Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barreras deja en cuarentena el desguace de los Havila pese a incluirlo en su plan laboral

Duda ahora que pueda achatarrar los cascos con el litigio abierto en Londres | La plantilla exige el regreso del “Evrima” a partir de octubre para garantizar la carga de trabajo en Vigo

Al fondo, las dos plataformas de acceso al “Evrima”, trasladadas a Santander. |   // ALBA VILLAR

Al fondo, las dos plataformas de acceso al “Evrima”, trasladadas a Santander. | // ALBA VILLAR

“La terminación de la construcción del crucero Evrima va a dejar reducida la carga de trabajo del astillero a las labores de desguace de los dos ferris que comenzaron a construirse para Havila Kystruten, un trabajo menor que se espera finalizar en el próximo mes de octubre”. Es parte de las conclusiones de la memoria del expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que Hijos de J. Barreras ha planteado al comité de empresa, elaborado por el propio astillero y Alier Abogados y al que ha tenido acceso FARO. Un informe que detalla de qué manera se suspenderán los contratos de los 127 empleados afectados, dando por hecho el achatarramiento de lo que iban a ser los cruceros noruegos Pollux y Polaris. Pero no hay rastro de este encargo se vaya a ejecutar, pese a que en el mismo documento se explicita que serán 22 los operarios de Barreras encargados de hacerlo. “Hay interpretaciones jurídicas distintas, nos dicen que no se pueden desguazar y que no se puede retirar ese material de las instalaciones”, apunta el delegado de CC OO en la empresa, Ramón Sarmiento. El cisma con Havila, que reclama a la atarazana viguesa 36,8 millones de euros, está judicializado en Londres. Barreras reclama a la naviera nórdica otros 12,4 millones por daños y perjuicios.

Bajo la batuta y mando único de Kroll Business, consultora especializada en reestructuraciones y liquidaciones, la carga de trabajo anticipada en la memoria del ERTE no encuentra ningún sostén. Como publicó FARO la semana pasada, la propiedad del astillero –Cruise Yacht, del fondo Oaktree y que utiliza la marca comercial The Ritz-Carlton Yacht Collection– firmó con la sociedad un Consultancy Agreement [...], en virtud del cual Barreras tiene garantizados ingresos de 4,8 millones de euros al mes hasta el 30 de septiembre. A partir de entonces no existe ningún compromiso financiero de Oaktree para con su filial. Las propias cuentas anuales de astillero inciden en que la chatarra de los Havila no alcanza ni los 150.000 euros, mientras que los costes fijos de plantilla rebasan los 7,7 millones de euros. Fuentes del comité de empresa insisten en que no se les ha trasladado ninguna planificación de futuro. “No sabemos si quieren vender, si buscan socios, qué planes tienen... No sabemos nada”.

En el mismo documento del ERTE, Barreras asegura estar en condiciones de cerrar un contrato para la construcción de un ferri RoPax (con carga rodada y pasajeros) en enero de 2022. Ahora bien, fuentes conocedoras de este pedido aseguran que la naviera que había lanzado la licitación del buque, diseñado por la noruega Kongsberg, ha anulado el encargo. Se trata de Attica, de capital griego y que había contratado los servicios del broker Barry Rogliano.

Negociación

Este lunes se celebró la tercera reunión del periodo de consultas para el expediente colectivo, en la que la sociedad estuvo representada por el exconsejero Carlos Pérez Bouzada, a través de un poder notarial. La propuesta de la empresa pasa por un ERTE de un año, hasta agosto de 2022, con el reconocimiento de una “prestación equivalente” para aquellos empleados que no tengan derecho a paro. También puso sobre la mesa los topes de prestación bruta para el subsidio: 1.153 euros para trabajadores sin hijos, 1.318 euros para los que tengan un hijo, y otros 1.482 para los padres de dos hijos o más.

CC OO y CIG formularon una “contrapropuesta”. Ambos sindicatos –la presidencia del comité de empresa es de UGT– plantearon el regreso a Vigo del Evrima, que a priori subirá a dique seco a finales de agosto en Astander. “Pedimos que, en cuanto rematen las tareas de pintura, regrese a Vigo, con lo que ya habría carga de trabajo” y el ERTE solo tendría que estar en vigor hasta el 31 de octubre, agregó Sarmiento. De este modo, la afectación máxima por trabajador sería de 60 días, y ambas centrales han pedido una compensación de 500 euros mensuales por cada uno durante el tiempo que se prolongue su suspensión de contrato. Ahora bien, el pasado 8 de junio, cuando el crucero llevaba ya casi tres meses en uno de los muelles de Santander, la naviera Cruise Yacht firmó un acuerdo con Barreras mediante el cual “se acordó eximir a la sociedad (astillero) de sus obligaciones de construcción pendientes y entrega de materiales hasta un importe de 50 millones de euros”. El contrato está cancelado; las dos plataformas de acceso al buque, pagadas por Barreras, han sido trasladadas también a la atarazana cántabra.

Compartir el artículo

stats