Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gerardo Pérez | Presidente de la patronal española de concesionarios (Faconauto)

“España está dando palos a la automoción; el Gobierno no pisa la calle”

Gerardo Pérez, en su despacho

Gerardo Pérez, en su despacho

El presidente de la patronal española de concesionarios (Faconauto), Gerardo Pérez, quiere celebrar el próximo fin de año sin mascarilla y con los 161.500 trabajadores que hoy conforman el sector. Va a ser, al menos en lo segundo, tarea casi imposible.

FICHA PERSONAL
Gerardo Pérez (Jaén, 1970) es presidente de Faconauto desde 2017. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la universidad de Loyola y MBA por la universidad de San Telmo, preside Grupo Japemasa.

– ¿En qué situación cerraron el año los concesionarios a nivel empleo? ERTE, cierres…

– En el confinamiento estuvimos cerrados, al igual que el resto de empresas del país, pero es cierto que mantuvimos 10.000 personas en los talleres. Llegamos a un acuerdo con el Ministerio de Fomento para garantizar la movilidad de los vehículos de servicios especiales. Posteriormente, tuvimos una salida del confinamiento muy potente, había una demanda embalsada que se tradujo en una gran actividad. Rápidamente se sacó a casi todo el mundo de los ERTE, solo quedó un 20%. El mercado ha ido teniendo altibajos, la curva ha sido exactamente igual a la de la pandemia. Para nosotros la movilidad de los ciudadanos es fundamental en la venta, y ahora estamos atravesando una época mala. Desde el inicio, como patronal, desde el inicio dijimos a nuestros concesionarios que intentaran mantener la calma y el empleo. Somos 161.500 personas trabajando directamente en la red. ¿Hemos mantenido la calma? Yo creo que sí, hemos trabajado para poder dar la solución a los problemas. Y el empleo, hasta ahora, también, prácticamente al 100%. Somos de los pocos sectores que podemos decir esto. Pero ahora se han dado dos circunstancias que han venido a complicar la situación. Primero, la no renovación del Plan Renove, el Gobierno nos ha dicho que no puede haberlo en 2021; segundo, el no cambiar los tramos para el impuesto de matriculación. El 50% de los coches serán un 5% más caros. Con estos dos elementos no podemos ser tan optimistas, pensamos que va a haber destrucción de empleo. Serán entre 12 y 14.000 en todo el territorio nacional.

“Se gastó el 25% del Renove, el Gobierno no tiene interésen la venta de los diésel y gasolina”

decoration

– ¿Se puede revertir?

– Siempre y cuando seamos capaces de articular planes que sean capaces de dinamizar un mercado que, para 2021, ciframos en 900.000 coches. Es muy bajo para el potencial que tiene España.

– Una de las principales reclamaciones del sector es la continuidad del Plan Renove. ¿Cuánto quedó por gastar de la partida aprobada por el Gobierno? Eran 250 millones de euros.

– Quedó disponible el 75%, sí. El Renove no ha funcionado porque, en el afán por penalizar los vehículos de combustión, donde el plan PIVE 8, que fue un éxito, daba mil euros el Gobierno y otros mil el concesionario, en este caso se quedó en 800 entre ambas partes. Los 400 del Gobierno no han sido lo suficientemente eficaces como para que el cliente piense que le merece la pena achatarrar el coche. ¿Por qué? Porque aunque tenga 10 ó 12 años, puede ser que valga hasta 600 euros. Si el cliente es capaz de conseguir más dinero que el que le da el Gobierno, no lo achatarra. Por eso no ha funcionado. Le dijimos, y le seguimos insistiendo, que con 2.000 euros sería un éxito. Pero el Gobierno no tiene interés en promocionar la venta de vehículos de combustión, sino electrificados. Y es un error, porque estos últimos están destinados a un segmento de la población muy concreto.

– Los ERTE se prorrogan, al igual que las ayudas extraordinarias a autónomos. Lo lógico sería hacer lo propio con el Renove…

– Mantener incentivos en el momento más complicado de los últimos años hubiera sido lo lógico. Primero, mantener el que ya estaba aprobado. Lo único que había que hacer era un cambio, ampliando la cantidad en los de combustión. Pero cuando le pedimos la modificación en las tranchas de la WLTP para el pago de impuestos… Era de sentido común. Gravar con más impuestos la compra de un coche, en la actual situación, no tiene mucho sentido. El problema medioambiental que genera el automóvil se va a solucionar siempre y cuando renovemos el parque.

– ¿Qué mensaje les llega de los clientes?

– Preguntan, ¿tenéis plan Renove? No. ¿Han subido los impuestos? Sí. Bueno, mantengo el coche antiguo, y la antigüedad está creciendo. Con lo cual, el problema medioambiental será mayor.

