Balonmano | Liga Plenitude Asobal

El Frigoríficos no sabe ganar

El Cangas desperdicia una renta de cinco goles ante Torrelavega y suma un empate agónico

Juan del Arco, defendido por Lombilla, jugó a pesar de su lesión de rodilla y anotó cuatro goles. |  // G.NÚÑEZ

Juan del Arco, defendido por Lombilla, jugó a pesar de su lesión de rodilla y anotó cuatro goles. | // G.NÚÑEZ / david garcía

El Frigoríficos del Morrazo-Construcciones Castro no pudo regalarle un triunfo a su afición en el último partido del año en O Gatañal, justo cuando se celebraba el vigésimo aniversario de su fiel peña Marea Azul. El Cangas lo tuvo prácticamente todo en su mano ante el Bathco Torrelavega para sumar su segunda victoria de la temporada, pero desaprovechó una ventaja de cinco goles en el segundo tiempo y acabó casi dando gracias por el empate (27-27). El equipo cántabro dispuso de más de 50 segundos en una última posesión –sin que los árbitros pitasen pasivo– con balón para ganar. Al final, la férrea defensa canguesa impidió que los visitantes pudiesen lanzar a portería y al menos el Frigoríficos pudo sumar una igualada agónica. Un punto que sabe a poco, pero que momentáneamente le permite salir del descenso directo a falta de una jornada para acabar la primera vuelta.

El homenaje a la Peña Marea Azul por su vigésimo aniversario. |  // G.N.

El homenaje a la Peña Marea Azul por su vigésimo aniversario. | // G.N. / david garcía

Los cuatro enfrentamientos anteriores entre los dos equipos se habían saldado con victoria cántabra. Ayer el Cangas saltó a la pista con la obligación de ganar, o al menos puntuar, para mantenerse en la lucha por la salvación. En los primeros compases el Frigoríficos intentaba imponer un ritmo más pausado, mientras que el Torrelavega buscaba constantemente la velocidad e intentaba responder a cada tanto de los cangueses con un contragol. El conjunto visitante fue el primero que abrió una mínima brecha en el electrónico (7-9, 8-10), aprovechando un tramo de casi diez minutos sin ver portería por parte de los jugadores entrenados por Nacho Moyano. El técnico dio ayer la titularidad en la portería Elcio Carvalho, que se lució ante sus excompañeros con una sensacional actuación.

Moyano se guardaba otra sorpresa: a pesar de sus problemas físicos Juan del Arco se vistió de corto y saltó a la cancha en el minuto 18. Quien no llegó a saltar a la cancha fue Brais González. La irrupción del central madrileño vino acompañada de la reacción canguesa, que volteó el electrónico con cuatro goles del propio Del Arco. El Frigoríficos se fue al descanso con ventaja gracias a un tanto sobre la bocina de Santi López (15-14).

El segundo tiempo comenzaba con un cambio en la portería cántabra, con Carlos Calle dejando su lugar a un ex del Cangas: Mile Mijuskovic. La buena noticia para el Frigoríficos es que con menos de dos minutos jugados los árbitros descalificaron con tarjeta roja directa a Pablo Paredes por una acción en la que cortó un contragolpe de Jenilson Monteiro.

El Frigoríficos ofreció a continuación sus mejores minutos, con un recital en la portería, defensa y ataque que le llevó a ponerse con un tanteador de 23-18 en el minuto 42. Era la máxima ventaja de todo el choque y obligó al técnico visitante, Álex Mozas, a agotar sus tiempos muertos en apenas cuatro minutos. O Gatañal vibraba y los jugadores solicitaban a la afición que mantuviese esa presión que convierte al pabellón cangués en un fervedoiro.

Rafael Andrade durante una acción del partido ante Torrelavega en O Gatañal.

Rafael Andrade durante una acción del partido ante Torrelavega en O Gatañal. / Gonzalo Núñez

Sin embargo, el Cangas no fue capaz de matar el encuentro. La defensa 5.1 del Torrelavega cortocircuitó el ataque local, que sufrió un tremendo apagón. El equipo de Nacho Moyano estuvo casi diez minutos sin anotar, fallando incluso dos lanzamientos desde el punto de siete metros. Esos errores fueron ayer una cruz para el Frigoríficos, que a lo largo del duelo falló cinco de los nueve penaltis de los que dispuso. Ni un tiempo muerto en mitad de esa pájara ofensiva fue capaz de cortar esa sangría y en el minuto 51 el Torrelavega conseguía equilibrar nuevamente el partido (23-23).

Quedaban nueve minutos y todo volvía a comenzar. El Frigoríficos conseguía marcar de nuevo gracias a su capitán Juan Quintas y volvía a tomar el mando en el eléctrónico. Durante esos minutos finales el choque fue un intercambio de goles, con Toth y Brandao manteniendo a flote al Cangas. En el Torrelavega destacaba la sangre fría de Alonso Moreno, que no falló ni uno solo de los cinco lanzamientos de siete metros de los que dispuso.

Con apenas minuto y medio por jugar y el 27-27 en el electrónico después de que Alonso transformase su último penalti Nacho Moyano solicitó un tiempo muerto para afrontar el último minuto de juego por delante en el marcador. La jugada no salió bien y el lanzamiento de Del Arco, que no estuvo tan fino como en el primer tiempo, se fue desviado.

El Frigoríficos del Morrazo pasó de tener el partido casi ganado a tener que defender con sangre, sudor y lágrimas un empate. El Torrelavega dispuso de más de 50 segundos para un último ataque que le podía dar la victoria. El Cangas fue capaz de blindar su portería y al menos sumó un punto. No era el resultado deseado, pero gracias a la derrota del Puerto Sagunto ante Bidasoa le permite salir del descenso directo.

El miércoles despide la primera vuelta con una visita al Valladolid, un encuentro en el que necesita puntuar para comerse el turrón navideño con cierta tranquilidad.

La grada con la afición de la Marea Azul, ayer en O Gatañal.

La grada con la afición de la Marea Azul, ayer en O Gatañal. / Gonzalo Núñez

FICHA TÉCNICA



Frigoríficos del Morrazo (27): Elcio, Toth (2), Gayo (3), Brandao (4), Jenilson (4,1p), Santi López (3), Dorado (6,3p) –siete inicial– Simes, Andrade, Del Arco (4), Essan, Quintas (1), Azurmendi, Jorge Pérez (ps).

Bathco Torrelavega (27): Calle, Adrián Fernández (3), Moreno (8,5p), Maestro (1), Javi Muñoz (2, 1p), Rubiño (1), Paredes (1)–siete inicial– Lombilla (2), Isidoro Martínez (4), Aja (3), Cangiani (1), Casanova, Czaplinski (1) y Mijuskovic (ps).

Marcador cada 5 min.: 3-2, 5-5, 7-7, 7-9, 10-11, 15-14 (descanso), 17-17, 21-18, 23-20, 23-21, 26-25 y 27-27.

Árbitros: Miguel Martín Soria y Jesús Álvarez. Excluyeron a Toth, Essan, Santi, Quintas, Brandao y Jenilson por el Cangas y a Maestro (2) e Isidoro Martínez por el Torrelavega. Descalificaron con tarjeta roja Paredes en el min.31.

Incidencias: Último partido de la primera vuelta en O Gatañal, con un homenaje a la peña Marea Azul por su vigésimo aniversario.