Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oleada de bajas médicas sin precedentes: hasta 6.000 diarias por el coronavirus

Feijóo admite que “nunca” el Sergas se había enfrentado a una situación así provocada por “un único virus” | Sanidade plantea dar la baja y el alta en el mismo trámite

Imagen de fondo: centro de salud Rosalía de Castro Beiramar en Vigo. / Alba Villar/FDV

Los médicos del Sergas no dan abasto para tramitar tanta baja generada por el COVID. Gestionan entre 5.000 y 6.000 cada día, según informó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para referirse a una de las causas del colapso en la Atención Primaria en Galicia. Se trata de una situación, por el elevado número de incapacidades temporales, que no tiene precedentes en la comunidad autónoma. “Esto no se había visto nunca”, enfatizó.

La facilidad para el contagio de las últimas variantes del coronavirus ya había provocado en diciembre que las bajas laborales se multiplicaran por siete en Galicia con respecto a noviembre, pasando de 3.300 a 24.100. Pero recién estrenado 2022, este incremento va camino de convertirse en algo anecdótico, dado que al día se están tramitando ahora hasta 6.000 bajas.

Esta escalada coincide, precisamente, con el nuevo modelo implantado por la Consellería de Sanidade para reconocer los casos positivos. Ya no es el personal sanitario el que debe confirmar la infección, sino que la Xunta da por bueno el resultado de los test de autodiagnóstico que se hagan los ciudadanos, que solo tienen que notificar por internet al Sergas, sin presentar prueba alguna, que se han contagiado. Automáticamente, el paciente aparecerá en la lista de su médico de cabecera, que le telefoneará para darle la baja laboral en caso de que sea necesario o para ofrecerle atención médica si presenta síntomas. En cuanto se acerque el séptimo día de cuarentena a partir del registro en la web, recibirá una segunda llamada para verificar que no tiene síntomas y trasladarle que el aislamiento llega a su término.

En este contexto es en el que han llegado las cifras de récord en la tramitación de bajas laborales, cuya sola gestión burocrática contribuye a incrementar el colapso de una Atención Primaria muy resentida por la sexta ola del coronavirus. Las distintas comunidades autónomas buscan fórmulas para aliviar la carga de trabajo dado que se tardan días y hasta semanas en firmar las bajas, y Galicia, al menos de momento, ha apostado por la contratación de médicos sin especialidad destinados exclusivamente a firmar altas y bajas, sin descartar que, más adelante, en el mismo acto se formalice de forma automática la baja y la alta médica, que ahora requiere de dos procedimientos.

“Esto no se ha visto nunca”

“Vamos a ver cuántos médicos podemos contratar para que al menos las próximas semanas podamos ir desbloqueando bajas médicas que son determinantes. Con 5.000 bajas diarias hay una enorme tensión en el sistema de Atención Primaria, porque esto no se había visto nunca. Que por una única enfermedad, por un virus, tengamos 5.000 o 6.000 bajas diarias en Galicia, más de 100.000 en toda España, eso no lo habíamos gestionado nunca”, declaró Feijóo en un acto en Carballo (A Coruña) tras ser preguntado por los planes del Gobierno de comenzar a tratar la infección por COVID como si fuera la gripe.

Los empresarios habían advertido de que el absentismo se iba a disparar

La patronal gallega ya había advertido la pasada semana que el nuevo sistema del Sergas para gestionar las bajas por COVID, reconociendo oficialmente como contagios los autodiagnósticos, iba a disparar el absentismo. Los empresarios discrepan con este método al no haber facultativos que acrediten la autenticidad del test positivo y pidieron al Sergas que estableciera un mayor control sobre las bajas para que no dependan únicamente de que un trabajador notifique sin prueba alguna que se ha contagiado. También le reclamaron que en el mismo de acto de concesión de la baja laboral ya fuera incluida el alta de forma automática para agilizar el proceso.

Ayer, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, reconoció que la Xunta “está valorando” precisamente la posibilidad de tramitar las bajas y altas por COVID en el mismo momento, “para aliviar más así, si cabe, el trabajo de los médicos en Atención Primaria”.

Comesaña indicó que fueron los propios empresarios los que plantearon esa posibilidad la semana pasada y que su intención era llevarlo ayer al Consejo Interterritorial de Salud para que se implante el mismo sistema en toda España.

“Se han comentado distintas soluciones y creemos que esta es posible. Pero queremos que la medida sea homogénea para todo el Estado y cuente con el aval del Ministerio de Sanidad y, sobre todo, con el de Trabajo”, comentó el conselleiro.

Propuestas autonómicas

Desde el Gobierno central avanzaron que las comunidades autónomas ya pueden hacer en un solo acto médico la baja y el alta laboral. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, las invitó a compartir sus buenas prácticas y sostuvo que ya es posible dar altas y bajas simultáneamente, dado que alivian la carga de trabajo y reduce la burocracia, además de apelar a la implicación en esta tarea del personal de la inspección médica.

Cataluña, Murcia y Valencia inician ya esta senda y darán el alta laboral a los enfermos de COVID a los siete días de cuarentena de forma programada con sistemas muy similares entre sí.

El Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña anunció ayer que se dará el alta laboral a los enfermos de COVID a los siete días de cuarentena de forma programada para descargar de trabajo burocrático a los facultativos de Atención Primaria.

En Valencia, en el mismo acto médico se firmará tanto la baja laboral como el alta, la cual llevará incluida la fecha del séptimo día posterior al inicio de los síntomas (y que se podrá si ampliar si estos persisten).

Y en Murcia, el médico asume solo un acto con el que se genera la baja del paciente, y será la Inspección de Servicios Sanitarios la que emita de forma automática el alta a los siete días, sin necesidad de acudir al facultativo.

La Comunidad de Madrid también ha propuesto al Instituto Nacional de la Seguridad Social que los médicos puedan emitir los partes de baja y alta laboral a los siete días de manera simultánea, pero solo para los asintomáticos y para incapacidades de corta duración.

Compartir el artículo

stats