Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reunión Kroll-Xunta para analizar las ofertas por Barreras

Protesta ayer de la CIG en las calles de Vigo por la situación de Hijos de J. Barreras. | // CIG

El cambio de manos en Hijos de J. Barreras es, según fuentes del sector, “cuestión de días”. El culebrón que mantiene en vilo a toda la industria naval tiene mañana un capítulo más, pero de los importantes. La consultora encargada por Oaktree y Cruise Yacht para llevar las riendas del proceso, Kroll, solicitó una reunión con la Xunta (Consellería de Economía e Igape) para analizar hoy las propuestas definitivas recibidas por las instalaciones. Grupo Armón, Astilleros Gondán y Marina Meridional son las tres interesadas, con ofertas que distan mucho entre sí y que seducen de forma dispar a los actuales propietarios del mayor astillero de España.

La reunión fue solicitada por Kroll de un día para otro y justo para el día antes de Nochebuena, cuando restará solo una semana para que finalice el plazo fijado para cerrar todo el proceso (coincidiendo también con la fecha en la que expira el contrato de Kroll). Fuentes del sector desconocen qué puede suceder en las próximas horas. Lo que sí adelantan es que la cuantía más alta de las presentadas sería la del veterano empresario José Alberto Barreras, aunque las más atractivas para el sector, destacan, serían las de Armón y Gondán.

Armón y Gondán se disputan, con Freire, un oceanográfico para Islandia

decoration

Tal y como publicó FARO ayer, Gondán tiene cuatro buques en cartera solo para la armadora Edda Wind y otros cuatro firmados con la naviera Østensjø Rederi, que participa con un 50% en la primera. Tanto Gondán como Armón (así como Freire Shipyard) están en la recta final también por un oceanográfico para Islandia, nicho en el que astillero de Laudelino Alperi es especialista tras firmar recientemente el nuevo buque del IEO, que se sumar a la quincena de pedidos contratados. Marina Meridional, por su parte, aspira a crear un hub naval tras no poder hacerse con La Naval de Sestao y tras incorporar a su grupo a Astilleros de Huelva (sin contratos de nueva construcción) y a la antigua Factorías Vulcano (se quedó sin concesión). “Todo está ahora en el aire”, insisten desde la industria naval.

Compartir el artículo

stats