“No pisan la calle: agitan una bandera no ecológica, sino ecologista, para no llegar a ningún sitio”

decoration

– ¿Cómo es la situación en los países de nuestro entorno? ¿Mantienen las ayudas a la renovación del parque?

– Sí, claro, muchos países europeos los tienen en vigor. Pero en el tema del impuesto de matriculación, que esto es un tema europeo, también el escenario es distinto.

– Claro. Francia, Italia o Portugal establecieron moratorias a la aplicación de la WLTP.

– Con una moratoria de un año. Lo lógico. En un año tan complicado, han decidido no gravar a las familias con más impuestos, han ampliado los rangos para que los coches que estaban exentos en 2020 lo sigan estando ahora. Eso es lo que no hemos conseguido, es la parte diferencial de este país. La semana que viene nos reuniremos con la ministra de Industria, seguiremos insistiendo. Este ministerio está muy alineado con nosotros, y esperamos poder conseguirlo. Sobre todo, cuando se vean los datos de enero, que van a ser catastróficos. Este sector necesita un impulso importante. El 9% de la población activa en España depende del automóvil.

– Hay divergencias, entiendo, entre Industria y Transición Ecológica.

– Absolutamente. Industria mira muy de lleno la fabricación española, y su distribución, y Transición Ecológica mira el problema medioambiental que puede generar el automóvil. Pero sin tener en cuenta que nosotros estamos totalmente de acuerdo en la protección al medio ambiente, respiramos el mismo aire que ellos, pero no compartimos el plan de acción. No puede venir por la introducción de vehículos eléctricos, dirigidos al segmento de población con rentas altas, a los que todavía le falta autonomía y que necesitan una infraestructura que hoy no tiene. La mejora medioambiental debe venir por sustituir los coches más antiguos por coches nuevos, aunque sean de combustión. Diez vehículos de combustión contaminan ahora menos que uno de hace diez años. La mejor forma de conseguirlo es que el cliente pueda comprar un coche nuevo. ¿Que encima es eléctrico? Fenomenal, pero no podemos pensar en que, en un país en el que la antigüedad media son 12,9 años, se va a gastar más de 30.000 euros en comprar un eléctrico. Eso, sencillamente, no va a suceder. Y no está sucediendo. Ya decía el ministro Sebastián, y mire el tiempo que hace, que en España habría un millón de coches eléctricos en 2020.

“Mi deseo es cerrar el año con los 161.500 empleados que tenemos hoy, pero se perderán hasta 14.000”

decoration

– ¿Cuántos hay?

– 30.000.

– ¿Qué impacto prevén a nivel de ventas?

– Importantísimo. Diciembre ha sido un mes relativamente bueno de ventas, se han vendido prácticamente los mismos coches que en el mismo mes de 2019. Ha habido un efecto de anticipación en las compras, para evitar el impacto de la subida de impuestos. Enero, aunque aun es pronto, pero va a ser una catástrofe. Calculamos que va a caer el mercado entre un 25 y un 30%.

– ¿Tienen alguna estimación del stock de vehículos de los concesionarios españoles a cierre del año, tanto canal de particulares como alquiladores?

– Hoy en día los aprovisionamientos, y ahora que ha habido reestructuraciones en las fábricas, no son un gran problema para los concesionarios. Nos aprovisionamos de los coches que necesitamos, y normalmente los vendemos. Donde sí está habiendo problemas es en los vehículos eléctricos, no tienen la salida que ni el fabricante espera ni los gobiernos. En el resto tenemos un buen dimensionamiento. En un momento de crisis económica, teniendo en cuenta el gasto tan importante para los concesionarios como es el aprovisionamiento, tenemos que tenerlo muy controlado.

– Al margen del precio de los coches eléctricos, ¿tenemos una infraestructura suficiente para darles servicio?

– Tenemos en España 7.000 puntos de recarga eléctricos; Alemania tiene 60.000. De los principales países de Europa, somos el que menos recarga tiene. Y, si hablamos de infraestructura pública, prácticamente cero. Tanto los Gobiernos, comunidades autónomas y ayuntamientos le han dedicado cero interés y cero presupuesto a que haya infraestructuras de recarga.

– ¿Qué se necesita?

– La infraestructura pública es un apoyo. Un vehículo tarda hoy entre cinco y seis horas, en un cargador normal, en recargarse. Y tienes que hacerlo en casa, no puedes pretender irte a un supermercado y estar seis horas dentro mientras el coche se carga. ¿Por qué decimos que el coche eléctrico es para un público muy reducido? Primero, porque necesitas tener una cochera particular para poder tener un cargador; segundo, porque la renta del cliente tiene que ser alta; y tercero, la infraestructura necesita adaptarse a los viajes. Estamos pidiendo que haya puntos de recarga cada cien kilómetros, para que con un coche con 300 kilómetros de autonomía me pueda ir a Madrid desde Granada sin ningún problema.

