Vehículo Eléctrico y Conectado. Un total de 62 empresas nacionales, de 11 comunidades autónomas, y de las cuales el 61% son pymes, trabajarán juntas con el objetivo de “convertir España en un hub del vehículo eléctrico en Europa”.

Los principales objetivos de esta iniciativa son la electrificación de las plantas de Martorell (Barcelona) y Landaben (Navarra) y la creación de la gigafactoría de baterías ya concretada para Sagunto, en Valencia. Allí acudirá hoy el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para acudir a la presentación y mostrar el respaldo a la iniciativa.

Compartir el artículo

stats