Balonmano - Liga Asobal Plenitude

El Frigoríficos sucumbe ante los elementos

El Cangas remonta cuatro goles ante el Ademar León, pero se queda sin premio en medio de una discutida actuación arbitral

Dorado a punto de anotar el 26-25 ante Zanas Virbauskas, en una acción tras la que tuvo que retirarse debido al golpe sufrido. |  // G.NÚÑEZ

Dorado a punto de anotar el 26-25 ante Zanas Virbauskas, en una acción tras la que tuvo que retirarse debido al golpe sufrido. | // G.NÚÑEZ / david garcía

Poco se le puede reprochar al partido de ayer del Frigoríficos del Morrazo-Construcciones Castro, que terminó con una ajustada derrota ante el Abanca Ademar León (31-33). Los cangueses tuvieron en frente a uno de los mejores equipos de Asobal y uno de los peores arbitrajes de los últimos tiempos en O Gatañal. Es cierto que el Cangas tuvo la última posesión para empatar e incurrió en una pérdida de balón imperdonable, pero los colegiados ayudaron lo suyo a que se llegase a ese final tan ajustado. Incluyendo un gol “birlado” con un 21-20 en el electrónico. No es extraño que el pabellón de O Gatañal acabase entonando el consabido cántico de “¡Manos arriba, esto es un atraco!” y que despidiese con una sonora pitada a la pareja arbitral. El resultado de ayer rompe una racha de cuatro triunfos consecutivos: tres en liga y uno entre medias en Copa del Rey. Ya van 23 visitas de Ademar a O Gatañal, con 18 victorias visitantes y solo tres empates y dos triunfos locales.

Frigoríficos y Ademar llegaban al duelo de ayer con dinámicas positivas y en el caso del Cangas con una ausencia de última hora debido a una lesión de Moisés Simes. Desde los primeros instantes quedó claro que el partido iba a ser trepidante, emocionante e intenso. Y con goles a raudales. No se llevaban siquiera dos minutos de juego y ya había un 3-2 en el electrónico favorable para el Cangas. Fue su última ventaja en mucho tiempo porque a continuación encajó un parcial de 1-6 que llevó al Ademar León a un 4-8 en el minuto nueve. El entrenador de los cangueses, Nacho Moyano, tuvo que pedir tiempo muerto para frenar el partido y llamar a capítulo a los suyos. Esos minutos son de lo poco reprochable al Frigoríficos, que salió blando en defensa y permitió muchos lanzamientos fáciles al Ademar.

Javi Díaz intentar detener un lanzamiento de David Fernández, el máximo anotador de Ademar. |  // G.NÚÑEZ

Javi Díaz intentar detener un lanzamiento de David Fernández, el máximo anotador de Ademar. | // G.NÚÑEZ / david garcía

Los leoneses volverían a tener alguna ventaja más de cuatro goles, pero poco a poco el Frigoríficos del Morrazo fue limando esa desventaja y tuvo varias ocasiones para empatar el encuentro. Al final lo consiguió justo antes del descanso con un gol de Juan Quintas que ponía el 17-17. Antes de irse a los vestuarios los colegiados ya se llevaron una pitada por no sancionar una acción de Ademar que impidió un contragolpe del Frigoríficos con casi diez segundos por jugar.

La remontada

En el arranque de la segunda mitad el Cangas volvió a mostrar que estaba enchufado y con ganas de llevarse el partido ante una de sus particulares bestias negras. Otro gol de Quintas y un contragolpe culminado por Vilanova ponían al Frigoríficos con su mayor ventaja (19-17, min.32). El Ademar León empató enseguida por medio del joven Antonio Martínez –el extremo es el segundo máximo anotador de la liga, pero ayer solo fue capaz de marcar tres goles y dos de ellos de penalti– y David Fernández, que fue el máximo goleador de los suyos con siete tantos.

Brais González, en el partido entre el Frigorificos del Morrazo y Ademar León, se dispone a batir a Saeid ante la mirada de Boskos.

