28 de enero de 2019
28.01.2019

Mouriño admite que teme el pago de la cláusula de tres jugadores

El presidente del Celta, Carlos Mouriño, también ha admitido que Sergio León es uno de los nombres que se barajan para la delantera

28.01.2019 | 18:52

El presidente del Celta, Carlos Mouriño, ha ratificado a Miguel Cardoso como entrenador del primer equipo, aunque sin garantizar su continuidad más allá del partido contra el Sevilla. El mandatario ha pedido unión para afrontar una situación "más delicada que difícil". Ha mostrado su preocupación por la posibilidad de que se paguen las cláusulas de tres jugadores (Maxi, Brais y aunque no lo citó, seguramente Lobotka), y ha confirmado que la dirección deportiva trabaja en el fichaje de un lateral izquierdo y un atacante.

Mouriño compareció en el salón regio de la sede para realizar un "resumen de la parte deportiva del Real Club Celta esta temporada. No podemos negar que estamos en una situación delicada, que nos lleva a tener algo de preocupación. Pero que creemos que podemos revertir. Hemos estado otras veces y siempre le hemos dado la vuelta. Esta no va a ser la excepción".

"El club que siempre ha pasado muchísimas dificultades y las ha ido superando. A final de temporada haremos una amplia autocrítica", anuncia. "Pero también tenemos la confianza de que ese examen nos servirá para la próxima temporada. De nada nos servirá si nos obcecamos en esta. Estamos buscando soluciones".

"Siempre he dicho que prefería diez años de mucha tranquilidad que un año de UEFA. Ese objetivo nos ha llevado a la segunda vez que más temporadas seguidas llevamos en Primera, quitando los años cuarenta. No debe ser un motivo de conformismo. Pero sí la seguridad de que si durante siete años lo hemos conseguido, no tenemos que pensar que este año no va a ser lo mismo", declara Mouriño.

"No nos va a faltar la decisión. Todos en el club estamos tremendamente unidos y nos da fuerza para transmitírsela a los jugadores y la afición.

Podemos conseguir el objetivo de la permanencia. Hemos cometido fallos pero todavía lo tenemos al alcance de la mano si precisamente todos nos damos la mano para salir adelante", arenga Mouriño en dirección a la afición y el vestuario.

La continuidad de Cardoso, a la espera de Sevilla

Mouriño admite: "Estamos buscando fichajes. No es el mejor mercado. Es un mercado complicado. Los jugadores de cierto nombre o seguridad están jugando. Es dificilísimo que los dejen libres. Otra opción es traer chicos que no estén haciendo grandes temporada por un motivo determinado y que pensemos que nos pueden aportar. Es complicado. No es que lo hayamos dilatado en el tiempo".

"Ha habido cosas que nos han sacado del rumbo, muchos problemas", anticipa el presidente del Celta. "Hemos tenido muchas ofertas tanto en verano como en el último mes. No es justificación. Algo hicimos mal. Pero quiero explicarlo. Puede ser que haya sacado a algunos chicos del terreno de juego para pensar en la posibilidad de salir. Como ha sido a tantos, puede ayudar a estar un poco más desconcentrados. No veo a los chicos con falta de actitud. Cada uno tiene sus características. A algunos no podemos pedirle más físico, pero sí jugar, hacer goles...".

"El fútbol es muy cambiante y hay muchas circunstancias que se analizan a la hora de dar confianza a un entrenador. Está en el momento de que tiene toda la confianza", comenta sobre la situación de Miguel Cardoso.

Le preguntan por las crítica de Hugo Mallo a la conclusión del partido de Valladolid, criticando la actitud de algunos compañeros. "Nosotros tenemos una norma, no de los jugadores, sino nuestra: no hacemos los análisis del partido hasta el día siguiente. Sabemos que en caliente nos podemos equivocar. Creo que Hugo no se refería a la falta de actitud, sino a ese trabajo colectivo", indica Mouriño, que advierte: "Confío mucho en Hugo, es nuestro capitán. Si tiene que dar alguna aclaración a algún jugador, lo hará porque lo hace siempre. Es uno de nuestros estandartes. Es un gran capitán y un gran motivador".

