Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

carlos martí | Portavoz de Vientos de Futuro

“Hay que potenciar las renovables porque el cambio climático sí genera impactos gravísimos en el territorio”

“La eólica es la energía más competitiva del mix eléctrico ahora”

Carlos Martí, portavoz de la plataforma Vientos de futuro. | // XOÁN ÁLVAREZ

Pasaron casi 40 años desde el encendido del primer parque eólico en España, el mundo se aferra a las renovables para acelerar la transición energética y, paradójicamente, al sector no le queda otro remedio que reivindicarse como si fuera un nicho emergente. Su patronal, la AEE, une fuerzas con la Fundación para la investigación del clima (Fic), la red de jóvenes de Talento para la sostenibilidad y la ONG global de apoyo a la economía sostenible Nesi para lanzar Vientos de futuro. “Nunca es tarde para impulsar movimientos colaborativos”, asegura Carlos Martí, portavoz de la plataforma “con las puertas abiertas y vocación de diálogo, escucha y reflexión” para defender el “papel clave” de la eólica en la construcción de un sistema descarbonizado. “Es una tecnología con una trayectoria muy importante en el país y una potente curva de aprendizaje. Con el tiempo se han ido reduciendo los costes y ahora mismo es una de las energías más competitivas, por no decir la más competitiva, en el mix eléctrico”, destaca Martí. El mensaje no puede desvincularse de los movimientos ciudadanos críticos con los parques muy activos en Galicia, donde, precisamente, Vientos de futuro se presentó en sociedad hace unas semanas.

–¿Por que ahora? ¿Por qué un sector tan maduro como la eólica tiene que dar este paso?

–Porque la energía eólica tiene que duplicarse de aquí a 2030, según el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima. De los 28.000 MW instalados actualmente hay que pasar a 50.000 para conseguir también el objetivo de reducir un 23% las emisiones de gases de efecto invernadero y que el conjunto de las renovables signifiquen el 74% del mix eléctrico. Si queremos lograr esas metas, la eólica debe dar un salto cualitativo y cuantitativo muy importante. Hace falta empujar desde todos los frentes. Las empresas desempeñan su papel, la industria el suyo y el Gobierno gestiona y legisla. Pero consideramos necesario transmitir más información y conocimiento a la sociedad civil para que sepa mejor qué significa la energía eólica. Todavía no está suficientemente al tanto de la dimensión de la transición energética y la importancia de la eólica.

"El sector es autosuficiente y está preparado para duplicar la potencia instalada hasta 2030"

Carlos Martí - Portavoz de Vientos de futuro

decoration

–Por tanto, al menos una de las razones de la creación de la plataforma son las dudas del propio sector sobre el cumplimiento de los objetivos del PNIEC.

–Los promotores ven perfectamente factible cumplirlo. Hay trabas, problemas, pero la industria del sector está capacitada para duplicar la potencia instalada. España tiene una de las industrias eólicas más potentes de Europa. El Perte de Renovables aprobado recientemente refleja, por ejemplo, que aquí hay el 90% de la cadena de valor. Por decirlo de alguna manera, tenemos un sector eólico autosuficiente. Pero la plataforma cree que el camino debe ir acompañado de un apoyo mucho más amplio de la sociedad civil. Y para eso hay que abrir espacios de escucha activa, debate, divulgación y generación de conocimiento con todas las voces en torno al desarrollo sostenible y la transición energética.

–En la sociedad civil hay también movimientos intensos en Galicia que buscan justo lo contrario y acusan al sector de un desarrollo “descontrolado”. ¿Es la otra de la razón de este paso?

–La justificación de la plataforma es la creación en sí misma como espacio de debate y encuentro. Todo el mundo sabe que, no solo en Galicia, hay gente en desacuerdo con la energía eólica desde posicionamientos ambientales, entre otros. Creemos que sentarnos a hablar y compartir, hacer ver a la sociedad civil que las cosas, aunque se hacen bien, se pueden hacer mejor, ayudará enormemente. Está claro que, o potenciamos las energías renovables, o tendremos problemas serios con el cambio climático como los que ya estamos viendo. El cambio climático sí genera impactos gravísimos en el territorio. Esa es la gran amenaza a combatir.

"Se están haciendo muchos esfuerzos para un desarrollo ordenado"

Carlos Martí - Portavoz de Vientos de futuro

decoration

–Lo que está ocurriendo, ¿no evidencia la falta de pedagogía desde el sector en todos estos años?

–Es que todas las cosas relacionadas con el desarrollo sostenible han ido muy rápido y la energía es el punto de inflexión ahora en toda la transición ecológica. Como decía un ex secretario general de Naciones Unidas, llega un momento en que tenemos la tecnología, sabemos lo que hay que hacer, pero nos falta tiempo. Debemos entenderlo desde la perspectiva de un cambio de paradigma muy fuerte. Es cierto que pudo faltar algo de pedagogía y precisamente es lo que ofrecemos. También tú, como periodista, lo somos ambos, sabes que vivimos en una época de sobreinformación e incluso de intoxicación. Los mensajes son tantos y tan cambiantes que muchas veces la gente no es capaz de centrar las cosas y desconoce cuál es el problema. Por eso sí es necesario hacer pedagogía con las renovables.

–Todo eso es tan cierto como que en Galicia existen proyectos que se solapan entre ellos en el territorio o con líneas de evacuación de kilómetros y kilómetros que no tienen sentido. El propio sector alimentó la confusión y debería ser el primero el apoyar los planes realmente viables, ¿no?

–Sin duda. Las empresas son una parte de la plataforma, que está más centrada en la labor social. Pero vuelto a lo de antes. Toda transformación disruptiva genera tensiones, conflictos, dudas y situaciones que pueden ser muy mejorables. Es indudable. Como sucede en otros ámbitos económicos. Yo no hablo en nombre de la industria, pero entiendo que también se están haciendo esfuerzos para ordenar el desarrollo porque hay que instalar mucha energía eólica los próximos años.

–¿Cómo van a armar ese diálogo abierto? ¿Qué harán para que cale el mensaje?

–Además de las cuatro organizaciones fundadoras, hay ya 8 adhesiones nuevas. El primer objetivo es crecer para que la plataforma sea cada vez más rica y diversa. Entre este año y el próximo vamos a presentarnos en otros territorios, como hicimos en Galicia. A partir de ahí iremos generando espacios de encuentro, materiales didácticos, creando lazos con otras organizaciones. Posiblemente de cara al otoño nacerá un gran manifiesto que podrán suscribir no solo las organizaciones pertenecientes, sino cualquiera otra y ciudadanos. Ahí estarán las bases de lo que busca la plataforma con la sociedad civil.

El presidente de la patronal eólica gallega, Manel Pazo, y Carlos Martí en la presentación de la plataforma en Galicia. // Xoán Álvarez XOAN ALVAREZ

“La eólica debe integrarse como un elemento más de modernidad y vanguardia en el paisaje”


–¿La plataforma pisará la calle?

–Pues sí, claro. Bajar al territorio para hablar del territorio. Hay voces que hablan de altos impactos de la eólica. Lógicamente, los parques pasan declaraciones de impacto ambiental muy estrictas, pero también nos gusta hablar del concepto en general del territorio, del paisaje, de cómo la eólica se tiene que integrar como un elemento más de modernidad y de vanguardia. Hace ocho siglos se hacían molinos. Ahora también, pero de otra forma. Podemos demostrar que la actividad eólica es perfectamente compatible con las actividades tradicionales del sector rural.

–Pues el impacto en el paisaje es, precisamente, el argumento de la imposición fiscal a la eólica.

–Sí, pero el paisaje es una construcción subjetiva y humana. El territorio sí es una objetividad. No son lo mismo. Sobre el paisaje impacta una autopista, una línea de ferrocarril, una casa, incluso los campos arados por los agricultores. Hoy nos toca vivir una transformación del paisaje que viene de una intervención en el territorio. La innovación en la eólica va a una velocidad de vértigo. Los aerogeneradores son cada vez más grandes y potentes. No es una cifra exacta la que te voy a dar, pero sí vale como referencia: donde hoy hay diez, mañana habrá dos. Es la manera más barata de producir energía ante la necesidad de acabar con la dependencia de los combustibles fósiles que están provocando la crisis que vivimos ahora en Europa por la guerra de Ucrania y una factura millonaria día tras día.

–¿Serán un interlocutor también con las administraciones? Lo pregunto por los problemas importantes que hay de lentitud en las tramitaciones.

–Con gobiernos autonómicos, ayuntamientos, entidades locales, diputaciones... Son un elemento clave del debate porque quien gobierna toma las decisiones y es fundamental contar con su punto de vista.



Compartir el artículo

stats