Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano | Liga Asobal
Rares Fodorean Jugador del Frigoríficos del Morrazo

“Me falta mucho por aprender”

El lateral rumano, seguro de que su rendimiento mejorará tras el duelo de Valladolid

El lateral rumano Rares Fodorean, ayer en el pabellón de O Gatañal. | // SANTOS ÁLVAREZ

Por edad y condiciones físicas es una de las apuestas de este año de un Frigoríficos del Morrazo que con él adquiere un perfil poco habitual en los últimos tiempos por estos lares, el de un lanzador puro con con muchos centímetros. Inédito en el arranque liguero –con la salvedad del duelo de Irún– Rares Fodorean se reivindicó ante el Atlético Valladolid, contribuyendo al empate de los suyos en un partido en el que comenzó a dar pinceladas de su juego.

Los problemas físicos de varios compañeros le abrieron las puertas a la titularidad en Huerta del Rey y Rares Fodorean respondió con un notable encuentro que, reconoce, le ha servido para ganar autoestima y seguir peleando por acumular minutos en la Liga Asobal.

– ¿Cómo se encuentra después del partido ante el Valladolid?.

– Venía de un mes en el que no había jugado demasiado en los primeros partidos. Es algo que veo normal, Nacho [Moyano] ha hablado conmigo muchas veces y me dice que es necesario un periodo de adaptación. Este último encuentro lo preparamos bien, creo que me adapté a lo que Nacho quería e hice un buen partido en mi opinión.

– Aunque sea consciente de que necesita esa fase de adaptación, ¿necesitaba un partido así para poder reforzar su moral y ganar confianza?

– Sí, claro. Por muy fuerte que seas mentalmente esto siempre hace falta cuando ves que no juegas. Sí que me ha servido para ver que puedo aportar.

–¿Le está costando mucho la adaptación al balonmano español?

– Yo no lo diría así. Me está costando la adaptación con mis compañeros, pero es algo normal cuando hay cambios en un equipo, que en las primeras semanas siempre cuesta. Creo, sin embargo, que a partir de ahora todo irá hacia arriba y sin problema. Está claro que habrá partidos que no juegue por no adaptarse a mis características, pero todo va a ir a mejor.

"Por muy fuerte que seas mentalmente, un partido así siempre viene bien cuando no juegas"

decoration

– ¿Realmente hay tanta diferencia entre el balonmano portugués y el español o es que el entrenador le pide cosas que no estaba acostumbrado a hacer?

– Son las dos cosas. Está claro que el balonmano español es mejor que el portugués, más rápido, y Nacho es un técnico muy exigente que me pide tener las cosas muy claras antes de ir para dentro. Pero es lógico, porque si no fuese así sería peor para ti y para el equipo.

– En todo caso usted ha firmado por dos años más uno opcional, como una apuesta más a medio-largo plazo.

– Yo vine aquí con la idea de aprender muchas cosas. No soy ninguna estrella y me queda mucho por aprender, y en ese sentido pongo toda mi confianza en Nacho.

– A nivel de equipo ha sido muy importante el partido de Valladolid, tanto por el punto como por las sensaciones ofrecidas.

– Independientemente de que íbamos con bajas, sin Martín y con Del Arco y Jenilson tocados, además de los enfermos, preparamos muy bien el partido para sacar el máximo rendimiento posible. Dimos todo en el campo y la pena fue que no ganásemos, porque el partido lo teníamos controlado. Tenemos un punto más y eso siempre es positivo.

El partido ante el Barcelona es un dolor de muelas y una ilusión

decoration

– Aunque la fotografía es la de la parada final de Javi Díaz, la sensación es la de haberse dejado un punto, ¿no?

– Al final Javi saca una buena parada, pero también las había hecho antes. Creo que tuvimos el partido dominado bastante tiempo y por errores tontos en pérdidas y fallo en el lanzamiento se nos fue. Pero sacamos un punto y eso es importante.

– Ahora llega el partido contra el Barcelona. ¿Es un dolor de muelas o una ilusión jugar contra el campeón de la Champions?

– Pues más o menos ambas cosas. Es un rival complicado, pero en casa no tenemos miedo a nadie, porque el público aporta mucho. Hay muchas experiencias de duelos entre equipos grandes y pequeños y no siempre son fáciles para los primeros. Lucharemos y si podemos competir lo haremos. A nivel personal siempre hace ilusión pero no deja de ser un partido más.

Compartir el artículo

stats