Mouriño no se compromete a mantener a Cardoso independientemente de lo que suceda ante el Sevilla: "Yo no puedo hacer ese tipo de compromiso. Es un proceso. No puedo asegurar que quede o no. Puedo asegurar que mientras esté tendrá nuestra máxima confianza".

En su diagnóstico incluye: "Yo soy el máximo responsable del club y por tanto asumo toda la responsabilidad. Sí es cierto que hubo una serie de cosas no relacionadas con el fútbol pero sí relacionadas con jugadores que nos han podido pasar factura en cuanto a estar un poco descentrados: caso de Radoja, caso de Emre, caso de jugadores que han recibido ofertas... Puede pesar para que no estén pensando en fútbol, sino en cosas accesorias. Son humanos. Todos quieren jugar en un equipo mejor, ganar más y nosotros no podemos, tenemos un límite".

Habla de la cuestión económica, con sus proyectos empresariales como telón de fondo: "Cuando he dicho que el Celta tiene que buscar ingresos atípicos, es para poder alcanzar a los equipos que están por encima en presupuesto. El Espanyol tiene seis millones más que nosotros en plantilla. Seis millones se notan un montonal. Con ingresos de televisión y recursos jamás podremos alcanzar al Espanyol, por citar uno y podríamos citar a muchos".

Política de fichajes


"La política de fichajes no ha sido mala. La prueba está en la cantidad de jugadores que se quieren llevar. Tenemos que convencer al jugador y al representante para que se queden. No creo que sea una mala política de fichajes. Hoy apareció uno. Se nos quieren llevar a cinco jugadores para ya, en cuatro días. Creo que esto ha afectado a los jugadores, pero sin ninguna disculpa", se defiende. "Sabemos que no hemos planificado excesivamente bien porque si no, no estaríamos dónde estamos. Para los equipos grandes o pequeños es muy difícil acertar en todos los fichajes. Para los pequeños, no acertar en dos o tres fichajes supone un hándicap mucho mayor".

Habla de fichajes: "De incorporaciones siempre estamos abiertos a traer las máximas posibles. No es un problema inmediato nuestro que tengamos. Pero es un mercado complicadísimo. Llevamos trabajando desde hace meses y no lo hemos podido completar con resultados. Estamos buscando un lateral zurdo y una persona de ataque, que pueda ocupar varias posiciones. Son nuestras prioridades. Si surge alguna oportunidad, lo haríamos".

Del caso contrario revela: "No prevemos muchas bajas. El mercado está a punto de cerrarse. Aparte de esas ofertas mareantes por jugadores claves, podemos citar a alguno que no es titular indiscutible, pero tampoco consideramos que sea el momento adecuado".

La cesión de Mazan está a punto de hacerse oficial: "Estamos esperando que nos devuelvan el contrato; podemos mandar a Hjulsegar; Cabral tiene ofertas. Pero en este momento solo pensamos en las entradas".

También admite ofertas mareantes: "No solo Brais y Maxi. Tenemos el temor de que puedan pagar la cláusula de alguno más. Es una situación deportiva y extradeportiva que nos causa inquietud. Con tres jugadores están negociando para pagar la cláusula. No tenemos forma de parar eso. Pero ninguno se irá por menos de la cláusula".

Detalla la situación del Toro Fernández: "Vino, firmamos contrato, pasó reconocimiento médico€ Pero no lo decimos porque puede pasar algo en el camino. Cuando recibamos lo contratos debidamente firmados de Uruguay será cuando lo comuniquemos".

