El sector bateeiro prepara otra batalla en la "guerra de la mejilla"

Los mejilloneros deciden esta tarde qué medidas de acción emprender

Algunas zonas del litoral atlántico repletas de bateeiros en busca de la cría que necesitan conseguir para encordar sus viveros.

Algunas zonas del litoral atlántico repletas de bateeiros en busca de la cría que necesitan conseguir para encordar sus viveros. / M. MENDEZ

Manuel Méndez

Manuel Méndez

Los mejilloneros gallegos ya no van a dar más margen de confianza a la Consellería do Mar. Dicen sentirse engañados, “una vez más”, y anuncian medidas de presión contundentes que, a buen seguro, se prolongarán hasta las elecciones municipales, salvo que el problema de fondo no se solucione antes.

No es otro que el relacionado con la campaña de la mejilla, es decir, el proceso de recolección de la cría o semilla que necesitan para encordar sus bateas y, dentro de aproximadamente un año, disponer de mejillón comercial.

Esta temporada, como se explicó en FARO DE VIGO en las últimas semanas, empezó mal, incluso con más polémica de la que había cuando terminó la anterior. Y todo parece indicar que las cosas irán a peor, ya que el sector se queja de la escasez y debilidad de mejilla.

Por eso los bateeiros piden que se levante el veto establecido hace ya un año por la Consellería do Mar, cuando decidió establecer zonas de exclusión en las que se prohibe recoger mejilla para así dejar crecer al percebe.

"Ni siquiera hay percebe"

Lo que sucede es que “algunas de esas zonas ni siquiera tienen percebe, y sin embargo, no podemos acudir a ellas”, aducen. A lo que se suma el hecho de que “en las demás zonas apenas hay mejilla, por lo que tenemos que estar decenas de bateeiros agolpados en las mismas piedras, arriesgando nuestras vidas para conseguir una cría de escasa calidad”.

"Nos vamos a matar", claman los bateeiros que recogen mejilla

Manuel Méndez

Estos son los argumentos principales que llevan al sector acuicultor a citarse esta tarde en la Casa da Cultura de Boiro, en el Parque da Cachada.

Solo directivos

Será allí donde se verán las caras los directivos de todas las entidades bateeiras de Galicia, para concretar las acciones de presión a emprender.

Acciones que van a llevarse a cabo “sí o sí”, avanzaban ayer algunos de los dirigentes, por lo que se trata de “cerrar filas para desplegar estas medidas de presión de la forma lo más coordinada posible”.

La intención es reunir a las directivas de las asociaciones bateeiras –a razón de un máximo de diez por cada una– “para dejar claro que estemos todos en el mismo barco y ponernos de acuerdo en las acciones a emprender”.

Protestas que, si es necesario, se intensificarán durante la campaña electoral, tal y como se había advertido en FARO hace meses.

"Roza el absurdo"

“La situación actual roza el absurdo y es necesario adoptar medidas cuanto antes”, espeta Alejandro Tubío, presidente de la Federación de Asociaciones de Mejilloneros de Arosa Norte (FARN), que figura como entidad convocante.

La Consellería do Mar es plenamente consciente de que metió la pata y generó un enorme problema donde no lo había

Tanto él como otros dirigentes reflexionan sobre la situación diciendo que “hace un año que la Xunta creó zonas en las que nos prohiben extraer mejilla; y también hace un año que admitió que se equivocó al trazar muchas de ellas, ya que no tienen percebe que proteger”.

Promesas anteriores

Sin embargo, “esas zonas siguen cerradas”, espeta el sector antes de recordar que “se decidió aplazar la campaña desde el 1 de diciembre al 9 de enero con el compromiso de abrir esas nuevas zonas”.

Así se juegan la vida los bateeiros cuando recogen mejilla en el litoral atlántico

Manuel Méndez

Pero no fue así, por lo que “en una reunión posterior la Consellería prometió abrirlas a finales de enero, y tampoco lo hizo”.

Razón por la cual “Mar nos ha abocado a esta situación crítica en la que nos encontramos y nos obliga a reaccionar de una vez por todas”, advierten los dirigentes bateeiros consultados.

Los mismos que insisten en que “las bateas están mal cubiertas –sin semilla suficiente– y tampoco hay cría en las piedras, por lo que este año va a ser nefasto para todos”.

“Enorme problema”

A lo que añaden que “la Xunta parece no ser verdaderamente consciente del enorme problema que ha generado”.

Aunque no todos piensan lo mismo, ya que hay mejilloneros convencidos de que “la Consellería do Mar es plenamente consciente de que metió la pata y generó un enorme problema donde no lo había; lo que sucede es que se ha complicado tanto la situación que ahora no sabe cómo darle solución”.

Así se realiza el encordado mecánico de la mejilla

Manuel Méndez

Los que así opinan sugieren que “marcaron zonas tan absurdas para contentar a algunas cofradías y agrupaciones de percebeiros que ahora no saben cómo quitárselas”.

Un “sinsentido” que va a hacer, a juicio de los bateeiros, que la Consellería do Mar “acabe mal tanto con nosotros como con las propias cofradías de pescadores”.

Debate en el Parlamento

El BNG se hizo eco de la preocupante situación expuesta por FARO DE VIGO en las últimas semanas referida a la aglomeración de bateeiros tratando de recoger mejilla en rocas como las de Louro, en la boca de la ría de Muros-Noia.

Los nacionalistas alertan del riesgo que esto entraña y del problema que lo origina, como es la escasez de cría en las rocas al litoral atlántico y la decisión de limitarlas tomada por la Consellería do Mar.

Es por ello que, al igual que hicieron en su momento los socialistas, presentaron diversas iniciativas parlamentarias.

Exigen la apertura inmediata

Entre ellas una Proposición no de Ley en la que se insta a la Xunta a abrir sin más dilación las zonas de extracción anunciadas por la Consellería en abril de 2022.

Del mismo modo, el BNG demanda que se retomen hasta llegar a acuerdo las reuniones del grupo de trabajo constituido en 2020, con participación de la propia Xunta, bateeiros y percebeiros.

Mar nos ha abocado a esta situación crítica en la que nos encontramos y nos obliga a reaccionar de una vez por todas

La finalidad de esa comisión no era otra que, precisamente, alcanzar el entendimiento entre las partes, para así establecer una normativa definitiva que regule la actividad extractiva de la cría sin que los bateeiros se sientan perseguidos por la Administración o los percebeiros.

"Inconcebible"

Esgrime el Bloque que, un año después de que estallara la polémica por la introducción de zonas vetadas a los bateeiros, “es inconcebible que no se procediera aún a autorizar la apertura de zonas de extracción de mejilla en las que no hay percebe, tal y como indican los informes de la propia Consellería”. 

Y advierte este grupo de que, de no hacerlo cuanto antes, “la situación va a seguir empeorando”.

Suscríbete para seguir leyendo