Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia reduce en más de 200 millones el negocio de los concesionarios de Galicia

Concesionario de coches (Europa Press)

El coronavirus provocó la tormenta perfecta en la automoción. En plena borrasca por la enorme implicación que en su caso supone la transición energética hacia un modelo económico sin rastro de los combustibles fósiles y un nuevo concepto de la movilidad, el sector tuvo que lidiar con la tormenta de las fuertes restricciones para frenar la curva de contagios y el veto los desplazamientos. El balance de ventas de coches en España mostró el importante golpe de la pandemia. En Galicia se matricularon en 2020 unos 37.500 vehículos, la menor cifra de los últimos seis años, tras un descenso de casi el 20% en comparación con 2019 (46.817), según los últimos datos de la Agencia Tributaria. La atonía del mercado se llevó por delante uno de cada diez euros del negocio de los concesionarios de Galicia.

La pandemia reduce en más de 200 millones el negocio de los concesionarios de Galicia | HUGO BARREIRO /

Su facturación alcanzó los 1.636 millones de euros, un 11,8% menos (218 millones) que el ejercicio anterior, como avanzó ayer su patronal, Faconauto. La caída es especialmente intensa en el segmento de automóviles nuevos, donde la facturación bajó un 17,5%, hasta los 1.015 millones, mientras que en los modelos usados se situó en 386 millones después de un retroceso del 4,6%. La evolución de la caja de los concesionarios encaja con el comportamiento de los compradores gallegos el pasado año. Se matricularon unos 30.800 coches nuevos, frente a los más de 40.000 de 2019. En segunda mano, en cambio, aumentaron en 21, hasta un total de 6.666. El tirón de los modelos alternativos a la gasolina y el gasóleo, que son más caros, impulsó un alza del 1,6% en el precio medio en la comunidad (18.459 euros) y contrarrestó parte de la merma del negocio.

Rentabilidad, pero "raquítica"

“Pese al fuerte impacto que ha tenido la pandemia y la crisis económica, los concesionarios hemos sido capaces de mantener la rentabilidad positiva de nuestros negocios, aunque con un margen muy estrecho, raquítico”, valora Gerardo Pérez, presidente de Faconauto. Una situación, añade en el comunicado remitido ayer a los medios, que “augura que el primer semestre de este año será muy complicado y nuestra viabilidad pasa por reactivar la demanda y el consumo”. Por el camino se perdieron en Galicia 15 concesionarios. Quedan operativos 174, con 6.433 empleados. “De lo que pase hasta junio dependerá, en gran medida, el que esta crisis coyuntural no se convierta en estructural –mantiene Gerardo Pérez– y el que los concesionarios podamos seguir invirtiendo en futuro: en la transición ecológica y digital en la que está inmerso el sector”.

El negocio de los concesionarios en toda España bajó casi el doble que en Galicia, un 19%, con una cifra de ventas alrededor de los 35.900 millones de euros. El mecanismo de los ERTE “ha sido esencial para mantener el empleo en el sector”, según Faconauto, que alerta de la imposibilidad de mantener “sus actuales estructuras” si el mercado no remonta. El 64% de los establecimientos prevé reducir plantilla a lo largo de este ejercicio. El sector descarta volver a los 1,2 millones de matriculaciones hasta 2022.

LOS PROVEEDORES ALERTAN DEL RIESGO DE CERRAR FRONTERAS



La Asociación Europea de Proveedores Automovilísticos (Clepa) alerta de que la implementación de controles transfronterizos entre países como Alemania, República Checa y Austria podrían interrumpir la producción de las factorías de vehículos europeas. En un comunicado, la secretaria general de Clepa, Sigrid de Vries, ha subrayado que los proveedores están “preocupados” por los recientes anuncios sobre cierres de fronteras y la intensificación de las inspecciones en los límites de los países.“Estas medidas provocan transtornos en las fronteras internas de Europa y retrasos críticos en la cadena de suministro. El mercado único es un logro importante de la Unión Europea. Defender su integridad es una prioridad, específicamente en lo que respecta a la libertad de circulación de mercancías y trabajadores”, lamentó.

Compartir el artículo

stats