Niega cualquier posibilidad de fichar a Denis Suárez: "Denis no es una opción. Nos gustaría tenerlo y recuperar a algunos jugadores más que salieron de aquí. Pero tenemos que ser tremendamente realistas. El jugador que más cobra, nuestra máxima estrella, no puede compararse con lo que cobra Denis. No podemos traerlo. Tenemos una contención para crecer sobre bases sólidas, sin que la arena se mueva bajo nuestros pies. Podríamos pagar algún traspaso, pero sería una locura en el gallinero. Debemos tener tranquilidad. Debemos solucionar esa dificultad con trabajo y esfuerzo, no con dinero; eso nos condenaría".

No se arrepiente de haber fichado a Mohamed, ni tras las constantes críticas que el técnico está realizando desde Argentina: "Hicimos una apuesta correcta. Era un entrenador exitoso. Le gustaba practicar el fútbol que nosotros practicábamos. Cuando analizamos los entrenadores, por supuesto que estamos viendo entrenadores, como estamos viendo jugadores permanentemente. Es nuestro trabajo y debemos tenerlo adelantado. Pero es muy difícil encontrar un entrenador que no haya sido echado de algún equipo. Muchos tienen éxito después de haber sido echados de cuatro o cinco equipos y al revés. Es una conjunción de cosas, a veces se da y a veces no. Cuando traes a un entrenador o a un jugador crees que es el mejor que te ofrecer el mercado".

Diferente situación a la de los descensos de años pasados

Si compara con los dos anteriores descensos, asegura: "Yo creo que el vestuario es sano. Es la ventaja que veo con respecto a esas situaciones. No veo diferencias grandes en el vestuario. La declaración de Hugo, la primera, es después de haber sufrido un bajón importante en un partido. No hay encono en el vestuario. Pongo el ejemplo con Emre, que es un chaval cojonudo, que no se mete con nadie. Es muy buena persona. Pero que en este momento no está pensando en que su futuro es el fútbol y que debe jugar al fútbol. No hay mal vestuario".

Niega que ya se hayan producido contactos con entrenadores como Míchel y Escribá: "Nadie podrá decir que nos hemos puesto en contacto con ningún entrenador. Tenemos una lista. Pero ningún entrenador o agente podrá decir que nos hemos puesto en contacto con ellos".

Razona porque Cardoso continúa: "Ni un solo jugador nos ha dicho que no confía en el mister. Todos están con él. Que cuente con el respaldo de los jugadores es una parte importante. Vamos a ver si sus conocimientos le entran a los jugadores".

También detalla por qué el Celta no debe moverse de su marco económico: "Le dedicamos el 71 por ciento del presupuesto a la primera plantilla. En esos ratios estamos. A los clubes con mayores ingresos la Liga les permite mayor gasto en los jugadores; no es por lo que tú generes, sino por lo que tú recaudas. Hacia eso se va". Y no ve posible subir los 51 millones de tope salarial marcados en el inicio de la temporada: "Ya no lo puedes aumentar. Tienes que justificarle a la Liga en qué te basas para que te permitan ese aumento o no".

Reconoce que Sergio León es uno de los nombres que figuran en la agenda de la dirección deportiva: "Hay una serie de jugadores que le estamos dando seguimiento y negociaciones abiertas. Puede estar su nombre como el de otros diez jugadores. Está en la etapa de consulta y preguntas, si está dispuesto a venir, qué cantidades querría... Como otros muchos".

"Operación muy negativa. No podemos negarlo", resume sobre Emre Mor. "La valoración definitiva se hará cuando el jugador no esté con nosotros. Yo creo que es difícil que le rescindamos el contrato. Es una inversión nuestra y tenemos la posibilidad de recuperarla. Pero todo tiene un límite".

Y habla del lujo que supone tener a Radoja en la grada: "Es más importante darle la oportunidad a un jugador como Beltrán, que tiene un contrato de cinco años, que a uno que sabes que se va a ir. A veces aciertas y así no. En el análisis creemos que se ha hecho perfectamente lo correcto".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook