06 de septiembre de 2020
06.09.2020
Faro de Vigo

Aspas salva un mediocre cierre de verano

El moañés iguala el marcador en un amistoso en el que el Sporting de Gijón se adelantó al Celta en el primer minuto tras un error defensivo

06.09.2020 | 02:07

Iago Aspas volvió al rescate de un Celta que ayer cerró la pretemporada con una mediocre actuación ante un Sporting de Gijón que en el primer minuto de juego aprovechó la endeblez defensiva del equipo de Óscar García para adelantarse en el marcador, mientras el entrenador céltico continúa reclamando cuatro fichajes en la columna vertebral del equipo para afrontar con garantías una temporada que echa andar el sábado que viene para los célticos en Ipurua.

Como casi siempre en los últimos tiempos, el delantero de Moaña resolvió de forma magistral una ocasión para empatar un partido en el que regresó Denis Suárez tras dos meses de baja por lesión y en el que Emre Mor dispuso de todo el segundo tiempo para demostrar su compromiso con el equipo en el que quiere continuar un año más. Ahora, la última palabra sobre el futuro del turcodanés la tiene el entrenador catalán, que reclama al club la llegada de un portero, un defensa central, un centrocampista y un delantero. Por lo ofrecido ante Oviedo, (2-2), Lugo (2-0) y el Sporting, el Celta necesita mejorar en todas sus líneas si no quiere verse envuelto en problemas clasificatorios por tercer año consecutivo.

Ayer, como casi siempre, Aspas apareció para dejar en tablas un partido que el Celta arrancó con la misma falta de intensidad que le llevó a bordear el abismo en julio. El Sporting aprovechó la defensa adelantada del Celta para colgar un balón a su delantero Álvaro Vázquez, que se plantó con ventaja ante Iván Villar y superó al portero de Aldán por alto. La zaga, formada por Mallo, Aidoo, Fontán y Juncà cometió muchas imprecisiones que el rival no supo aprovechar para aumentar la ventaja en el marcador que Aspas igualó en el minuto 18, tras un robo de balón en el centro del campo que los rivales reclamaron como falta. El balón le llegó a Aspas, que encaró a los centrales y desde fuera del área engañó al vigués Diego Mariño con un lanzamiento esquinado.

El moañés, ayer, encontró pocos socios, pues Nolito buscó espacios interiores y Óscar García apostó de inicio por Denis Suárez y dejó en el banquillo a Mor. Con el salcedense en acción, no hubo noticias de Baeza, salvo un disparo que se marchó alto, mientras que Brais Méndez mostró dinamismo, como también un Renato Tapia que lució más en la contención.

No mejoró la imagen de los célticos con la aparición de Mina, Araújo y Mor, primero, y después de Olaza, Gabri Veiga, Kevin, Vadillo y Miguel Rodríguez. La prueba es que el turcodanés saldó sus dos primeras acciones cometiendo falta.

Denis Suárez estuvo a punto de marcar de falta directa, primero, y después tras una acción de Mor. E Iván Villar detuvo con apuros un libre directo del Sporting, que ayer puso en evidencia las carencias de un Celta que volvió a salvar Aspas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook