Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Asobal Plenitude

El Frigoríficos se hipoteca en 30 minutos

El conjunto cangués resurge en la segunda mitad tras irse al descanso 11 goles abajo

Manu Pérez, uno de los destacados ayer en el Frigoríficos del Morrazo. | // XAVIER SOLANAS/BM GRANOLLERS

Treinta minutos de pesadilla y otros treinta para creer. Ese podría ser el resumen del partido que el Frigoríficos del Morrazo perdió ayer ante el Fraikin Granollers (36-31) en un duelo en el que volvió a mostrarse como el Doctor Jekyll y Mister Hyde y que hipotecó en una primera parte en la que fue arrollado por un cuadro local enormemente superior. Llegó a perder de hasta 11 goles y en un segundo tiempo de mucho mérito recortó hasta ponerse a cuatro (31-27) y hacer que el técnico local, Antonio Rama, tuviese que llamar al orden a los suyos. Esos 30 minutos finales dejan un regusto dulce en el Cangas, que aprovechó ese periodo para enganchar a la lucha a hombres habitualmente con un papel más secundario como Forns o Fodorean, y para confirmar que Manu Pérez ha llegado para quedarse.

Lo cierto es que al Frigoríficos lo atropelló el camión en cuesta abajo y sin frenos que es ahora mismo el Granollers. Los cangueses aguantaron apenas hasta el 2-2 antes de encajar un parcial de 7-0 y de convertirse en un juguete en las manos de los locales. Nacho Moyano pidió tiempo con el 6-2 (minuto 9) y con el 13-5 (minuto 19), pero se veía incapaz de reactivar a los suyos. El Cangas se perdía en la maraña defensiva local, y se veía obligado a realizar lanzamientos forzados que Luán no tenía problemas en parar. Y cuando marcaba, el Granollers explotaba el saque rápido de centro para hacer aún más daño. La defensa tampoco se imponía.

Carlos Vilanova intenta el lanzamiento ante la oposición del meta Luán. Xavier Solanas/BM Granollers

Y cuando parecía que las cosas no podían empeorar llegaron las pérdidas de balón, muchas de ellas absolutamente groseras y más propias de un equipo desquiciado y fuera de partido. Si el Granollers ya mandaba con autoridad ahora se gustaba y llevaba las diferencias hasta los once goles (18-7), que mantenía al descanso (19-8). Las estadísticas del Frigoríficos eran terroríficas. 8 goles de 21 lanzamientos, con un paupérrimo 38 por ciento de efectividad y 8 pérdidas de balón, números que imposibilitan ya no ganar, sino siquiera competir en ningún pabellón.

Revolución al descanso

Moyano revolucionó el siete en la reanudación. Situó a Manu Pérez –el moañés, brillante, se está ganando a pulso cada minuto que juega– al frente de las operaciones flanqueado por Santi y Fodorean, y con Chaparro en los seis metros. Forns, que ya había hecho buenos minutos en el primer tiempo, subió incluso más su nivel particular. Y el Cangas fue otro. Fodorean sacó el fusil y martilleó la meta de Luán con cinco goles consecutivos, pero las diferencias eran aún enormes (26-17, minuto 41). Rama comenzó a repartir minutos y sacó de pista a Luán. Dos exclusiones seguidas de los locales fueron el punto de inflexión que necesitaba el equipo visitante, que se anotó un 1-5 de parcial y obligó a Antonio Rama a parar el choque (28-22, minuto 45).

El técnico del Frigoríficos, Nacho Moyano, se lamenta de alguna acción en el encuentro ante el Granollers. Xavier Solanas/BM Granollers

El técnico vallesano devolvió a sus titulares a pista a evitar lo que hubiese sido un descalabro colosal. El Cangas, con Manu Pérez desatado, se puso a cuatro en dos ocasiones (31-27, 32-28). Y hasta ahí llegó, porque el margen de error que tenía era inexistente en una carrera contra el cronómetro. El Granollers abrochó su triunfo (36-28) pero ni así los de Nacho Moyano le perdieron la cara al partido, llevando el marcador hasta el definitivo 36-31. Después de 30 minutos para olvidar el Frigoríficos acabó llevándose un regusto positivo y sumando meritorios para la causa.

Ficha técnica:

Fraikin Granollers: 36

Luán; Franco (3), Yusuf (3), Rey (3), Amigó, Antonio García (6, 3p) y Adriá Martínez (5) –siete inicial– Guardia (ps), Valera (6, 3p), Salinas (6), Gurri (3), Torriani (1), Domingo, Castillo y Romero.

Frigoríficos del Morrazo: 31

Javi Díaz; Brais (2), Quintas, Martín (1), Dorado (2), Santi López (5) y Jenilson (3) –Forns (ps), Manu Pérez (6, 3p), Rubén (2), Chaparro (1), Fodorean (6), Vilanova (1), Del Arco y Aizen (2).

Marcador cada cinco minutos: 3-2; 7-2; 10-4; 14-5; 16-6; 19-8 (descanso). 23-13; 26-16; 28-21; 30-25; 33-28; y 36-31. Árbitros: Mendoza Roldán y Visciarelli Lareo (Andalucía). Excluyeron a los locales Rey (2), Amigó y Antonio García y al visitante Aizen. Incidencias: Partido disputado en el Palau d'Esports de Granollers.

Compartir el artículo

stats