Iago Aspas no irá finalmente a la Eurocopa 2020 (mantiene la nomenclatura de su año oficial en el que se tuvo que aplazar a este 2021 por la pandemia). Así lo ha decidido el seleccionador nacional, Luis Enrique, que este mediodía daba la lista de sus 24 elegidos desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas entre los que no ha incluido al fútbolista de Moaña para disputar la competición continental que se inicia a mediados de junio y en la que España debutará el 14 de junio frente a Suecia en el estadio sevillano de La Cartuja.

El técnico asturiano se olvida de nuevo del máximo asistente de la Liga recién finalizada (13 asistencias) y segundo máximo goleador español del campeonato (14 goles), y tampoco contará con el también céltico Brais Méndez, que aparecía en la preselección de cincuenta jugadores de la que salió la lista definitiva.

Lo cierto es que el nombre del céltico siempre ha estado en las quinielas para estar dentro del elenco del técnico asturiano. Y más cuando la UEFA decidía aprobar hace unos días la medida de dar la posibilidad a los países participantes de ampliar de 23 a 26 el número de convocados, ante posibles contingencias por la pandemia del coronavirus, sin embargo el ex entrenador del Celta decídía optar por llevar sólo a 24 jugadores convocados.

LA LISTA DE LUIS ENRIQUE

Los 24 jugadores con los que España disputará la Eurocopa:

Porteros: Unai Simón, David de Gea, Robert Sánchez

Defensas: José Luis Gayà, Jordi Alba, Pau Torres, Aymerich Laporte, Eric García, Diego Llorente, César Azpilicueta, Marcos Llorente

Centrocampistas: Sergio Busquets, Rodri Hernández, Pedri González, Thiago Alcántara, Koke Resurrección, Fabián Ruiz.

Delanteros: Dani Olmo, Mikel Oyarzabal, Álvaro Morata, Gerard Moreno, Ferrán Torres, Adama Traoré, Pablo Sarabia.

Motivos técnicos y deportivos le ha dado de sobra el Príncipe de las Bateas al seleccionador, si vemos sus números de esta y anteriores temporadas. Pero el mejor asistente de la Liga y el segundo máximo goleador español del presente campeonato no ha gozado de la confianza del que fuera su técnico en las filas célticas para vestir la zamarra encarnada.

Punto final de un sueño para Aspas; punto y seguido para Brais

La situación es bien distinta en el caso del moañés y del mosense. Para Aspas supone seguramente el punto final a su trayectoria con la selección. Para Brais es solo otro capítulo en una relación que promete ser fructífera.

Aunque ahora el ruido se vaya a centrar en la ausencia de Sergio Ramos, existen amplios sectores del fútbol español que han reclamado con insistencia la presencia de Iago Aspas en la selección. Los datos demuestran que es el delantero español más prolífico del último lustro. Este año ha añadido a su cuota goleadora el incremento en sus números de asistente. Pero nunca en sus momentos más brillantes, ni cuando el Celta dependía solo de él ni ahora que lo han acompañado otros desde la llegada de Coudet, ha contado con el beneplácito de Luis Enrique en esta segunda etapa al frente de la selección.

Parece el final de un camino al que Aspas se ha entregado con mayor ilusión que las contraprestaciones que ha recibido. Posiblemente no lo haga público ni certifique semejante reflexión. Jamás ha alzado la voz ni ha renunciado desde la humildad a ganarse el puesto. Pero Aspas cumple 34 años el próximo 1 de agosto. A Luis Enrique se le supone mucha vigencia y de entrada tiene contrato hasta el Mundial de Catar. No parece viable un escenario en el que Aspas vuelva a tener cabida.

ENCUESTA | ¿Cuál crees que es la razón por la que Luis Enrique deja fuera de la Eurocopa a Aspas?

  • 70
  • 1166
  • 38

La situación de Brais es diferente. Si para Aspas figurar en esa prelista de 50 jugadores podía entenderse casi como un escarnio, a sabiendas de que no estaría en la lista definitiva, para Brais es un acicate. Luis Enrique lo hizo debutar con la selección absoluta sin recorrido en las inferiores y con apeñas un puñado de partidos en Primera División. Y ha vuelto a situarlo en su órbita a poco que el mosense, de la mano de Coudet, ha recuperado su mejor versión. Un centrocampista que reúna toque y gol como cualidades diferenciales, más una cada vez mayor capacidad de recuperación y juego aéreo, es un valor del que Luis Enrique no se quiere despistar.

En el caso del diez céltico, se esfuma su sueño de sumar un segundo torneo a su trayectoria como internacional, después de haber disputado en 2018 el Mundial de Rusia, bajo las órdenes, primero de Julen Lopetegui, y después de Fernando Hierro.

En aquella copa del Mundo, Aspas marcaba un gol a Marruecos en la fase de grupos, con el que aseguraba el pase a octavos de final de la Roja como primera de grupo, después de que el árbitro revisase la jugada en el VAR y diese el tanto por válido.

Deciocho partidos disputados, seis goles y seis asistencias han sido hasta ahora los números de Iago Aspas en la selección nacional, cifras nada desdeñables, sobre todo si tenemos en cuenta los pocos minutos que ha disputado el de Moaña. Su última participación con la Roja fue frente a Islas Feroe, partido que se disputó el 7 de junio de 2019. En esa ocasión, la estrella céltica aportó una asistencia en la victoria por 1-4.