Fútbol | Preferente Autonómica Sur

El Moaña luce solvencia en su Liga

Los de Bruno Gago suman tres triunfos y tres empates con los equipos de la zona baja

Un entrenamiento del Club Deportivo Moaña esta semana en el campo de O Cabalo, en Vilaboa.

Un entrenamiento del Club Deportivo Moaña esta semana en el campo de O Cabalo, en Vilaboa. / FDV

La victoria a domicilio ante el Allariz confirma la tranquila temporada que el Club Deportivo Moaña está completando en su regreso a la Preferente. El conjunto moañés se ha situado en la zona templada de la tabla clasificatoria (es décimo), con 17 puntos en su casillero y un colchón de siete sobre el descenso directo. Todo ello antes de que este domingo inicie su exilio en el campo del Vilaboa debido a las obras de renovación del césped artificial en el campo Iago Aspas Juncal-O Casal.

La clave del éxito de la escuadra que dirige Bruno Gago radica en su rendimiento ante los equipos de la zona baja de la tabla clasificatoria, contra los que está obteniendo muy buenos réditos. Así, los moañeses ya han medido fuerzas ante seis de los ocho conjuntos que tiene por debajo, con una tarjeta más que destacable, con tres triunfos (frente a Porriño, Arnoia y ahora Allariz) y otros tantos empates (Cambados, Antela y Alertanavia), y sin conocer la derrota. Por delante, y antes de que acabe la primera vuelta, le quedan los encuentros frente al Barco (decimocuarto clasificado) y el Velle (decimoquinto), que serán precisamente los dos próximos en su calendario.

El técnico reconoce que la victoria de Allariz le permite tomar aire a los suyos y adquirir calma. “Veníamos de tres empates, de no perder, pero tampoco de ganar. Este triunfo le da valor a lo anterior”, afirma, antes de subrayar que “ahora tenemos un pequeño colchón sobre la zona baja y podremos competir con mayor tranquilidad”, recordando “cómo notamos los nervios en el partido ante el Alertanavia cuando ellos se adelantaron”.

Un momento de un entrenamiento en el campo de Vilaboa.

Un momento de un entrenamiento en el campo de Vilaboa. / FDV

Los moañeses están en pleno proceso de adaptación a campo de O Cabalo, en Vilaboa. Después de haberse entrenado allí la semana pasada las sensaciones son positivas. “No podemos quejarnos, está muy bien, sobre todo en comparación con el estado del campo de Moaña”, señala Bruno Gago, que añade asimismo que por el momento no han podido entrenar demasiado en amplitud para ir tomando referencia de las dimensiones del terreno de juego. “El domingo lo veremos”, apunta. “Es de menores dimensiones, pero creo que favorecerá más nuestro juego porque está bien”, indica.

Aluvión de bajas

La razón de no haber entrenado aprovechando todo el campo hay que buscarla en las bajas que han acumulado los celestes en las últimas semanas. A la marcha de Dapiga por cuestiones laborales se unió la lesión de Yago, que fue intervenido quirúrgicamente del golpe en el rostro recibido ante el Alertanavia. Además, Darío Martínez es baja para seis semanas por una microrrotura en el adductor. Cidrás también será baja por lesión y Róber por sanción, mientras que Pibe y Érik podrían disponer ya de algunos minutos.