Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El récord de ahorro por la pandemia en Galicia supera ya todo el desplome del PIB

El récord de ahorro por la pandemia en Galicia supera ya todo el desplome del PIB

El récord de ahorro por la pandemia en Galicia supera ya todo el desplome del PIB

La economía de Galicia se alimentaba del consumo hasta que llegó la pandemia. Ninguno de los otros pilares de la demanda aumentó tanto en la recta final de 2019 como el desembolso de los hogares, un 2,7%, completando cinco años consecutivos al alza.

Los depósitos en la comunidad crecieron en casi 6.000 millones de euros desde abril EEl crédito aumentó 4.000 millones por las líneas ICO y los préstamos a las administraciones

El confinamiento tras el decreto del primer estado de alarma el 14 de marzo pasó factura al gasto privado en la comunidad durante el primer trimestre –bajó casi un 6%–, pero la gran caída vino con el endurecimiento de las restricciones y el cierre de toda actividad que no fuera esencial. Entre abril y junio, el desplome superó el 23%. Aunque la desescalada mitigó el descenso, los rebrotes de otoño y los casos disparados después de Navidad sacudieron otra vez la rutina de los ciudadanos, que en los últimos tres meses de 2020 recortaron otra vez el gasto cerca del 12%. ¿La recesión del bolsillo? Sí y no.

“Varios factores han contribuido al histórico retroceso del consumo privado, más allá de la propia disminución de los ingresos de las familias”

Banco de España - Estudio reciente sobre el ahorro

decoration

Parte del retroceso en el gasto se debe también a la “precaución, ante las actuales circunstancias sanitarias y económicas, de gran incertidumbre” y al “sensible” impacto del veto a la movilidad “y a la realización de determinadas actividades” para contener la expansión del coronavirus. Coincidiendo con las medidas impulsadas en el inicio de la crisis sanitaria, los depósitos bancarios en Galicia aumentaron más de 3.700 millones de euros. La tercera ola incentivó de nuevo el ahorro, que suma desde marzo prácticamente 6.000 millones, muy por encima ya de los 5.200 millones de merma del Producto Interior Bruto (PIB) autonómico por culpa del parón de la actividad para luchar contra el COVID-19.

El ahorro marca otro récord en Galicia después de la inyección de los últimos tres meses del año, que fue de 2.332 millones de euros. El sector público ingresó 391 millones y 1.941 millones los agentes privados.

La banca guardaba en Galicia al cierre del pasado ejercicio un total de 73.188 millones de euros de sus clientes, lo que supone un ascenso del 9,5% en comparación con el final de 2019. La subida se aceleró con la aparición del coronavirus. Desde abril, la subida fue del 8,8%, unos 21,5 millones de euros cada día, según los datos que el regulador actualizó ayer. Las administraciones metieron en la hucha 441 millones (13,8%) y empresas y familiares elevaron sus depósitos un 8,5%, alrededor de 5.500 millones de euros.

El incremento anual en el conjunto del Estado se situó en el 9,4%, hasta 1,4 billones. Las otras regiones con mayor subida del ahorro son Madrid y Andalucía (10,9%s); Murcia (12,4%); Castilla-La Mancha (12,9%); y La Rioja (13,3%).

“La extraordinaria bolsa de ahorro que se ha acumulado desde el comienzo de la pandemia se concentra principalmente en las rentas más altas, cuya propensión marginal a consumir es menor”, destaca el análisis del Banco de España. Los hogares con ingresos más reducidos “no solo tienen una menor capacidad de ahorro, sino que el aumento de este durante los últimos trimestres también podría haber sido más limitado o, incluso, en algunos casos, haber sido inexistente, a pesar de que las medidas de apoyo público han contribuido a preservar sus ingresos”. De hecho, como recuerda el organismo, los trabajadores con rentas más bajas “tienen un peso relativamente más elevado en el empleo de aquellos sectores que, precisamente, se han visto más afectados por la pandemia”. “El gasto que no ha podido efectuarse por el efecto de las medidas de contención (y que se ha ahorrado), fundamentalmente vinculado con aquellas partidas que conllevan una mayor movilidad o interacción social –añaden los expertos del Banco de España– pesa menos en el gasto de los hogares con rentas más bajas”.

Es, según el regulador, ahorro “forzoso”. Una “bolsa muy voluminosa”. “Es de esperar que parte de esos recursos, acumulados esencialmente en forma de depósitos bancarios, puedan imprimir un mayor vigor a la recuperación del consumo cuando la situación epidemiológica lo permita y se reduzca la incertidumbre”, asegura.

El crédito llegó a 45.600 millones tras aumentar en el último año en 4.000 millones en la región, algo inédito desde la reestructuración bancaria de 2008, por las operaciones avaladas por el ICO y la fuerte subida (1.600 millones, un 61%) en las administraciones.

La morosidad crece levemente en enero: 4,54%

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas se elevó en enero hasta el 4,54%, frente al 4,505% anterior, aunque aún se sitúa por debajo del 4,85% de un año antes, según los datos provisionales del Banco de España. En el primer mes del año los créditos dudosos experimentaron un ligero descenso del 0,17% respecto a diciembre, hasta los 55.066 millones de euros, en medio de una contracción general de la finaciación, que se colocó en 1,212 billones.

Compartir el artículo

stats