Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las bajas laborales por COVID superan el 10% en los sectores estratégicos gallegos

Empresarios y sindicatos admiten que industria, metal, construcción y textil sufren un absentismo “sin precedentes”

Trabajadores de la construcción, ayer, en la obra de Porta do Sol. / MARTA G. BREA

El aluvión de bajas laborales por COVID-19 está golpeando con dureza los pilares de la economía gallega. Sectores estratégicos como el automóvil, el metal, la construcción o el textil/moda han visto cómo tras la vuelta de las vacaciones de Navidad más del 15% de sus plantillas ha tenido que quedarse en casa al contagiarse, y la situación, lejos de remitir, va a más. El dato es incluso más alto en las grandes cadenas de distribución y alimentación, aunque la mayoría de empresas aguanta el tipo con horas extra y reorganizando los turnos. La otra cara de la moneda son las TIC, con la menor incidencia de positivos. En medio de esta vorágine laboral, la patronal gallega ve como un bálsamo la decisión que ha tomado la Xunta de apostar por la automatización de altas y bajas en el mismo acto para evitar un colapso de la economía y defiende una mayor colaboración y el aprovechamiento de los recursos médicos de las mutuas.

Metal

La patronal metalúrgica gallega cifra en un 11% las bajas por COVID ahora mismo en el sector, que en casos puntuales de empresas pueden elevarse hasta el 25%. “La situación es grave”, reconoce el secretario general de Asime, Enrique Mallón, que matiza que la práctica totalidad de los contagios se producen en el entorno familiar y social de los trabajadores, y no en las industrias, que siguen estrictos protocolos de prevención sanitaria.

Motor

La industria del automóvil, como avanzó FARO ayer, está haciendo equilibrios estirando turnos, echando mano de eventuales e incluso contratando en algunos casos para mantener la producción, lo que está dejando sin aplicación los ERTE negociados para este año por la falta de microchips. Fuentes sindicales y del sector reconocen que los datos de absentismo justificado están en cotas “históricas” desde que arrancó la sexta ola

Textil/Moda

El textil no escapa de la avalancha de bajas, aunque en este caso los casos se concentran en el personal de cara al público en los puntos de venta, es decir, los dependientes. “Se están disparando las bajas, con problemas para cubrir turnos en algunos casos”, reconoce el gerente de Cointega, Alberto Rocha.

Construcción

La plantilla de la construcción también se está resistiendo. Aunque la Federación Gallega de la Construcción mantiene que no hay una incidencia significativa, grandes y pequeñas y medianas empresas del sector consultadas por este periódico sí reconocen problemas desde hace más de un mes, problemas agravados por las dificultades hasta ahora para dar de alta y baja al personal, lo que ha llevado en algún caso a adelantar vacaciones. Las bajas por COVID tensionan aún más a un sector marcado por la falta de mano de obra y el robo de trabajadores entre empresas, como recogió este periódico.

Distribución

Las cadenas de distribución, también intensivas en mano de obra, están entre las empresas más afectadas por esta sexta ola del coronavirus marcada por la variante ómicron. La incidencia en algunas empresas, según reconocen distintas fuentes sindicales, es muy superior al del resto de sectores, y esos huecos se cubren con “excesos de jornada o no se cubren”.

Biotecnológicas

En el sector biotech, las compañías más afectadas son aquellas que cuentan con centros de producción y laboratorios, que requieren la presencia física de su personal especializado. La incidencia está siendo menor en las empresas que pueden desarrollar su actividad a través del teletrabajo de sus plantillas.

La automatización de las altas y bajas, bálsamo ante una situación insostenible

TIC

Las empresas TIC, en cambio, son las que mejor están surfeando esta sexta ola. “El sector tic sigue funcionando online y no tenemos graves problemas”, reconoce Antonio Rodríguez, del Cluster TIC.

Para la patronal gallega, en esta marejada COVID, el anuncio del Sergas de automatizar el proceso de altas y bajas es un bálsamo para las empresas, y pide mayor colaboración con las mutuas. La CEG también considera preocupante cómo se ha generalizado el autodiagnóstico a través de los test de antígenos, al margen de un diagnóstico y de un seguimiento por parte de los profesionales sanitarios, que es a su modo de ver lo más indicado, dejando entrever que esta falta de control puede incitar a picaresca.

Los autónomos gallegos prevén 20.000 contagios en su colectivo en dos meses

UPTA exige a los gobiernos autonómicos que pongan en marcha ayudas especiales para los autónomos que han tenido que cerrar temporalmente sus negocios ante la necesidad de tener que acogerse a una baja por enfermedad COVID. Argumenta que la gran mayoría de los trabajadores por cuenta propia no se acoge a la baja por enfermedad común, simplemente guarda la cuarentena, ya que los trámites necesarios realizar para gestionar la prestación de Incapacidad Temporal y la escasa cuantía económica de la misma son las causas que llevan a tomar la decisión. Y lanza el siguiente cálculo: al ritmo actual, este mes y el que vienen se contagiarán unos 20.000 autónomos gallegos.

Compartir el artículo

stats