El Sergas implantará finalmente el sistema automático de alta médica en las bajas laborales causadas por infección del COVID. En un mismo acto, el médico firmará la incapacidad temporal que incluya ya el alta programada a los siete días desde el contagio. La idea era que hoy mismo se pudiera comenzar con este protocolo, pero lo más probable es que no se aplique hasta el lunes o el martes de la próxima semana, según avanzó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Hasta ahora, el facultativo tiene que contactar con el paciente para firmar la baja y volver a repetir el esquema para declararlo apto para reincorporarse al trabajo, lo que duplica los trámites burocráticos y contribuye a incrementar la carga de trabajo en una Atención Primaria colapsada por la sexta ola del coronavirus. En adelante, a los siete días el trabajador obtendrá el alta de forma automática sin tener que ponerse en contacto con el médico, a no ser que siga teniendo síntomas, ya que entonces sí que tendrá que comunicarse con el centro de salud para ampliar la duración de la baja.

Este sistema ya lo han puesto en marcha otras comunidades y ahora se suma también Galicia. Además, era una petición que trasladó la patronal gallega al Sergas para agilizar todo el procedimiento, que también plantea que colaboren en este proceso los médicos de empresa y las mutuas para descongestionar los centros de salud.

Te puede interesar:

Feijóo argumentó que Galicia activaba este sistema para descongestionar la Atención Primaria “ante la ausencia de la decisión del Gobierno de tomar una medida homogénea para todo el país”, ya que si bien las bajas las dan los médicos, “las paga” la Seguridad Social.

Al respecto censuró que, en toda su trayectoria en la Administración pública, “nunca” había visto hasta el momento que “al ministerio que paga no le importe lo que le cuesta, ni lo que tiene que pagar”, pese a que el impacto estatal es de entre 90.000 y 100.000 bajas diarias.