Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo Graña Campeón de Europa Sub 23 de C-1 200 metros

“Llegar a París es díficil, pero posible”

El canoísta cangués volcará ahora todos sus esfuerzos en el C-2 500

Pablo Graña, en el Europeo de Belgrado. CEDIDA EKAITZ SAIES

En una temporada en la que ha apostado fuerte por la distancia olímpica, la de los 500 metros en C-2, Pablo Graña no ha querido perder la oportunidad de seguir engordando su ya abultado currículum. Con esa idea se plantó en el Campeonato de Europa Sub 23 de Belgrado, donde ha sumado el oro en la que es su distancia fetiche, los 200 metros. El palista cangués del Real Club Náutico Rodeira regresa con los Juegos de París 2024 en su horizonte.

Feliz por un objetivo cumplido que sin embargo pudo haberse torcido por culpa de una intoxicación alimentaria dos días antes de la gran final. Pablo Graña disfruta de su oro en el viaje de vuelta que ayer emprendió desde Belgrado y que debía llevarlo a última hora de la tarde de ayer a Madrid.

– ¿El oro era más o menos esperado?

– Sí. sabía que llegaba con bastante nivel. Y ya en la Clasificatoria del viernes noté que iba bastante bien y que tendría muchas opciones de victoria, aunque luego vino la intoxicación.

– ¿Qué ocurrió?

– La delegación española y gente de otros países tuvimos una intoxicación alimentaria, creemos que por la comida del complejo de la pista. El sábado tenía dolor de barriga y ya no cené, y el domingo me molestó por la mañana, pero por la tarde remitió y pude competir.

– ¿Llegó a dudar de su rendimiento al encontrarse mal?

– Sí porque no sabía cómo iba a estar. Por la tarde estaba mejor, pero solamente tomé dos plátanos. A la mayoría de afectados les pasó el sábado, pero a mí me duró más, aunque al final todo salió bien.

Pablo Graña durante la final del Europeo Sub 23. FDV

– Después de un 2020 marcado por la pandemia, el oro en C-2 del año pasado y este nos hace volver a la normalidad...

– Sí, este año fue complicado porque aunque hicimos un buen Selectivo de C-2 500 no nos clasificamos. En los 200 sí lo hicimos en Sub 23 y en sénior fuimos segundos a nada del primero. Es el último año de Sub 23 y había que aprovechar.

– En la final la clave de su triunfo fue la de siempre, la salida.

–Sí, mi 200 consiste en salir muy muy bien, porque la parte final me cuesta más. Enganché muy bien las primeras paladas y al final no me vine abajo como en otras ocasiones.

– Parece que alternar el C-1 y el C-2 no le sienta nada mal.

– El paleo del C-2 es un poco diferente al del C-1, pero nada del otro mundo. El C-1 me ayuda a coger sensaciones e incluso es bueno si eres capaz de transmitir esa fuerza al C-2. Después ya se trata de acoplamiento, de ir cómodo.

El palista del Náutico Rodeira sufrió una intoxicación alimentaria dos días antes de la final

decoration

– El cambio de la distancia olímpica de los 1.000 a los 500 metros le favorece.

– A mí me beneficia porque los 1.000 se me hacen muy largos y en el 500 este año nos salió bien. Quedamos terceros en el Selectivo, a una décima del segundo y a medio segundo de los primeros. Los dos fueron a la Copa del Mundo, que a su vez era clasificatoria para el Europeo y el Mundial. Ahora mismo hay mucho nivel en el C-2 500 y eso nos viene bien para no relajarnos.

– Está satisfecho entonces con su primer año en la distancia de 500 metros.

– Sí, nos ha ido muy bien. Nos falta un poco de acoplamiento [rema con el palista del O Muíño de Ribadumia Manuel Fontán] pero el barco funciona. En la Copa del Mundo de Polonia fuimos quintos a pesar de no haber preparado la prueba e ir únicamente a coger experiencia. Allí yo no estaba fino y al final me vine abajo. Necesito estar muy bien para poder competir en el 500.

– A partir de ahora toca centrarse en exclusiva en ese C-2 500.

– Sí, ese es el plan. Ahora ya no tenemos opciones de clasificarnos para ningún otro campeonato, pero el año que viene sí que volveremos a intentarlo.

– Los Juegos Olímpicos de París continúan siendo el sueño a perseguir?

– Sí, sí. Yo creo que es posible. Claro que es díficil, pero tan difícil como para todos.

Compartir el artículo

stats