Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

baloncesto - Liga EBA

Muy PBB

La victoria milagrosa en Chantada refrenda el gran inicio del Porriño Baloncesto Base, con un proyecto amateur y de cantera

en Porriño. // Fotos: J. Lores

en Porriño. // Fotos: J. Lores

El Porriño Baloncesto Base se bautizó de manera descriptiva y honra su denominación. El cuadro louriñés recibirá el próximo sábado al USAL La Antigua. El cuadro salmatino dispone en su plantilla de un jugador serbio, un bosnio, un montenegrino, un nigeriano, un francés y un estadounidense. En la escuadra local solo hay amateurs, la mitad de ellos formados en sus categorías inferiores. "Una familia", según etiquetan, pero con material suficiente para haber protagonizado un excelente arranque, tanto en juego como en resultados. Muy porriñés, muy baloncestístico y muy amparado en la base; muy PBB.

El equipo que dirige Jenaro Alonso disputa su segunda temporada en la Liga EBA. Saldó la primera en la novena posición de su conferencia, con un estimable récord de 12-14. En este arranque ha cosechado tres victorias (73-61 ante el Ávila, 83-64 ante Santo Domingo, 71-72 en Chantada) y una derrota (81-75 en Gijón). Un balance que solo el Carbajosa, invicto, mejora. Cierto que en Chantada se ganó con un triple de Cardito desde 20 metros en la prórroga. El Porriño había llegado a dominar de 19 al inicio del último cuarto. "Tuvimos un par de situaciones fuera de control y ellos mucho acierto. Pero realmente merecíamos la victoria", asegura Alonso. Cardito resalta: "Habíamos ido sin presión, pero a plantar cara. El Chantada es el mejor equipo del grupo. Una victoria fuera vale mucho".

El PBB, aunque ya consiguió ganar en la localidad lucense el año pasado, se venga de la final de la Copa Galicia que perdió por 65-77 a finales de septiembre en su propio pabellón. Jenaro Alonso valora el resultado desde la admiración que siente por el entrenador chantadino, Alberto Fafián, "el mejor entrenador de la liga. El otro día cumplía 300 partidos en EBA". Pero aunque Alonso solo acumule 30, ya ha conseguido moldear una criatura que responde a sus hechuras: "Vamos a la heroica muchas veces. Tengo la suerte de que los jugadores crean ciegamente en lo que hacemos". No sólo ellos. En el pabellón porriñés han logrado una asistencia media de 700 espectadores, con picos de 1.000. "Es parte de ese sentimiento de identidad".

El técnico llama a la calma. Avisa: "Nos enfrentamos a equipos con presupuestos de locura". El PBB ya sufre para cubrir los 40.000 euros que se van entre viajes, avales y arbitrajes. Mientras otros fichan profesionales, el club dedica sus energías a los veinte equipos de categorías inferiores y se nutre de ellos: Besada, Cabaleiro, Miguel García, Losada, Óscar Rodríguez, Varela, Vázquez... VGO, Marín, Cambados o Apóstol figuran en el currículo de Vaquero, Dani García o Alonso. Para otros refuerzos se depende "del destino", como acepta Cardito. Él sí ha jugado a nivel profesional en Plasencia y Zamora, en LEB Plata. Su novia, tras aprobar el MIR, obtuvo plaza en el Cunqueiro. Cardito llegó con ella en mayo. "Necesitaba dar un cambio a mi vida personal y deportiva. Quería salir de la rutina y de la exigencia de la profesionalidad. Y volver a disfrutar, en una liga inferior pero con un papel más importante". Cardito, que además ha encontrado trabajo, contactó con Jenaro a través de Vaquero. El entrenador comprendió que su perfil encajaba en el proyecto. Cardito elogia: "La forma de entrenar es muy seria. Mis compañeros tienen nivel de sobra para competir. No hay que envidiar a ningún equipo. La permanencia es el objetivo. Todo lo que venga hacia arriba será un regalo".

Compartir el artículo

stats