– ¿Está preparada España en esta carrera hacia la electrificación?

– Es que es una carrera apresurada, está condenando a las clases medias y bajas a no tener movilidad.

– Factorías como PSA Vigo registraron récord de producción en noviembre por la elevada demanda de algunos modelos tras el desconfinamiento, pero sobrevuelan ERTE en distintas plantas. ¿Cree que se producirá una retracción en la producción?

– Se va a producir una contracción en la producción importante. Los mercados están cayendo a nivel mundial, y se está produciendo un cambio tecnológico tan importante que está pasando a nivel europeo lo mismo que en España. Cuando Europa, el principal mercado de la fábrica de Vigo y de las demás de nuestro territorio, está inmersa en esa situación en la que se penaliza la combustión, las plantas sufren. Es lógico. Europa se está dando un tiro en el pie, estamos siendo los adalides de la movilidad eléctrica, cuya tecnología está en Asia, y en China en concreto, que van diez o doce años por delante. Si no hacen una transición ordenada, nuestras fábricas van a sufrir mucho. Y si nuestro país no es friendly con el automóvil, cuando los centros de decisión de los fabricantes tengan que decidir dónde fabrican, teniendo todo el mundo a su disposición, podemos no ser el mercado adecuado. Demos tiempo. Está claro que el vehículo eléctrico es el futuro, pero ha de ser una transición ordenada. Y España debe ser amigable para todas las tecnologías: las futuras y los modernos coches de combustión.

Gerardo Pérez, en su despacho Fernando Arus

“¿Cómo vas a convencer al cliente de que su próximo coche sea un eléctrico, que cuestan hasta 60.000 euros, cuando el modelo más vendido no pasa de los 14.000?”

decoration

– Describe una Europa y una España mojigatas, en liderar una carrera que perjudica a sus economías.

– Es que no pisan el terreno. Agitan una bandera no ecológica, sino ecologista, para llegar a ningún sitio. Hoy el cliente está intentando pagar su hipoteca, intentando ayudar a los hijos que se han quedado en paro, y a ver si pueden comprarse un coche nuevo.

– Y no de más de 30.000 euros.

– Le voy a dar un dato. El vehículo más vendido en España en 2020 ha sido el Dacia Sandero, que es un gran coche pero es barato, de entre 10.000 y 14.000 euros. Cuando tienes un país con un parque de casi 13 años de antigüedad y que el vehículo más vendido es de 14.000 euros como mucho, ¿de qué manera vas a convencer al cliente de que su próximo coche tiene que ser de entre 30.000 y 60.000 euros? No van a poder pagarlo. La renta per capita española es de 23.000 euros, no tiene ningún sentido. Y nos comparan con Alemania, pero claro, su renta es de 42.000 euros. Nuestros gobernantes no pisan la calle, no conocen la realidad del día a día. Están dándole palos a la gallina de los huevos de oro que tenemos en nuestro país, que es esta industria. Llegará un momento en que triunfe el coche eléctrico, pero no tendremos nosotros la tecnología.

– Entre las noticias que nos ha dejado el COVID está una progresiva digitalización de los procesos de venta. ¿Es el futuro para el sector?

– Ya es el presente. Todos los clientes utilizan ambos canales, internet y la tienda física. Cualquiera que vaya a comprarse un coche lo busca en internet, ve precios, colores… y después empieza una relación con el concesionario. Quieres ver el coche, olerlo, probarlo… Hay que estar en los dos, balanceado. Pero en este país todo es blanco o negro, y hay términos medios. Yo tengo un call center con 12 personas, y 22 vendedores que te atienden fenomenal, tengo que estar en ambos canales. Es el futuro no solo de los concesionarios, si no de la empresa española.

– ¿En qué objetivos y planes de actuación sustentan su apuesta para acceder a fondos europeos?

– Buscamos que las 5.200 instalaciones que tenemos en todo el territorio sean cero emisiones, entre ellos con el despliegue de cargadores. Necesitamos tener a la gente muy preparada, la formación es fundamental. También pretendemos la inclusión de la mujer, no somos atractivos para ellas y necesitamos el talento femenino. Y la digitalización.

– Un deseo y un propósito de año nuevo.

– Que las 161.500 personas que trabajan hoy con nosotros, que todos sigan con nosotros a 31 de diciembre. Esa sería mi mayor satisfacción. Cuando me levanto por las mañanas no pienso en los 2.200 empresarios, pienso en todos. Que seamos lo suficientemente fuertes para mantener el 100% del empleo. pero ahora se han dado dos circunstancias que han venido a complicar la situación: la no renovación del plan Renove y el no cambiar los tramos del impuesto de matriculación. Ya no podemos ser tan optimistas, pensamos que va a haber destrucción de empleo. Serán entre 12 y 14.000 en todo el territorio nacional.

Compartir el artículo

stats