Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El liquidador de Pili Carrera busca comprador para dar una segunda vida a su fábrica

Las trabajadoras de la factoría de Pili Carrera cuando el centro estaba operativo. | // RICARDO GROBAS

La tienda “outlet” de la firma, situada junto al centro productivo de Mos, estará abierta para tratar de dar salida al inventario

Pili Carrera avanza irremediablemente en su proceso de liquidación. La marca infantil, uno de esos emblemas de la moda gallega que presumió de vestir a la realeza, busca un comprador interesado en dar una nueva vida a la unidad productiva de la firma, asentada en Mos. El administrador del proceso de liquidación se ha propuesto conceder un plazo de dos meses, a partir de mediados de marzo, para dar con un inversor que ponga en marcha una estrategia que de continuidad al negocio. Y, como parte de este mecanismo para maximizar el precio de los activos, contempla no solo la fábrica, sino también a la plantilla.

El administrador concursal del proceso, Alberto Pombo, que consiguió sacar previamente a la compañía del concurso de acreedores, ha optado por la transmisión de la unidad productiva de Pili Carrera con la intención de preservar la empresa. Este mecanismo exime al comprador de las deudas de la enseña (que rondan los cinco millones de euros), pero no de las laborales.

“En la propuesta de venta se va a contemplar que se incluya al máximo número de trabajadores posibles,”, explica Suso García, secretario comarcal de la FGAMT-CIG en Vigo. “Se trabaja en la venta de la unidad productiva completa y de una posible continuidad”, complementa Rubén Pérez, el secretario de UGT en Vigo. Pombo acordó ayer con la parte social y empresarial las condiciones de la liquidación, en lo que fue una primera toma de contacto. A falta aún de un plan de liquidación definitivo y de un encuentro con el juez, se propuso que las ofertas de compra se valorarán considerando el empleo que generen o mantengan.

Exterior de una tienda de Pili Carrera en Vigo Ricardo Grobas

Para tratar de dar salida a la mercancía de Pili Carrera, el administrador concursal mantendrá abierto el córner de la firma en El Corte Inglés de la Castellana, en Madrid, por su volumen de ventas. También la tienda outlet de Pili Carrera en Mos, al lado de la fábrica, continuará con la persiana levantada como canal para vender el stock. Para desempeñar tal tarea, cuatro o cinco empleadas de tienda y almacén seguirán siendo asalariadas, avanzan fuentes cercanas al comité de empresa.

El liquidador pretende vender el inventario de la marca, tanto de las tiendas como de su centro de producción, para tratar de salvar la deuda que la compañía tiene con sus empleados , considerando las nóminas del mes de enero y de febrero. A lo que se suman contadas pagas extra todavía pendientes.

Además, Pili Carrera abandonará el mercado luso a la máxima brevedad posible. La intención del liquidador es bajar la persiana, cuanto antes, en Portugal, apunta García. Un proceso de tendrá que atenerse a los plazos administrativos del país. La marca de moda infantil contaba con nueve establecimientos en este mercado, entre tiendas y outlets.

Meses de incertidumbre

Pili Carrera llegó a sumar medio centenar de tiendas repartidas entre España y otros doce mercados, actualmente contaba 17 locales. Los 60 empleados de la firma encaran meses de incertidumbre.

A partir de mediados de marzo se procederá a aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE) sobre toda la plantilla. Sin embargo, los efectos económicos de la extinción y la indemnización quedan suspendidos hasta que termine el proceso de liquidación, es decir, por un plazo de dos meses. “Quedan suspendidos porque en la propuesta de venta se va a intentar incluir al mayor número de trabajadores”, justifica García. La plantilla se “irá al paro dos meses a la espera de un posible comprador”, simplifican fuentes cercanas al comité de empresa.

“La plantilla se irá al paro dos meses a la espera de un posible comprador”

decoration

Lo que no queda claro del todo es qué sucederá con los empleados desde ahora y hasta mediados de marzo. Fuentes sindicales apuntan que los trabajadores continuarán en la situación en que se encuentran ahora, independientemente de si están en ERTE, en ERTE parcial o dados de alta en la empresa, dice García. Por el contrario, fuentes cercanas al comité de empresa apuntan que hasta que se rescinda la relación laboral, todos los empleados irán al ERTE.

Pili Carrera solicitó la salida del concurso de acreedores en enero de 2019, respaldada por los acreedores. Pero ni la quita ni los 39 despidos dieron aire a la marca. La pandemia asestó el golpe de gracia.

Compartir el artículo

stats