Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

Una temporada en solo 60 minutos

David Iglesias lanza ante Marcos Cancio en el partido ante el Anaitasuna. |  // GONZALO NÚÑEZ

David Iglesias lanza ante Marcos Cancio en el partido ante el Anaitasuna. | // GONZALO NÚÑEZ

Un total de 34 partidos de competición (el último de ellos la próxima semana ante el todopoderoso Barcelona) y la temporada del Frigoríficos del Morrazo se decidirá en tan solo 60 minutos. El conjunto cangués afronta la última y definitiva de sus finales por la permanencia en el choque de esta tarde (16.30 horas, pabellón de O Gatañal, con el arbitraje de los catalanes García Serradilla y Marín Lorente) ante el Qabit Guadalajara. Una victoria permitiría a los de Nacho Moyano acariciar la salvación (a la espera de que su rival no gane sus dos partidos restantes ante Sagunto y Granollers), una derrota lo asomaría inexorablemente al abismo de la División de Honor Plata.

Sin apenas tiempo para una recuperación física que prácticamente es una quimera tras encadenar seis partidos en apenas 18 días, el Cangas ha preparado un choque en el que lo mental cobra tanta importancia como lo puramente balonmanístico. La victoria del miércoles ante el Anaitasuna –acompañada por la derrota del Guadalajara frente al Cuenca– ha rearmado de moral a las huestes morracenses, que parten con un punto de ventaja sobre un rival al que ya derrotaron en el choque de la primera vuelta. El objetivo es alcanzar los 22 puntos y cumplir con su parte. Todo lo que vaya más allá no interesa en este momento. Moyano insiste a los suyos en que únicamente hay que centrarse en el partido de mañana [por hoy]. Las conjeturas quedarán para la próxima semana.

El principal motivo de esperanza para el Frigoríficos es la competitividad que ha demostrado en los últimos tiempos, por encima de aciertos o errores. Sumó un punto ante Logroño y Puerto Sagunto, perdió de forma injusta y muy polémica por la mínima ante el Nava, y ganó el miércoles al Granollers. A los cangueses hay que reconocerles el brutal esfuerzo que están realizando. Hoy espera otra batalla en la que volverá a ser clave su rendimiento defensivo. “Eso es innegociable”, subraya el técnico madrileño. La exhibición del miércoles así lo demostró, con un Javi Díaz que ha llegado a la recta final de la temporada en su mejor momento. La victoria local debe comenzar a fraguarse desde atrás.

Ofensivamente Moyano insiste en no cometer errores. El mayor valor del Cangas debe ser el de asegurar sus posesiones y evitar las pérdidas de balón que generen goles fáciles en contra. A partir de ahí el talento de hombres como David Iglesias o Dani Fernández debe surgir, pero también el trabajo colectivo en un momento en el que es fundamental repartir esfuerzos. El otro plus necesario llegará desde las gradas. Si durante todo el año las restricciones han dejado un tanto desangelado O Gatañal el miércoles ya se notó el “fervedoiro” en el reducido formato Covid, y hoy, sin lugar a dudas, volverá a ser lo mismo. Todo debe sumar para volver a repetir el milagro de todos los años.

Hombrados y los laterales, claves visitantes

La escuadra de Rodrigo Reñones –que ha coincidido con Nacho Moyano como técnicos de la selección nacional júnior– centrará sus esperanzas en Cangas en su portería, defendida por el incombustible José Javier Hombrados, y en el acierto de una primera línea con dos laterales de enjundia como Pablo Paredes y Arthur De Souza. El primero de ellos, cuyo futuro estará en Francia, ha anotado 116 goles, mientras que el brasileño ha sido el autor de 140. Junto a ellos está el central italiano Savini (51) y el joven lateral Alberto Díaz (54). El otro elemento importante en el juego ofensivo alcarreño es el pivote Gastón Mouriño (92 dianas) en una escuadra con Dariel García (80) y Gallardo (63) como extremos titulares. Los castellanomanchegos han ganado solamente uno de sus últimos seis partidos, el del pasado sábado frente al Ademar León.

Compartir el artículo

stats