Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coudet, pendiente de la enfermería

Araújo y Solari apuran su recuperación para entrar en la convocatoria ante el Sevilla | El técnico del Celta dispone de escasos efectivos en el eje de la zaga por la sanción a Murillo tras su expulsión en Mendizorroza

Néstor Araújo intenta frenar a Arambarri, del Getafe. EP

El Celta regresó ayer a los entrenamientos con la incertidumbre de si podrá contar con Néstor Araújo y con Augusto Solari para recibir el próximo lunes al Sevilla (Balaídos, 21 horas, Gol). Los servicios médicos del club no se atreven a hablar de plazos sobre la recuperación del mexicano y el argentino. La situación en el eje de la zaga celeste se agrava para afrontar la trigésima jornada de la Liga después de que Jeison Murillo fuese expulsado en Mendizorroza, por lo que ha sido sancionado con un partido por las dos tarjetas amarillas que le mostró el árbitro en el duelo con el colista.

La baja de Murillo ha incrementado las necesidades del Celta en la línea defensiva para enfrentarse a un Sevilla en racha, que viene de superar al líder, el Atlético de Madrid, al que le separan únicamente ocho puntos cuando restan nueve jornadas para concluir la temporada. Desde el partido en Vitoria, los servicios médicos del Celta se han puesto manos a la obra para intentar acelerar la recuperación de Araújo y de Solari, que arrastran sendas lesiones musculares en el aductor medio de la pierna izquierda.

El mexicano cayó lesionado el 22 de marzo en la concentración de la selección de su país, obligándole a regresar a Vigo antes de tiempo. El centrocampista argentino, por su parte, no pudo finalizar el partido contra el Real Madrid, celebrado el 20 de marzo de Balaídos, antes de que diese comienzo al último paréntesis del campeonato por los compromisos de las selecciones.

Coudet apuntó tras la victoria ante el Alavés, el domingo pasado, que los plazos para recuperar a Araújo y a Solari eran muy justos, a pesar de que el partido contra el Sevilla se fijó para el lunes 12 de abril, rozándose las tres semanas desde las lesiones del defensa y el volante célticos.

El regreso de Araújo aliviaría los problemas del entrenador del Celta para componer la línea defensiva que tendrá que frenar a jugadores como En-Nesyri, Ocampos o De Jong. El mexicano ha sido titular indiscutible con Coudet, que lo ha situado como pareja de Murillo. Ausente el colombiano por sanción, el técnico argentino solamente dispone en estos momentos de dos centrales con opciones de jugar el lunes: el ghanés Joseph Aidoo y el gallego José Fontán.

Pese a las urgencias en el eje de la zaga del Celta, Coudet no cuenta con David Costas y con Jorge Sáenz, a los que invitó a buscar equipo enero después de que el club les pusiese el cartel de transferibles durante el verano pasado.

Aidoo y Fontán apenas han jugado juntos. Su última experiencia fue en enero pasado, en la goleada encajada por el Celta en la eliminatoria de la Copa del Rey frente al Ibiza, de Segunda División B.

Desde entonces, el ghanés ha sido suplente, aunque el técnico lo ha utilizado durante los minutos finales de muchos partidos, no solo como central si no también como lateral derecho. Fontán, que suma nueve partidos de Liga, volvió a aparecer en el equipo en la última visita del Real Madrid. También lo hizo el domingo pasado en Mendizorroza, rompiendo así una ausencia que duraba desde el 5 de enero, tras el grave tropiezo en la Copa del Rey.

Si Araújo no se recupera a tiempo para la cita del Sevilla, el joven canterano volverá a la titularidad junto a Aidoo, para completar una línea defensiva en la que Hugo Mallo y Aarón Martín se moverán por los laterales. El resto del once céltico será el habitual, con Tapia como mediocentro, por detrás de una línea de tres con Denis Suárez, Brais Méndez y Nolito. Aspas y Mina, los máximos goleadores del equipo celeste, ejercerán como referencias en ataque.

En la enfermería del Celta, además de los citados Néstor Araújo y Augusto Solari, continúan los porteros Rubén Blanco y Sergio Álvarez. A ellos se unió un Emre Mor que acaba de ser operado de un problema de pubalgia, después de que fracase el plan del jugador de recuperarse con un fisioterapeuta en Dubai durante cuatro semanas.

Escudero, única baja sevillista para Balaídos

El lateral izquierdo Sergio Escudero, ausente de la última convocatoria al anunciarse su positivo en Covid-19 la pasada semana, se perfila como la única baja obligada del Sevilla para el partido que disputará el próximo lunes en Vigo ante el Celta, que cerrará la trigésima jornada de la Liga. El entrenador del equipo andaluz, Julen Lopetegui, afronta una atípica preparación sin partidos intersemanales y después de disputar el pasado domingo su último encuentro, con victoria en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante el Atlético de Madrid (1-0), el calendario fijó el próximo para el lunes. Así, los sevillistas se ejercitaron ayer viernes en su ciudad deportiva y aún tendrá dos entrenamientos más antes de volar a Vigo en la tarde del domingo, informó el club en un comunicado. Lopetegui, que tras la victoria del domingo ante el Atlético dio dos días de descanso a sus futbolistas, prepara desde el miércoles el partido ante el Celta, al que llega el Sevilla como cuarto clasificado en la tabla con 58 puntos, a cinco del Real Madrid y a siete y ocho, respectivamente, de Barcelona y Atlético de Madrid. Por detrás, la distancia de la formación hispalense con sus perseguidores es de doce puntos, los que le saca a la Real Sociedad, Betis y Villarreal, los tres empatados a 46.

Hernández Hernández, en el Celta-Sevilla

Más de año y medio después de su última visita a Vigo, el canario Hernández Hernández volverá a Balaídos para arbitrar el lunes el Celta-Sevilla (21 horas). En el VAR actuará su compañero Jaime Latre. Con Hernández Hernández, el Celta ha obtenido 13 triunfos, 10 derrotas y 6 empates. El árbitro perteneciente al comité de Las Palmas dirigió en agosto de 2019 el Celta-Valencia.

Compartir el artículo

stats