Es innegable que la historia del Deportivo de la Coruña de las últimas décadas es una potente base argumental para una novela. Tiene un poco de todo: auge y caída, giros de guion en el último minuto, subtramas de despachos y hasta policiales entremezcladas con lo futbolístico, un penoso tránsito un busca de la redención...

La última muesca literaria del club coruñés ha sido su fichaje final en este mercado de invierno. Ha contratado a un bregado delantero conocido en el mundillo del tercer escalón del fútbol español como Arturo Rodríguez, pero cuyo nombre completo es Arturo Juan Rodríguez Pérez-Reverte. En efecto, se trata de un sobrino del escritor Arturo Pérez-Reverte. "Hijo de una prima. Buen muchacho", ha comentado el académico ante las preguntas sobre si tienen alguna relación.

Arturo Rodríguez (Cartagena, 1989) procede del Sanse y ha llegado a A Coruña en propiedad desde el conjunto madrileño, en el que este curso ha marcado cuatro tantos en los 21 partidos que ha disputado. Allí ha jugado los dos últimos cursos y medio. La llegada de Arturo es el último movimiento del club en el último día del mercado de enero.

El Dépor ha agitado el árbol de su plantilla en busca de la regularidad necesaria para luchar por el ascenso. El equipo coruñés cerró el epapante retorno de Lucas Pérez, pero de momento no le ha llegado para asaltar la cabeza de la clasificación. Habrá que ver si Arturo Juan Rodríguez Pérez-Reverte puede escribir los últimos capítulos de la temporada en clave victoriosa o el libro acabará siendo otro drama.