La derrota que cierra un gran año para el Celta Fortuna

El análisis semanal del presente, pasado y futuro del deporte con Juan Carlos Álvarez

Newsletter de actualidad deportivo por Juan Carlos Álvarez

Newsletter de actualidad deportivo por Juan Carlos Álvarez

Juan Carlos Álvarez

Juan Carlos Álvarez

Se fueron como vivieron, dejando detrás de ellos el aire de grandeza que les ha acompañado esta temporada. Pocas veces hemos sido tanto del Celta Fortuna (o del antiguo Celta B) porque pocas veces nos hemos sentido tan bien representados por un filial desbordante de talento, de descaro y de gente de la casa. En Málaga se acabó la aventura por esos pecados de juventud que, como el acné, nos recuerdan que no dejan de ser unos chavales que empiezan a asomar la patita en el fútbol profesional. El equipo que fue de Claudio y ahora es de Fredi lo tuvo en su mano y se merecía la final por el ascenso ante el Nastic, pero volvió a ponerse de manifiesto que este no es un club con suerte. Seguramente ese equipo no vuelva dentro de unos meses de la misma manera porque algunos emprenderán el vuelo, otros encontrarán cobijo en el primer equipo y el resto seguirán esperando su ocasión. Pero la temporada será imposible de olvidar: por lo que hicieron como grupo y porque sin su operación de rescate (Claudio, Hugo, Damián…) vete a saber cómo hubiese acabado la temporada del primer equipo.

El Celta trata de arrancar la Operación Salida

Han pasado más de dos semanas desde que se pusiese el punto final a la Liga y ahí sigue el vestuario del Celta con 34 individuos. Cero salidas por el momento. Lo digo por los eufóricos que anunciaban poco menos que una desbandada durante el mes de junio. El mercado de fútbol es como el ciclista de pista que sufre un horror para dar la primera pedalada por el desarrollo salvaje que deben mover. Así está todo el mundo y en muchos casos agobiados por la necesidad de vender. El Celta tiene un plan (que esta información les contamos) que no va a cumplir. La cuestión es acercarse todo lo posible a él. Compadezco a esta hora a Garcés.

Imagen

Deportes

Cada lunes una newsletter con el presente, pasado y futuro del deporte de la mano de Juan Carlos Álvarez

Me apunto

Damian Rodríguez: "Con Giráldez vi más posibilidades de llegar a Primera"

Les dejo una última entrega del Celta, una entrevista a quien para mí es el descubrimiento de la temporada: Damián. Uno de esos centrocampistas que limpian los partidos de fútbol. Les quita todo lo innecesario para que el juego fluya. Hay que protegerlo como sea, alejar a los moscones y darle protagonismo porque, si confirma lo visto hasta ahora, el Celta tiene su timón para la próxima década. Suena exagerado, pero déjenme tenerle toda la fe del mundo.

La cuenta eterna de Paco Amoedo

Se murió Paco Amoedo, uno de los hombres que han hecho mejor esta ciudad. Adiós a una leyenda que gracias al boxeo trajo éxitos deportivos y vitales. Por los títulos que logró y las vidas que reorientó. Era bueno y generoso, agradecido, leal…Se merece cuanto homenaje fuese posible como por ejemplo esta despedida que le escribe Armando Álvarez y que está llena de información, de cariño y de clase. Un adiós acorde con el personaje al que retrata. A veces suelo decirles que en la sección despedimos como nadie y esta es una prueba más. Aunque duele escribir ciertas cosas.

Historias irrepetibles

Y por último paso a recomendarles la historia irrepetible de hoy. Aprovechando que nos pasamos los últimos días hablando de los ochenta años del Desembarco de Normandía, hemos escogido la historia de uno de los grandes deportistas que saltaron a las playas del norte de Francia aquel 6 de junio de 1944. Tiene una película que nadie ha filmado todavía. Se llamaba Lloyd Mangrum y solo les develo que hay un enorme protagonismo para un billete de dólar partido por la mitad.

Les hablaría de Ana Peleteiro, de su título de campeona de Europa, pero no quiero agotarles y que se me vayan a otras newsletters. De la gallega vamos a tener ocasiones muy pronto para hablar largo y tendido. Ahora me voy que quiero ir a enterarme de quién es ese Alvise del que habla todo el mundo y a preguntar a un compañero de Málaga si por fin su portero se ha recuperado de los ataques epilépticos que le dieron en el descuento del sábado. Me tenía preocupado el chaval.

Suscríbete para seguir leyendo