Brais González, en el partido entre el Frigorificos del Morrazo y Ademar León, se dispone a batir a Saeid ante la mirada de Boskos. / GONZALO NUÑEZ

A partir de ahí la igualdad fue máxima. El Cangas llevó siempre la iniciativa en el electrónico, pero sin ser capaz de abrir en ningún momento un hueco de más de un gol. Unas veces porque se encontraba con el poste o el larguero. En otras por los discutibles criterios arbitrales a la hora de señalar las faltas o las acciones de siete metros en un lado y en otro. Unas decisiones que dejaron al Cangas sin un gol al filo del minuto 39, con un 21-20 en el electrónico, en un lanzamiento de Alberto Martín. El lanzamiento del pivote ante Papantonopoulos botó dentro de la portería, pero los colegiados incomprensiblemente no concedieron un tanto que significaría el 22-20.

El gol del Frigoríficos del Morrazo que no subió al marcador

El Frigoríficos mantenía el timón del encuentro gracias al acierto de Mario Dorado, que en alguna acción se jugó el físico; la valentía de Brais, los goles de Juan del Arco, a pesar de alguna pérdida de balón y, como ya es habitual, con la colección de paradas de Javi Díaz, que incluyeron dos penaltis.

La acción del partido entre el Frigoríficos del Morrazo y el Ademar León en la que Mario Dorado tiene que retirarse momentáneamente de la pista de O Gatañal.

La acción del partido entre el Frigoríficos del Morrazo y el Ademar León en la que Mario Dorado tiene que retirarse momentáneamente de la pista de O Gatañal. / GONZALO NUÑEZ

Así se llegó a los últimos instantes del encuentro con todo por decidir y con el ambiente muy caldeado por las decisiones arbitrales. Las protestas subieron aún más después de que los colegiados excluyesen a Santi López en el minuto 58 y de que, con un 31-31 en el electrónico, señalasen un inaudito pasivo al Cangas. El Ademar aprovechó el regalo y David Fernández anotó el 31-32, que constituía la primera ventaja de Ademar en toda la segunda partes.

La afición de O Gatañal despidió con una gran bronca a los árbitros del encuentro entre el Frigoríficos del Morrazo y Ademar León.

La afición de O Gatañal despidió con una gran bronca a los árbitros del encuentro entre el Frigoríficos del Morrazo y Ademar León. / Gonzalo Núñez

El Frigoríficos tuvo tiempo suficiente para una última posesión larga con la que buscar el empate. Además, los árbitros excluyeron y descalificaron a Boskos, con lo que los últimos doce segundos de juego se jugaron en igualdad numérica. Y ahí, sin intervención arbitral mediante, el Cangas prácticamente se inmoló. Un pase entre Juan del Arco y Manu Pérez acabó con el balón incomprensiblemente fuera de banda y frustrando las opciones de igualar el partido. El empate era un premio menor al sacrificio y esfuerzo exhibido por el Frigoríficos, pero significaba mantener la línea positiva y puntuar ante uno de los equipos más en forma de Asobal. El Ademar aprovechó que el Cangas jugaba sin portería y rápidamente anotó el 31-33 definitivo.

FICHA TÉCNICA

Frigoríficos del Morrazo (31): Javi Díaz, Brais (6), Quintas (3), Martín, Dorado (7, 3p), Santi López (2), Jenilson (3) –siete inicial– Forns (ps), Rubén (1), Gayo, Fodorean (2), Del Arco (4), Vilanova (1), Manu Pérez (1), Chaparro y Aizen.

Abanca Ademar León (33): Saeid, Casqueiro (4), Castro (4, 1p), Fernández (7, 1p), Martínez (3, 2p), Deividas Virbauskas (2), Santista (3)–siete inicial– Sanz (1), Kim (2), Milosavljevic (3), Duarte, Zanas Virbauskas (2), Boskos (2), Sousa y Papantonopoulos (ps).

Marcador cada 5 min.: 3-4, 5-8, 8-11, 11-13, 14-15, 17-17 (descanso), 19-18, 22-21, 26-25, 28-27, 29-29 y 31-33.

Árbitros: Florenza Virgili y Ausas Busquets. Excluyeron por el Cangas a Quintas, Martín, Del Arco y Santi López. Por el Ademar a Sousa, Zanas Virbauskas y descalificaron a Boskos. 

Incidencias: Unos 1.500 espectadores en O Gatañal en el partido de la duodécima jornada de liga.

Suscríbete para seguir leyendo